Skip to Content

CC posts

El próximo Volkswagen CC costará 50.000€

Categorías: Volkswagen, Sedanes, berlinas, segmento D



La semana que viene veremos en Ginebra el concepto de la nueva generación del Volkswagen CC, que quién sabe si además contará con un nuevo nombre comercial. El sedán de techo bajo y líneas deportivas, que compartirá plataforma modular transversal con casi todo el resto de modelos de la familia Volkswagen, buscará, como ya te adelantamos el otro día, situarse un peldaño por encima en cuanto a precio respecto a donde militaba hasta ahora el CC.

El objetivo es crear un producto que se alimente de clientes del apartado premium del segmento D, robando ventas al BMW Serie 3 y al Serie 4 Gran Coupe entre otros. Para ello, el coche se separará del Passat, con una identidad propia, un interior propio y una oferta mecánica más ambiciosa.

Y todo para justificar colocarlo en los 50.000€ (palabra de Volkswagen esta mañana). ¿Por qué? Pues porque ahora mismo hay demasiado salto entre el Passat convencional (29.000€) y el Phaeton (80.000€ redondeando) con el CC en los 35.000€. Limitar el nuevo CC a motores "gordos" y hacer de él un producto más premium buscará convertirlo en un producto "halo" con el que subir el valor de marca de Volkswagen. ¿Funcionará el invento?

Lo cierto es que Volkswagen necesita que sea así. La nueva estrategia de ganar más con cada coche vendido para incrementar el margen operativo (que es muy escaso ahora mismo, con un 1% sobre la facturación) es vital, y para lograrla no sólo se van a extinguir los Scirocco o EOS, sino que se necesitaba de coches como el CC, que al final podrían aportar más ganancias por euro facturado.

Los dos primeros bocetos del sucesor del CC, que se verá en Ginebra

Categorías: Volkswagen, Salón del Automóvil de Ginebra, Conceptuales, Sedanes, berlinas, segmento D, Deportivos



Con casi toda la gama convertida ya a la plataforma modular de motor transversal, Volkswagen sigue trabajando sin descanso para actualizar su oferta de productos. En Ginebra veremos restyling para el Sharan, nueva generación para el Touran, y también veremos un modelo "conceptual". Lo de conceptual va entre comillas pues será un coche muy cercano al modelo de producción que relevará en la gama al actual CC.

La idea, la receta si quieres, para este modelo seguirá siendo la misma: un sedán de techo bajo, línea acuñada hacia delante y cuatro puertas. La fórmula funcionó muy bien en la primera generación como "rival económico del CLS", aunque el restyling acabara cargándose parte de la identidad del frontal.

A tenor de lo que vemos en el boceto, Volkswagen dejará al CC ganar algo de la personalidad perdida, y diferenciarse un poco del Passat actual, para buscar su propio hueco comercial.

Primeros teasers del CC pequeño de Volkswagen

Categorías: Volkswagen, Cupés, Compactos segmento C, Salón del Automóvil de Pekín



Seguro que no te pillará por sorpresa la idea de un Jetta CC... y es que Volkswagen ya había dejado caer hace tiempo que la fórmula vista en el Passat CC podría tener un hueco en su gama, cobrando más sentido si cabe ahora que el Mercedes CLA está jugando sólo.

El caso es que no conocemos fechas posibles para su lanzamiento pero al menos viendo los teasers parece que están trabajando en ese hipotético coupé de cuatro puertas. El concepto derivado de todo esto estará presente en el Salón del Automóvil de Pekín y, viendo los dibujos, bien podríamos pensar que será el encargado de "cargarse" al Jetta convencional.

Teniendo en cuenta la escasa distancia en precio existente entre los Jetta y Passat, el pequeño está condenado a un éxito moderado en mercados como el europeo. Ofrecer un producto distinto y diferenciado seguro que le permitirá captar la atención de los usuarios, algo que en la gama Mercedes estamos viendo con éxito y se ha comprobado que CLA y Clase C son perfectamente complementarios.

