Skip to Content

A4 posts

Audi lanza el A4 S-Line Edition

Categorías: Audi, Sedanes, berlinas, segmento D, Familiares



Desde esta semana se pueden adquirir en España los nuevos Audi A4 S-Line Edition. Con esta edición especial la firma de los cuatro aros espera aumentar las ventas de su berlina media, mejorando la relación precio-producto.

Tomando el relevo al anterior Advanced Edition, los S-Line Edition incluyen de serie el paquete deportivo exterior S-Line, llantas de aleación de 17 pulgadas "Dynamik", faros de xenón plus, lavafaros, luces diurnas y ópticas posteriores por LEDS, sensor de lluvia, encendido automático de luces, bluetooth, retrovisor interior fotosensible, control de velocidad de crucero, sensores de aparcamiento traseros y reposabrazos central delantero.

Nuevo motor 2.0 TDI 150 CV para los Audi A4, A5 y Q5

Categorías: Audi, Descapotables, Cupés, Sedanes, berlinas, segmento D, Deportivos, SUVs y todoterrenos


Haz clic en la imagen para saltar a la galería

Desde esta semana el motor 2.0 TDI CR de 143 CV dejará de estar disponible en las gamas A4, A5 y Q5. En su lugar Audi ha introducido la variante 2.0 TDI con 150 CV que ya llevan otros modelos del Grupo Volkswagen y que resulta más fino y agradable de usar.

Además del nuevo diésel, estos tres modelos también reciben una nueva versión del 2.0 TFSI con 225 CV. Está homologado para superar la normativa Euro VI. Según los datos que declara el fabricante, consume sólo 5,9 L/100 en ciclo combinado y emite 138 g/km de CO2. Se podrá combinar con cambio manual y automático, y sistema de tracción delantera o total.

Prueba Audi A4 Avant 2.0 TDI 163 CV Conclusión

Categorías: Audi, Pruebas, Familiares



Con este ligero restyling, el Audi A4 se mantiene en su posición de líder. Ofrece una excelente calidad en los acabados, espacio a bordo y un elevado confort, sin mermar el dinamismo de su comportamiento. Y aunque no sea el más dinámico de los premium, no tiene que temer a sus rivales de Munich y Stuttgart.

En cuanto a la versión de 163 CV, si bien es la más homogénea, no resulta la más agradable de todas. La culpa a la imposibilidad de optar por el cambio automático que eliminaría el único apartado que se debería mejorar en este coche, el cambio manual y lo que lleva asociado. Me explico, podemos poner en jaque al sistema Start/stop al ser más rápido que él: pisamos embrague, ponemos primera, soltamos embrague...y el sistema aún no arrancó del todo el motor y éste se apaga. Con un automático, no pasa. Vale, podríamos ir más lentos, pero es que las máquinas deben adaptarse a nosotros, no la inversa. Del mismo modo, el cambio automático filtra una parte de las vibraciones que nos llegan a través del pomo del cambio manual, porque el automático no lo tocamos. Y por último, debido a los desarrollos cortos de las primeras marchas "jugamos" demasiado con el pomo; en ciudad, el automático se impone.



La versión de 163 CV resulta atractiva y es la más homogénea, pero la política de gama de Audi la deja en una situación extraña en la que te dirigen al de 2.0 TDI 143 o al 2.0 TDI 177. En todo caso, nos quedamos con su elevado grado de confort con un cierto refinamiento (acabados, silencio a bordo), con su valor residual que se mantiene alto en el tiempo y su relación prestaciones/consumo. Para largos trayectos en familia es una opción muy recomendable.



Prueba Audi A4 Avant 2.0 TDI 163 CV Al volante

Categorías: Audi, Pruebas, Familiares



El 2.0 TDI eroga aquí 163 CV a 4.200 rpm y entrega un par máximo de 380 Nm desde 1.750 hasta 2.500 rpm. En canto a prestaciones, efectúa el 0 a 100 km/h en 8,7 segundos y anuncia una velocidad máxima de 216 km/h. Unas cifras honorables que se corresponden con el segmento en el que se mueve. Las recuperaciones son buenas con un 80-120 km/h en 6,8 segundos. No cabe duda, el éxito de este motor radica tanto en su entrega de par bajas revoluciones, es un motor muy flexible, como por su consumo contenido. Su media homologada es de 4,5 l/100 km, el consumo real durante la prueba (con toda clase de condiciones de tráfico -en ciudad y carretera- y climáticas) ha sido de 6,3 l/100 km. Una muy buena cifra que otorga una autonomía media de más de 800 km en carretera.

