Skip to Content

4C posts

La toma de aire asimétrica del 4C

Categorías: Alfa Romeo, Cupés, Deportivos



Lo preguntasteis en los comentarios, y nosotros trabajamos a destajo para poder ofreceros una respuesta: ¿Por qué demonios tiene una entrada extra de aire el Alfa Romeo 4C Spider en el lateral izquierdo? ¿y por qué ahora el cupé también la tiene, cuando antes no la tenía?

Pues bien, lo primero es lo primero: A partir de ahora, todos los modelos comercializados en Estados Unidos del 4C llevarán esa segunda toma de aire en su lateral izquierdo. Sabíamos que tenía algo que ver con necesidades concretas de refrigeración, y apostamos primero por un intercambiador de calor de aceite, pero no iban por ahí los tiros.

Es oficial: Alfa Romeo 4C Spider

Categorías: Alfa Romeo, Salón del Automóvil de Detroit, Descapotables, Deportivos

De cómo perder el techo sin perder prestaciones o ganar peso



Tan similar al modelo de producción era el Alfa Romeo 4C Spider que vimos en el pasado Salón de Ginebra (repetido después en el de París), que cuando hemos visto las fotos oficiales del 4C Spider esta mañana, ahora que se va a presentar en Detroit, nos hemos quedado sin sorpresa.

La nueva variante Spider pierde el doble escape central Akrapovic del modelo conceptual en forma de elemento de serie, quedándose con los escapes laterales ya vistos en su variante cerrada. Por lo demás, poca o ninguna sorpresa. Eso sí, aquellos que quieran el sistema Akrapovic más ligero y sonoro, podrán solicitarlo como opcional (también para la variante cupé), lo que pone el tema interesante.

Destacan también las nuevas (y meridianamente falsas) tomas de aire que se sitúan justo delante de las ruedas traseras, como también destaca el precioso amarillo elegido para el modelo de presentación, tomado del catálogo de Ferrari (Giallo Modena, vamos), que sería, sin dudarlo un instante, el color que yo elegiría para el coche.

El vídeo promocional del Alfa Romeo 4C para EE.UU. es una recopilación de clichés

Categorías: Alfa Romeo, Etc., Deportivos



El Alfa Romeo 4C ya está disponible oficialmente disponibles a la venta en Estados Unidos. Si bien en Europa ya no es necesario presentar este coche (sí has estado debajo de una roca estos últimos años, puedes leer y ver aquí la prueba del coche), en Estados Unidos hay que "explicar" el coche. Y es que para muchos, Alfa Romeo es una desconocida y para otros es una marca italiana de coches que sólo los jubilados y los coleccionistas conocen.

Y para explicar el coche no hay nada mejor que un vídeo en el que se mezclan curvas, de asfalto y de mujer, e imágenes del coche rodadas en su mayor parte en Barcelona y alrededores. Es cierto, no es más que una colección de estereotipos setenteros sobre los coches deportivos italianos que podrían esconder las verdaderas cualidades del 4C, pero lo importante aquí es que hablen del coche, para que luego se acercan a un concesionario y lo prueben.

Nuestra vídeo prueba del Alfa Romeo 4C

Categorías: Alfa Romeo, Pruebas, Pruebas y contactos, Videos



______________________ Relacionada:



Prueba: Alfa Romeo 4C ¿Has escuchado alguna vez el motor de un Delta Integrale de Grupo A? ¿El de un Peugeot 205 T16? Resoplidos y bufidos de turbocompresor como esos llegan a mis tímpanos a través de la fina mampara que me separa del cuatro cilindros que empuja hacia adelante y hacia la derecha al Alfa 4C, mientras acelero a fondo en cuarta encarando la recta del circuito de Calafat, tras morder el vértice de la última y ligerísima curva a izquierdas. Sigue leyendo ->
______________________________________

Ha costado más que un empaste en un buen dentista, pero al final, tras días y días de trabajo, he podido compactar dos horas y media de producto bruto en 25 minutos (que siguen siendo un montón, casi demasiado para Internet) de vídeo sobre el Alfa Romeo 4C.

Como recodarás, te ofrecimos la prueba más larga y completa que jamás habíamos publicado sobre este cupé biplaza italiano. Una prueba que os encantó, a juzgar por vuestros comentarios, y que ahora complementamos con este largo vídeo que mezcla carretera y circuito. Sí, podría haber tenido más tomas exteriores, más espectáculo y tener un texto más fluido, pero tener que grabar todo en un día, e incluir en esas 24 horas un viaje de 1.600 kilómetros no lo puso nada, nada fácil.