El Passat CC de próxima generación tendrá variante Shooting Brake

Categorías: Volkswagen, Segmento E grandes y lujosos



¿Por qué nació el Passat CC? Porque a los directivos de Volkswagen les enamoró el concepto del Mercedes-Benz CLS y lo quisieron ofrecer a precios más humildes. Así nos lo reconocieron sus creadores cuando el coche estaba a punto de llegar al mercado.

Y claro, ahora que el CLS tiene variante Shooting Brake, y la gente la aclama, parece que Volkswagen, según informa Autocar, está dispuesta a darle también una versión de carrocería familiar a su Passat más estilizado.

La nueva generación del CC debería llegar allá por 2015, sentada en la nueva plataforma modular de la casa, y situada un poquito más por encima de donde se encuentra la actual, alargando su longitud hasta los 4,9 metros, y sirviendo de escalón intermedio entre Passat y Phaeton.

El uso de este sistema modular de producción permitirá a Volkswagen experimentos como este, desarrollando coches de nicho a partir de órganos comunes sin necesidad de amortizarlos en centenares de miles de unidades para que sean rentables.

Volkswagen añade una versión de acceso a la gama CC

Categorías: Volkswagen, Cupés, Sedanes, berlinas, segmento D


Haz clic en la imagen para saltar a la galería

Volkswagen acaba de anunciar el lanzamiento en España de un nuevo nivel de terminación más sencillo para el CC. Se trata del acabado Advance, exclusivo para el motor 2.0 TDI de 140 CV con el paquete BlueMotion Technology y que se convierte en la opción más asequible de la gama.

La firma alemana propone esta nueva versión desde 31.240 €, si bien gracias al Plan PIVE y al descuento por financiar con la marca se puede conseguir desde 26.800 €. El CC Advance incluye de serie el ESP, TCS, ABS, EBD, faros bi-xenón, luces diurnas por LEDS, lavafaros, llantas de aleación de 17 pulgadas, ordenador de viaje, control de velocidad, climatizador dual, radio CD MP3, lector de tarjetas SD, etc.

La nueva versión presenta un nivel de prestaciones razonables y un consumo contenido, como muestran sus 4,6 L/100 y los 120 g/km de CO2. El cambio en este caso es exclusivamente manual de seis velocidades.



Volkswagen España lanza el Passat R-Line

Categorías: Volkswagen, Tuning y preparaciones, Cupés, Sedanes, berlinas, segmento D


Haz clic en la imagen para saltar a la galería

La familia del Passat se enriquce en estos días con la llegada de las versiones R-Line. Volkswagen España ha comunicado que el nivel de equipamiento también estará disponible para los CC, el coupé de cuatro puertas y diseño dinámico. Para aquellos que buscan la máxima versatilidad tendrán en el Passat Variant la mejor opción.

Las versiones R-Line incluyen de serie el paquete deportivo exterior (extensión de paragolpes, faldones laterales, spoiler posterior y llantas de aleación de 17 pulgadas), suspensión específica más dura y con altua rebajada, difusor posterior de nuevo diseño y las barras de techo plateadas en el caso de los Variant. En el interior aparecen molduras plateadas, el logo R-Line en los apoyacabezas, pedales de aluminio, apliques de titanio en el salpicadero, y el volante deportivo con mandos de la radio. Tanto el tapizado como los asientos también son específicos de esta versión.

Volkswagen Passat: Adiós 1.8 TSI; hola 1.4 TSI

Categorías: Volkswagen, Sedanes, berlinas, segmento D, Familiares



La filial española de Volkswagen ha realizado algunas modificaciones en la gama de los Passat, Passat Variant y CC para nuestro mercado. El conocido motor 1.8 TSI de 160 CV desaparece y desde este mes de noviembre tomará su lugar el pequeño 1.4 TSI de idéntica potencia.

Con el cambio de bloque en los Passat y CC, Volkswagen consigue reducir el nivel de emisiones hasta los 149 g/km de CO2 mientras que el consumo medio se queda en los 5,2 L/100. Este motor se puede elegir tanto con el cambio manual de seis velocidades como con el estupendo secuencial de doble DSG y siete velocidades. Las prestaciones declaradas por el fabricante indican una velocidad máxima de 220 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos (datos para el Passat sedán).