Es un motor que sube de vueltas apenas acariciamos el acelerador, raro en un diésel a la vez que positivo. Con un par motor tan abajo, las recuperaciones y aceleraciones que ofrece el A4 están en lo mejor del segmento. Sin embargo, con un motor que ofrece mucha garra como este, me ha resultado demasiado fácil tomar en defecto la motricidad del tren delantero; incluso sin quererlo. Al pasar sobre raíles, juntas de dilatación o pasos de zebra, el ESP entra en acción con una facilidad pasmosa. Sobre mojado, es aún peor. Ojo, es una situación que se da en ciudad al salir de los semáforos. De hecho, en motores con mucho par abajo asociados a cambios automáticos no es raro que el coche arranque muchas veces en segunda, reservando la primera para maniobras.

Al mismo tiempo es un motor refinado, en el que se aprecia el típico traqueteo de diésel sólo ralentí. Pero, al menos en esta unidad, las vibraciones eran excesivas en el volante, pomo de cambio y pedalier. A nivel acústico es un motor más bien silencioso, pero al cabo de muchos kilómetros acabamos notando las pequeñas vibraciones en el volante o en el pomo. En trayectos cortos no se aprecian mucho, es sobre todo en largos recorridos.



Toma las curvas con más vivacidad que en la anterior generación, la carrocería no se tumba tanto y si bien es subvirador, basta con cargar un poco el tren delantero en la frenada para que gire con gran precisión.

Equipado con uno de los sistemas Start/stop más suaves del mercado, en un diésel, éste falla por momentos. Si uno es demasiado rápido al engranar marcha (sobre todo) y pisar embrague, el coche no arranca llegando a "apagarse", es decir, hay que volver a darle a la llave. Si a eso le añadimos que el manejo del pomo no es de los más agradables del segmento, algo rugoso e impreciso por momentos (2ª a 3ª) y en el que se acaban notando demasiadas vibraciones, nos hace añorar la posibilidad de un cambio automático. En ese sentido y en ciudad, también los desarrollos nos hacen añorar un cambio automático. Las dos primeras marchas tienen un desarrollo corto, demasiado quizá, mientras que en las otras son más largos para favorecer el ahorro de combustible. En carretera es una buena idea, en ciudad no tanto, pues nos obliga a estar constantemente cambiando de marcha.

En esta generación de Audi A4, el eje delantero está 154 mm más adelante que en la anterior, la idea es ofrecerle un comportamiento dinámico más ágil, un poco más deportivo. ¿Lo han conseguido? Sí, ha mejorado notablemente. Toma las curvas con más vivacidad que en la anterior generación, la carrocería no se tumba tanto y si bien sigue siendo subvirador, basta con cargar un poco el tren delantero en la frenada para que gire con gran precisión, el tren trasero siguiendo el camino. Aún así, el Audi A4 es el menos ágil del trío premium germánico; el BMW Serie 3 sigue siendo el más ágil, seguido por el Mercedes Clase C. Sin duda el precio a pagar por ser el único tracción delantera de los tres.



¿Y la famosa dirección electromecánica? Pues con el riesgo de que Guille me tire piedras, diría que no es de las más asépticas de la gama Audi. Eso sí, hay que entrar en el menú Dynamic Drive y seleccionar el modo Individual con la dirección en Dynamic. De este modo ofrece la dureza ideal e incluso cierto grado de información. Es decir, no serán sensaciones, informaciones sutiles pero sí que algo deja pasar, no esta todo filtrado. Quizá se deba a su condición de tracción delantera, pero es cierto que los Audi A4 equipados con tracción Quattro tienen una dirección que filtra mucho más las informaciones.