Un esfuerzo que, sin duda, mereció la pena, y que volveríamos a repetir mañana mismo si se terciase. Sin más preámbulos, disfruta del vídeo tras el salto.

¿Necesitaba auténticamente Alfa el carbono para el chasis del 4C?

Categorías: Alfa Romeo, Lotus, Tecnología



De toda la nota de prensa oficial del Alfa Romeo 4C había un dato que sobresalía sobre los demás: El peso del chasis: 65 kilogramos. Una cifra de la que los italianos fardaban, con parte de razón, por lo reducida, sobre todo al compararla con otros coches de tamaño similar. El mérito de la cifra se le otorgaba casi íntegramente al uso de fibra de carbono, gran pilar central del discurso del 4C.

Pero, ¿realmente es la fibra de carbono necesaria para conseguir esos pesos? ¿y es necesaria en un coche de menos de 60.000€? Aquí es donde la ingeniería diverge del camino tomado por el departamento de marketing.

Las piezas extra del Alfa 4C para Estados Unidos

Categorías: Alfa Romeo, Cupés, Deportivos



El otro día ya os comentamos las diferencias técnicas, incluyendo refuerzos en el chasis, sistemas de control de emisiones y algún que otro detalle más que modificaban el Alfa Romeo 4C de Europa a Estados Unidos, haciéndole ganar casi 200 kilos de peso en total.

Hoy te traemos un extra: Dos imágenes de los subchasis delantero y trasero de aluminio, y de cómo cambian para Estados Unidos respecto al modelo europeo.

El Alfa 4C es el R-GT de rallyes de asfalto perfecto

Categorías: Alfa Romeo, Cupés, Competición, Deportivos, Opinión



_______________________ Relacionada:



Prueba Alfa Romeo 4C ¿Has escuchado alguna vez el motor de un Delta Integrale de Grupo A? ¿El de un Peugeot 205 T16? Resoplidos y bufidos de turbocompresor como esos llegan a mis tímpanos a través de la fina mampara que me separa del cuatro cilindros que empuja hacia adelante y hacia la derecha al Alfa 4C, mientras acelero a fondo en cuarta encarando la recta del circuito de Calafat, tras morder el vértice de la última y ligerísima curva a izquierdas. Sigue leyendo ->
________________________________________

Mientras encadenaba curvas por las inmediaciones de Vandellòs, por una comarcal propia de un estrecho tramo de rallye de asfalto con el 4C, un flashback recorrió mi cerebro. Tal y como te conté ayer, el coche tenía "algo" de Lancia Stratos.

Sentado ayer tras el teclado, rematando a través de horas el texto de la prueba y revisando los apuntes de la prueba, esa "referencia" Stratos estaba todavía más presente. Desde el tacto de la dirección sin asistencia y con poco avance, con poco efecto de autocentrado y rápida ganancia de peso, hasta la agilidad proporcionada por la corta batalla y lo directo de la relación de la cremallera de dirección.

Parado mirando las especificaciones técnicas del coche, recordando mis tiempos de tramos de rallyes, el 4C cobraba más y más sentido como "el GT de rallyes definitivo", el producto de serie más fiel al original Stratos, o a la reinterpretación firmada por Pininfarina con base Ferrari.

Y es que desde el formato del parabrisas "a lo visor de casco" y los pilares A, pensados para ofrecer la máxima visión posible, pasando por el chasis ligero en fibra de carbono ayudado por sendas estructuras tubulares para anclar suspensiones y motorización, hasta la disposición transversal del motor o las geometrías y dimensiones, todo nos habla de un coche ágil, pensado en carreteras de curvas, puertos de montaña, tramos de carretera costera...

¿Por qué no es una mala idea que el 4C sea secuencial?

Categorías: Alfa Romeo



_______________________ Relacionada:



Prueba Alfa Romeo 4C ¿Has escuchado alguna vez el motor de un Delta Integrale de Grupo A? ¿El de un Peugeot 205 T16? Resoplidos y bufidos de turbocompresor como esos llegan a mis tímpanos a través de la fina mampara que me separa del cuatro cilindros que empuja hacia adelante y hacia la derecha al Alfa 4C, mientras acelero a fondo en cuarta encarando la recta del circuito de Calafat, tras morder el vértice de la última y ligerísima curva a izquierdas. Sigue leyendo ->
________________________________________

Vamos a tener resaca de la prueba del Alfa Romeo 4C. Y es que a pesar del épico despliegue de la prueba, y del vídeo que todavía está por venir, nos han quedado temas en el tintero por comentar y compartir con vosotros sobre el precioso cupé manufacturado en Módena.