Prueba Volkswagen CC 1.8 TSI 160 CV DSG: Conclusión

Categorías: Volkswagen


Haz clic en la imagen para saltar a la galería


No te voy a engañar. El CC me ha gustado y mucho. Frente al aburrido Passat convencional añade un toque dinámico y elegante que le sienta de maravilla, y si lo enfrentamos al resto de productos del segmento D, hay pocas opciones tan diferenciadas en diseño. Quizás los Opel Insignia y Kia Optima sean los únicos que puedan presumir, con permiso también del Mazda6, de ese aire diferente que deja el clásico diseño sedán en el olvido.

Por calidad de terminación también hay que reconocerle los méritos, si bien el diseño interior debería haberse cuidado algo más para distanciarlo del Passat. Aun así, pocas pegas adicionales podemos ponerle. Lo que tiene difícil arreglo es el acceso a las plazas posteriores, condicionado por la caída de techo y las formas de las puertas. Si eres ágil, no será un gran problema pero en caso contrario terminarás algo cansado de golpear la cabeza con el marco superior.

VIRTUDES
  • Calidad de acabado
  • Relación prestaciones-consumos
  • Caja DSG sensacional
DEFECTOS
  • Relación precio-equipamiento
  • Acceso a plazas posteriores
  • Quinta plaza opcional
El motor de acceso a la gama, con sus 160 CV, asegura un nivel de prestaciones más que digno en estos tiempos en los que los radares han plagado las carreteras españolas. En combinación con el cambio DSG se convierte en una de las opciones más coherentes de la gama, si bien el 2.0 TDI de 170 CV con la misma caja también es todo un caramelo. Eso sí, si no haces muchos kilómetros es absurdo optar por un diésel.

El precio es elevado, pero lo justifica con un equipamiento razonable. Aunque no sea de manera oficial, sabemos que en los concesionarios hay descuentos importantes que reducen bastante los precios finales por lo que al final no queda tan lejos de lo que podrías pagar por un Opel Insignia equivalente en potencia y equipamiento. La decisión, como siempre, es tuya.




Prueba Volkswagen CC 1.8 TSI 160 CV DSG: Al volante

Categorías: Volkswagen


Haz clic en la imagen para saltar a la galería


Tengo que reconocer que cuando fui a recoger el nuevo CC pensaba que estaría asociado al motor 2.0 TDI. En este segmento se llevan la mayor parte de las ventas por lo que casi lo daba por seguro. Sin embargo al recibir las llaves comprobé cómo en la etiqueta identificativa aparecían las siglas TSI... Siendo sincero, lo primero que pensé fue ¡me voy a tirar la semana en la gasolinera!

La oferta del actual CC es muy limitada en nuestro país, con sólo cuatro opciones mecánicas: 1.8 TSI de 160 CV, 2.0 TSI con 210 CV y el 2.0 TDI CR en dos variantes, con 140 y 170 CV. En todos los casos es posible optar por la caja secuencial de doble embrague DSG, una opción que cómo ya te hemos mencionado en ocasiones anteriores es muy recomendable.



Motor suficiente

El cambio DSG es, como siempre, una opción muy aconsejable

La unidad que he podido probar estaba asociada al motor 1.8 TSI de 160 CV y al cambio DSG. Es una combinación muy interesante que sorprenderá al usuario una vez haya convivido con ella. Del miedo inicial que tenía ante los posibles consumos elevados pasé al convencimiento de que los diésel cada vez son menos interesantes, al menos habiendo opciones tan equilibradas como esta.

Lo primero que descubres nada más arrancar es que tras la explosión inicial llega la calma absoluta. Para percatarte de que efectivamente está encendido deberás fijarte en el tacómetro. Ni ruido ni vibración alguna llegan al interior y ni siquiera con la puerta abierta es perceptible.

Tras colocar el asiento y los espejos, inserto la D y presiono la tecla que desconecta el freno de estacionamiento. Los primeros compases son suaves. La transmisión DSG realiza los cambios con una dulzura y suavidad exquisitas. Pese a que las ventanillas no tienen marco, el aislamiento con el resto de tráfico es muy bueno y no se cuela el caótico entorno que mis ojos sí son capaces de captar.