En términos de confort es donde el Audi A4 supera a sus rivales. Mantiene un aplomo sin fallos, incluso se ha reducido ese movimiento parásito en extensión de los amortiguadores en apoyos pronunciados, típicos de los Audi de anterior generación. Además, da igual las irregularidades que pueda haber en la carretera, las absorbe con pasmosa facilidad. Y ahí destaca el A4, al fin y al cabo, es lo primero que se le pide a un coche familiar con el que hacer muchos kilómetros, que sea cómodo. Y el A4 lo es con creces.



Prueba Audi A4 Avant 2.0 TDI 163 CV Interior y diseño

Categorías: Audi, Pruebas, Familiares



Diseño

El restyling del Audi, presentado al público a finales de 2011, lo acerca estéticamente hablando al Audi A6. Su mirada se hace más fría, con sus faros en forma de cuña, mientras que la calandra recupera la forma hexagonal de la del A6. De manera general, el frontal es más plano, parece más ancho y han eliminado casi por completo cualquier forma redondeada, todo son líneas rectas. Los otros cambios son más sutiles e incluyen unos nuevos faros antiniebla rectangulares y tomas de aire inferiores, así como pilotos traseros ligeramente modificados. Las dimensiones no varían con respecto al modelo anterior al restyling, con casi 4,70 m de largo y 1,82 m de ancho no es un modelo precisamente pequeño, es 7 cm más grande que el nuevo Serie 3, por ejemplo.

Algunos de sus rivales ofrecen líneas más deportivas y otros el clasicismo que su público fiel espera, Audi propone una cierta elegancia tintada de un ligero dinamismo. De hecho, viendo el nuevo RS4, los diseñadores no tuvieron que añadir muchos apéndices, sólo resaltar la deportividad de las líneas que venían implícitas en el diseño original.

A bordo


La ergonomía del A4 sigue siendo una de las mejores resueltas del segmento y con soluciones bien pensadas.

En el habitáculo, no se aprecian cambios significativos. La instrumentación es de tipo retroiluminada y hay apliques de nueva factura en la gama. En el caso de la unidad de prueba sigue siendo el clásico toque de aluminio que viene alegrar un interior, serio pero apagado, como suele ser el caso en las producciones germánicas. De todos modos, tampoco es algo que necesitaba.

La instrumentación es muy legible y los controles del sistema multimedia MMI siguen siendo muy intuitivos de usar. Se puede usar la rueda central, como en un iDrive de BMW, o bien usar algunos de los botones laterales que nos llevan a los menús principales (teléfono, radio, navegación, etc). Pero en esta ocasión añade la conectividad a internet via nuestro smartphone (en opción, por supuesto). El volante también es nuevo, tanto en las formas de los brazos y en los materiales utilizados, como en los botones que se encuentran ahí (radio, ordenador de a bordo).

La ergonomía del A4 sigue siendo una de las mejores resueltas del segmento y con soluciones bien pensadas, como la llave rectangular situada al lado del cuadro de instrumentos y no en la columna de dirección (de este modo marcas puntos en las pruebas de EuroNCAP al evitar las lesiones en las rodillas producidas por las llaves situadas en la columna de dirección) o bien por las dos ranuras para tarjetas SD escondidas detrás de una trampilla en la consola central. De este modo, puedes dejar toda tu colección de música en el coche de manera sencilla sin tener que cargar siempre con un lector MP3, por ejemplo. También te permite grabarla en el disco duro del sistema multimedia.




Pero no todo es electrónica de consumo en este Audi. Además de cómo están resueltas estas cuestiones de mandos y controles, la ergonomía se aprecia también, por no decir sobre todo, en los asientos y en la posición de conducción. La posición de conducción es ideal. El asiento ofrece una multitud de reglajes (con soporte lumbar y asiento extensible) -por supuesto, a este nivel, el volante es regulable en altura y profundidad- en la que es fácil sentirse cómodo. La sujeción lateral de los asientos delanteros es, además, buena para su categoría.

Detrás, el espacio para las piernas de los pasajeros es buena, pero el nuevo BMW Serie 3 ofrece un poco más. De todos modos, ofrece una excelente amplitud y espacio en altura. De lo que no se libra el A4 es del imponente túnel central que limita el uso de la plaza central. En cuanto al mullido de los asientos, las primeras veces parece un poco duro, pero cuántos más kilómetros hagamos, más cómodos nos parecerán. Por ejemplo, en algunas producciones nipones, como Lexus, los asientos son excesivamente blandos. En trayectos cortos dan una buena sensación, pero en trayectos largos acaban cansando. Podrá parecer un detalle, pero en un coche familiar, como este A4, que las familias usarán para irse de vacaciones o fin de semana, tiene su importancia.