Y empezaremos con un aspecto que ya habéis citado en los comentarios de la prueba, y que tiene su sentido, pues también nos lo preguntamos nosotros: ¿En un coche tan puro y raudo, no tendría sentido que, prescindiendo de la dirección asistida, también se hubiera optado por una caja manual?

Conviene recordar que el motor 1.750 cc empleado en el 4C es una evolución con bloque en aleación ligera de aluminio que empleaba el Giulietta Quadrifoglio Verde hasta el año pasado. Gracias a ese bloque, se consiguió ahorrar 22 kilos. El problema es que la caja de seis relaciones TCT es, accidentalmente, 22 kilos más pesada que la manual de seis relaciones del Giulietta Quadrifoglio Verde. Es decir, si se hubiera usado la caja del Giulietta, el 4C podría haber sido 22 kilos más ligero, y en cierto modo, podría tener una conducción más... ¿pura?

Pero hay razones, de ingeniería, para evitar montar una caja de cambios manual. El problema de montar una caja manual en un coche de motor central-trasero lo conoce muy bien Lotus. Y es que sólo hay dos opciones para actuar sobre la caja de cambios: Bien por un complejo varillaje, que se ha de redirigir a través de múltiples articulaciones, bien por un sistema de cables.

Prueba: Alfa Romeo 4C (con vídeo)

Categorías: Alfa Romeo, Pruebas, Cupés, Deportivos, Pruebas y contactos

Radical, hardcore, escultural, pasional... puro Alfa Romeo, pero en la reinterpretación más radical, por fin

Nota del editor: Sí esta prueba es larga. La más larga jamás publicada en Autoblog, pero es que el coche la merece. Y tú también. Siéntate con tiempo a leerla y disfrutarla, y esperamos que, cuando termines, tengas la sensación de haber conducido y vivido la misma experiencia que nosotros hemos tenido el privilegio de disfrutar.

Actualización: Vídeo de la prueba agregado al final del texto


¿Has escuchado alguna vez el motor de un Delta Integrale de Grupo A? ¿El de un Peugeot 205 T16? Resoplidos y bufidos de turbocompresor como esos llegan a mis tímpanos a través de la fina mampara que me separa del cuatro cilindros que empuja hacia adelante y hacia la derecha al Alfa 4C, mientras acelero a fondo en cuarta encarando la recta del circuito de Calafat, tras morder el vértice de la última y ligerísima curva a izquierdas.

El coche gana velocidad con ganas y el sonido, si bien no es orgásmico a lo 458 Italia, te impresiona por su profundidad, mientras el viento comienza a dejarse escuchar también, masajeando la fina carrocería de diseño italiano.

Beso los 210 por hora de marcador mientras ahueco ligeramente para tirarme a la primera curva a izquierdas del trazado, una rapidísima en bajada que da paso a la frenada de segunda sin escapatoria prácticamente. Me tiro al freno y negocio la curva con toda la confianza de llevar casi 40 minutos dando vueltas ya con el 4C en circuito. Doy gas antes del vértice y no, no hago el derrape de mi vida, pero ese "feeling" de conexión mecánica con la carretera, esa sensación de máquina de enlazar curvas que me está dando lo que llevo entre manos me provoca una plácida sensación de felicidad. Una mueca, un gesto, una sonrisa se me escapa mientras encaro la corta recta hasta la siguiente curva, donde está Dani Murias con la cámara para grabar en vídeo nuestras fechorías y yo, mientras, no puedo parar de pensar: ¿De verdad éste es un Alfa Romeo?

Por un momento me dejo llevar... ¿Luz al final del túnel? ¿Es éste Alfa una muestra de lo que está por venir? ¿O es otro mero destello de demostración de saber hacer en medio de una gama de producto que no encuentra su sitio y su personalidad? Da igual, yo quiero seguir divirtiéndome, aunque la gente del circuito me aprieta las tuercas para que acabemos ya de grabar, que la ambulancia tiene que marcharse...

¿De dónde sale el sobrepeso del 4C yanqui?

Categorías: Alfa Romeo, Cupés, Deportivos



El Alfa Romeo 4C ha ganado casi 200 kilos (es difícil concretar la cifra porque el sistema de homologación de pesos no es idéntico a ambos lados del Atlántico) para llegar al mercado estadounidense, algo que ya te anticipamos bastante tiempo atrás.

Muchos nos habéis preguntado de dónde sale ese sobre peso, así que aquí estamos para aclarar dudas. Y no, no es que el 4C se haya puesto tibio a galletas Oreo rebozadas y bañadas en nata, o se haya ido de paseo gastronómico con Adam Richman para aceptar retos gastronómicos de costa a costa de los EEUU.

Autoblog Español

Las más comentadas (últimos siete días)