Para comprobar qué tal se mueve, en la incorporación a la autopista presiono el acelerador a tope y el DSG baja inmediatamente dos velocidades para aumentar el ritmo. No me quedo pegado al asiento, pero empuja con ganas y enseguida logro alcanzar el crucero máximo permitido. Sin darme casi cuenta la transmisión había pasado de tercera a séptima y el régimen de giro se había estabilizado ligeramente encima de las 2.200 rpm.

Además de silencioso y agradable, el motor 1.8 TSI brinda al conductor un buen nivel de prestaciones

Van pasando los kilómetros y lo que más me llama la atención es el silencio. No hay ruidos aerodinámicos ni de rodadura y la sensación a sus mandos es similar a la que puedas percibir en un alto de gama...hasta que el asfalto se rompe un poco y entonces los neumáticos se sientes algo más de la cuenta. No es que sea un ruido elevado, es que al ser tan silencioso en el resto de apartados se hace más perceptible.

Viendo que en modo normal todo va estupendamente, paso al modo "S". Nada más situar la palanca, la caja de cambios reduce una velocidad y eso que no estoy demandando potencia. La electrónica ha entendido que si la he situado ahí será por un inminente cambio de ritmo o forma de conducir. De no hacerlo regresará de nuevo a la última velocidad a la espera de nuevas órdenes. Y es en ese momento cuando de nuevo piso a fondo y baja automáticamente tres velocidades. Aquí se he notado menos suavidad en la transición, algo que se entremezcla con el aumento en el empuje. He paso de 100 a 140 km/h en muy poco espacio y tiempo, y los 160 CV se siente que están ahí. Desconozco si esta unidad en concreto habrá dado más potencia de la homologada en algún banco, pero por sensaciones sí que lo parece.



Tras más de 1.700 km a sus mandos el motor me convence, no sólo por la finura con la que trabaja sino también por lo poco que consume. A velocidades de crucero legales por autopista (120-130 km/h de marcador) la cifra obtenida fue de 6,7 L/100. En carreteras secundarias los números bajaron hasta los 6,0 L/100 y, ya en ciudad, dependiendo del tráfico es fácil oscilar entre los 9,0 y 11,0 L/100. Como ves son cifras muy asumibles para un vehículo de este tamaño y peso. Si lo que quieres es jugar con él y aprovechar al máximo sus posibilidades, entonces el gasto se dispara más allá de los 16,0 L/100.

COMPORTAMIENTO

Todos los CC que podrás encontrar en los concesionarios españoles están asociados a la suspensión deportiva. Si bien esto en un modelo de SEAT significa una dureza importante, en Volkswagen no lo es tanto, logrando un buen compromiso entre estabilidad y confort. Además la unidad probada contaba con la suspensión adaptativa DCC y las llantas de aleación de 18 pulgadas opcionales. Todo ello condiciona en cierto modo las reacciones.

Ciudad:

Si el motor es un excelente compañero por la suavidad con la que trabaja, el DSG aquí tampoco se queda corto. Sólo se le puede criticar que sea algo lento en las maniobras de aparcamiento, pero al contrario de lo que me ha sucedido en otras unidades con esta caja, en este se pueden calcular muy bien los movimientos jugando con el acelerador. Esto que puede parecer algo anecdótico es importante ya que el nerviosismo en la respuesta de otras cajas puede provocar que aceleres más de la cuenta y termines tocando con lo que haya en los extremos (una pared, un coche, etc.).

Para este tipo de vía lo más aconsejable, en caso de optar por la suspensión DCC, es seleccionar el modo "Comfort". La suspensión reduce la tensión en los muelles permitiendo mayores oscilaciones y superando los badenes y otras irregularidades de manera más suave -tampoco vas entre algodones- mientras que la dirección presenta una menor asistencia.



Carretera:

A sus mandos no enamora ni resulta divertido, pero sí seguro y cómodo

Para controlar los movimientos de la carrocería lo más indicado es seleccionar el modo Normal o Dinámico dependiendo del tipo de conducción que quieras realizar. En el primero de ellos la suspensión contiene los balanceos, si bien deja una pequeña oscilación para que no se sienta cierta sequedad de movimientos. La dirección cumple bien por el grado de asistencia, pero no se puede decir que sea comunicativa. Esto es algo que pasa mucho en los Audi y VW. Se conducen bien, pero te aíslan en exceso de lo que sucede entre las ruedas y el asfalto.