La calidad de los acabados de Audi sigue siendo la referencia de la categoría, aunque sus rivales se acercan cada vez más.


Destacar, también, que la calidad de los acabados de Audi sigue siendo la referencia de la categoría, aunque sus rivales se acercan cada vez más. Incluso en esta unidad equipada con la tapicería de tela de serie. Acostumbrados a que los modelos de demostración, sean del parque prensa o marketing, vienen muy bien equipados, casi resulta extraño sentarse en un coche que no disponga de la tapicería de cuero, pero esta de tela, no defrauda. Mantiene el nivel de calidad del resto del coche.

Aunque en la actualidad, la elección de una carrocería break no se deba necesariamente a su capacidad de carga, sí que es algo a tomar en cuenta. Y en este apartado el A4 destaca positivamente. Con 490 litros ofrece el término medio; se queda a tan sólo 5 litros del Serie 3 Touring, pero ofrece 5 litros más que el Mercedes-Benz Clase C Estate. Abatiendo los respaldos de los asientos traseros, el volumen del A4 Avant sube hasta los 1.490 litros.




Los asientos traseros son abatibles de forma asimétrica, pero en una configuración de 60/40, mientras que el Serie 3 ofrece una mayor modularidad con una separación en tres del respaldo trasero de tipo 40/20/40 (pudiendo tumbar sólo la zona central, un lateral o un lateral y la central). El umbral de carga del maletero no es alto y el plano de carga está al mismo nivel que el umbral, lo que facilita mucho el cargar y descargar el maletero.

Motor
Bajo el capó nos encontramos con el sempiterno 4 cilindros diésel de 2.0 litros del grupo VAG. Este motor debe contar por la mitad o más de las ventas del grupo VAGen Europa. En el A4 está disponible en cinco niveles de potencia diferentes que van desde los 120 hasta los 177 CV. Es un propulsor que cuenta con turbo de geometría variable, culata de 4 válvulas por cilindro, inyección directa por common rail. La motorización más homogénea de la gama nos ha parecido ser la de 163 CV. Aunque cueste 3.000 euros más con respecto a la de 143 CV, nos llevamos 20 CV más y 60 Nm más. Existe una variante de 177 CV, pero es tan cercana en términos de precios (menos de mil euros) a la 3.0 TDI V6 de 204 CV, que nos parece una motorización innecesaria.

Cabe destacar que el 2.0 TDI de 163 CV sólo está disponible en la configuración que probamos,
tracción delantera y con cambio manual de 6 relaciones. Si uno desea un cambio automático o la tracción integral, o los dos, habrá que optar por el de 177 CV o el de 143 CV.



Audi fabricará un montón de modelos en Rusia

Categorías: Audi, Industria


El Q5 es uno de los modelos que Audi fabricará en Rusia

La gran parte de los Audi que ruedan por las carreteras del planeta han sido fabricados en Alemania. Pero de un tiempo a esta parte la casa de los aros ha comenzado a soltar lastre e implantarse en otras localizaciones para mejorar su rentabilidad en algunos mercados.

De ahí que se vaya a crear una factoría en Norteamérica, por ejemplo. Pero en el Salón de Moscú, que arrancó esta semana, el CEO de la firma de los cuatro aros, Rupert Stadler, confirmó que los A4, A6, Q5 y Q7 comenzarán a producirse en 2013 en la planta que Volkswagen tienen en Kaluga.

No se han especificado cantidades, pero los medios locales hablan de sólo 10.000 unidades al año, a fin de satisfacer al mercado ruso. ¿Tiene sentido fabricar sólo 10.000 unidades allí? El problema de aranceles y proteccionismo ruso invita a los fabricantes extranjeros a contar con una planta en Rusia si quieren atacar un mercado premium que está en franco crecimiento.