En el caso de que la conducción sea más agresiva, el modo dinámico hará que los giros sean casi planos y la dirección se muestre más dura, obligando a realizar más fuerza sobre ella para dibujar los giros. Con esta configuración los pasajeros serán más conscientes de todo tipo de movimientos y la capacidad para absorber las irregularidades se reduce notablemente, pero tampoco se puede considerar incómodo. Sí más seco.

Si lo que llegan son curvas entrelazadas, este CC se mueve relativamente bien. No puede disimular su tamaño y peso, entra muy bien en el giro pero una vez en pleno apoyo, el eje delantero toma excesivo protagonismo provocando el subviraje si la velocidad a la que vamos es elevada. En caso de que esto ocurra el control de estabilidad entrará en acción de manera discreta pero efectiva.

El problema principal de este coche es que va muy bien, pero le falta agilidad y carece de ese tacto deportivo que tanto gusta cuando la carretera sólo tiene giros. Para estos menesteres es mejor optar por un Ford Mondeo, un Mazda6 o un Renault Laguna 4Contro, todos ellos con un paso por curva más rápido. Es probable que su aspecto pueda inducir a la confusión y ante todo el CC es un coche cómodo.



Autopista/autovía
:

Este es el entorno más apropiado para el CC. Se puede rodar rápido de manera silenciosa y una elevada sensación de seguridad. Pisa con solidez y se conduce con facilidad, manteniendo la trazada marcada sin necesidad de corrección alguna.

El motor muestra fuerza suficiente para mantener ritmos muy por encima de los legales y a la hora de recuperar lo hace bien. No es un cohete, pero cumple con nota. En el trayecto habitual entre Madrid y Málaga decidí probar los tres modos de suspensión en este tipo de vía y lo cierto es que el Dinámico me parece algo incómodo al cabo de los kilómetros por la excesiva dureza de la dirección. El Confort por su parte se muestra agradable por suspensión pero no tanto por la mayor asistencia y sensibilidad que se percibe en el volante. Por tanto la opción que más me ha gustado es la Normal, combinando una suspensión suficientemente firme y cómoda, y un grado de asistencia correcto.




Prueba: Volkswagen CC 1.8 TSI 160 CV DSG

Categorías: Volkswagen


Haz clic en la imagen para saltar a la galería


¿Made in USA? No pero casi. Volkswagen ha adaptado la última renovación del CC a los gustos del público norteamericano y eso se nota en su aspecto, más conservador y elegante que el anterior modelo vendido como Passat CC. ¿Pierde en personalidad? Es probable, pero te aseguro que sigue siendo muy atractivo.

Con la llegada del primer Mercedes CLS el segmento de las berlinas grandes dejaba hueco a los nuevos coupé de cuatro puertas. En la actualidad hay varias opciones a la venta y en los próximos meses se seguirán sumando más alternativas, lo que indica que la firma alemana acertó en el experimento. Volkswagen no quiso quedarse fuera y lanzó el Passat CC, situado en un escalón inferior a medio camino entre los segmentos D y E, complementando al popular Passat "a secas" por arriba. Fue presentado por primera vez al público en el Salón del Automóvil de Detroit en enero de 2008 y su denominación "CC" quiere decir Comfort Coupé, es decir, coupé cómodo y confortable. La previsión inicial de ventas para este modelo durante todo el ciclo de vida, estimado en siete años, es de 300.000 unidades. De momento los países en los que mayor éxito ha cosechado son Alemania, Reino Unido y, gracias al restyling, también Estados Unidos.

De momento lo que te aconsejo es que leas la prueba al completo y compruebes las virtudes y defectos de este bonito y versátil coupé para unos, y estlizada berlina de elegante presencia para otros. Lo que te ya mismo te adelanto es que a pesar de ser la versión de acceso, tiene poco de básico.





Autoblog Español

Las más comentadas (últimos siete días)