España: Regresa la serie Advance Edition al Audi A4

Categorías: Audi, Industria, Sedanes, berlinas, segmento D



Al igual que ha sucedido con la Serie 3 y el Clase C, el Audi A4 recibe una serie especial para mejorar su relación calidad-precio. Estas nuevas variantes reciben la denominación Advance Edition, anteriormente ya utilizada para una serie similar que fue ofertada en las unidades pre-restyling.

Entre otras cosas el Audi A4 Advance Edition incluye de serie los faros bi-xenón, lavafaros, iluminación diurna por LEDs, espejo interior fotosensible, sensor de lluvia, encendido automático de luces, control de velocidad Tempomat, sensor de aparcamiento posterior, bluetooth y entrada auxiliar de audio (jack y USB). Esto se suma a lo habitual en el modelo como son el climatizador automático dual, las llantas de aleación de 16 pulgadas (2.0 TDI 177 lleva de 17), el ordenador de viaje o el completo equipo de seguridad.

ABT repasa con pincel fino al nuevo A4

Categorías: Audi, Tuning y preparaciones, Sedanes, berlinas, segmento D

ABT repasa con pincel fino al nuevo A4
Haz clic en la foto para ampliarla

El preparador alemán ABT no podía de ninguna forma perder la ocasión de meter mano al Audi A4. Después de todo la firma encabezada por el señor Hans-Jürgen Abt y su hermano Christian (que sin duda te sonará si sigues las carreras de turismos alemanes) tiene una luenga tradición en todo lo tocante a la familia Volkswagen, con énfasis especial en los modelos de Audi, así que aprovechando el lanzamiento de los actualizados A4 ha lanzado varios paquetes de personalización, con más chicha por dentro que por fuera.

Aunque de buenas a primeras saltan a la vista el spoiler delantero, los faldones laterales, el rediseñado paragolpes posterior (un pelín recargado, al igual que las innecesarias falsitomas laterales) y sus nuevas llantas de aleación ligera (disponibles en 19 y 20 pulgadas, con o sin neumáticos deportivos), la auténtica novedad está en el repertorio de potenciaciones ofrecido.

España: Precios del nuevo Audi A4 Allroad

Categorías: Audi, SUVs y todoterrenos, Familiares



Ya están disponibles las tarifas recomendadas del nuevo Audi A4 Allroad, variante todocamino de la popular berlina familiar que llegará al mercado español durante las primeras semanas del 2012. Como en el resto de la familia A4, recibe modificaciones estéticas y algunas novedades de equipamiento.

Las tarifas recomendadas, sin promociones ni descuentos, son:
  • 2.0 TFSI 211 CV Quattro 43.400 €
  • 2.0 TFSI 211 CV Quattro S-Tronic 45.560 €
  • 2.0 TDI CR 177 CV Quattro 41.800 €
  • 3.0 TDI CR 245 CV Quattro S-Tronic 51.360 €
En las versiones que se han estado vendiendo hasta ahora era posible adquirir un A4 Allroad con el motor de 143 CV diésel. Por ahora no está previsto para nuestro mercado esta mecánica, si bien podría unirse a la oferta algo más adelante.

España: Nuevos Audi A4 Advance Edition

Categorías: Audi, Sedanes, berlinas, segmento D, Familiares



La gama del Audi A4 se enriquece en estos días en el mercado español con el lanzamiento de la serie especial Advance Edition. Se puede adquirir tanto con carrocerías sedán (2.0 TDI 143 y 177 CV) como en el más versátil y atractivo familiar Avant (2.0 TDI 136 y 163 CV).

Entre otras cosas, estas versiones incluyen:
  • Faros de xenón Plus
  • Lavafaros
  • Luces diurnas por LEDs
  • Ópticas posteriores LEDs
  • Retrovisor interior fotosensible
  • Sensor de lluvia
  • Autoencendido de luces
  • Control de velocidad
  • Sensor de aparcamiento posterior
  • Intalación básica manos libres
En las motorizaciones más potentes de 163 y 177 CV además se incluyen las llantas de aleación de 17 pulgadas. Los precios oscilan entre los 30.800 € del sedán 2.0 TDI 143 CV Edition manual y los 41.900 € del Avant 2.0 TDI 163 CV Quattro con caja automática.

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1Enrique Garca1998
2Guillermo Alfonsin13864
3Daniel Murias866