Skip to Content

Categorías: Fiat

Fiat 500L Living 7 plazas



500 L Living

Desde la desaparición del Multipla, Fiat no tenía en su gama un monovolumen de tamaño compacto capaz de llevar a más de cinco pasajeros. El 500L Living llega para cubrir en cierto modo ese hueco, pudiendo acoger en su interior a siete personas (es un 5+2) sin necesidad de tener que optar por l Freemont, mucho más grande y aparatoso.

El diseño peculiar del Living no gusta a todos, pero el mayor voladizo posterior permite un interior muy amplio y habitable

Partiendo del 500L, Fiat ha aumentado la longitud del vehículo hasta los 4,35 metros. Competirá con los C-MPV y también las versiones familiares de los compactos, vehículos que por cierto tienen una elevadísima demanda en países como Italia, Alemania, Suiza o Austria. Lo bueno del nuevo modelo de Fiat es que es tan espacioso como esos, pero permite optar por las siete plazas o gozar de un maletero enorme en unos 20 cm menos de longitud (los familiares del segmento C suelen rondar los 4,5/4,6 metros).

Estéticamente el frontal es idéntico al 500L corto. A partir del pilar C es cuando el Living toma su propia personalidad, alargando el voladizo trasero. ¿Bonito o feo? Creo que no es un modelo especialmente bonito pero depende mucho del color elegido. En la presentación internacional en Milán casi todas las unidades eran gris oscuras o verde botella en combinación con el techo en blanco, y no es que fueran muy atractivas. Sin embargo de la organización había algunos en color plata con el techo en negro mucho más bonitas (no era el único que opinaba lo mismo entre los presentes en el evento).



Interior muy aprovechable

Independientemente de su aspecto, lo que está claro es que este modelo tiene sentido en aquellos hogares en los que sobre todo se valora la capacidad de carga sin que el coche resulte muy grande. De entrada el maletero de los cinco plazas cubica nada menos que 538 litros con la banqueta retrasada (mayor espacio para las piernas) o 638 litros con ella adelantada (menos espacio longitudinal). Con los siete asientos en uso, se cuenta con 168 litros, una cifra justa pero suficiente y en la línea con los MPV compactos con tres filas de asientos.

Si se desea maximizar el espacio y volumen disponible, se pueden abatir todos los asientos (salvo el del conductor lógicamente), dejando una superficie para introducir objetos largos de hasta 2,60 metros de longitud y aumentando la capacidad hasta los 1.584 litros. Hay soluciones interesantes como el sistema Cargo Flex Space que permite distribuir la carga y organizarla.

Siendo realistas, el 500L Living sorprende más por dentro que por fuera. Puede tener elementos de equipamiento muy interesantes como el enorme techo solar con apertura eléctrica (mide 1,5 metros cuadrados), opciones de personalización para salpicadero/tapizados, asientos calefactables, cámara posterior, sensores de parking, climatizador automático de dos zonas, navegador integrado, radio DAB, etc.



Gama española

La gama de motores para el mercado español no es muy amplia, al menos por ahora. Sólo se venderán con los 1.3 Multijet de 85 CV (tanto con cambio manual de cinco velocidades como con la robotizada Dualogic) y con el 1.6 Multijet de 105 CV, este siempre con la caja manual de seis relaciones. Más adelante Fiat ofrecerá los 0.9 TwinAir de 105 CV, 1.4 T-Jet de 120 CV y 1.6 Multijet de 120 CV aunque desconocemos si todos ellos aterrizarán en nuestro mercado o por el contrario quedarán reservados a países.

Por ahora a España sólo llegarán en acabado Lounge y motores diésel. Se encarecen 500 € respecto a los 500L

Aunque la gama genérica del 500L Living contempla dos niveles de terminación, Pop Star y Lounge, en España sólo será este último el ofertado. Destaca por contar con mucho equipamiento en relación a su precio. Entre lo más destacable podemos citar el climatizador automático de dos zonas, dirección asistida con función "City", llantas de aleación de 16 pulgadas, ordenador de viaje, sistema de sonido con pantalla táctil de cinco pulgadas, bluetooth, USB, sensor de lluvia, encendido automático de luces, control de velocidad, sensor de parking trasero, antinieblas con iluminación en curva, sistema Cargo Magic Space, etc.

Opcionalmente se podrán incluir el techo solar deslizante, llantas de aleación de mayor tamaño, asientos térmicos, navegador, máquina de café expresso, airbag de rodillas para el conductor, tapizado en piel, etc. Se echan de menos los faros de xenón o el sistema de alerta de objetos en ángulo muerto, pero en general no se pueden poner pegas. En España la tercera fila de asientos será opcional.



PRECIOS RECOMENDADOS (con descuento, sin PIVE 2 ni Bonus ECO)
  • 1.3 MJT 85 CV S&S Lounge 18.800 €
  • 1.3 MJT 85 CV S&S Dualogic Lounge 19.700 €
  • 1.6 MJT 105 CV S&S Lounge 20.200 €
PRECIOS RECOMENDADOS (con descuento, PIVE 2, Bonus ECO y ahorro por financiar)
  • 1.3 MJT 85 CV S&S Lounge 15.300 €
  • 1.3 MJT 85 CV S&S Dualogic Lounge 16.200 €
  • 1.6 MJT 105 CV S&S Lounge 16.700 €
En las Islas Canarias las tarifas serán algo más competitivas, oscilando entre los 13.700 y 15.550 € ya con todos los descuentos posibles. En comparación con los rivales más directos, el 500L Living está muy bien situado por precio/equipamiento, si bien la tercera fila de asientos en el caso de incluirla no es de las más amplias.



Toma de contacto

Para la presentación del 500L Living, Fiat había dejado varias unidades del modelo con 5 ó 7 plazas, y los motores TwinAir 105 CV o 1.6 MJT 105 CV. Dado que en España no se venderá en un principio el gasolina, opté por el 1.6 diésel con siete plazas. Con su pinta bicolor verde y blanca, la unidad lucía al natural una estampa más agradable que en foto (aunque es necesario acostumbrarse a la zaga, demasiado "gorda").

Sentado en su interior lo que más me sorprendió es la sensación de espacio. El acabado Lounge incluía la banda central del salpicadero en tono beige, añadiendo un toque visual diferenciador y mejorando la sensación de calidad pese a usar plásticos más bien normalitos y siempre duros (no se perciben baratos, que es lo importante).

Como en el 500L convencional, no me gusta el diseño del freno de mano ni el de la palanca de cambios. Son muy bastos y no se accionan con naturalidad. El volante multifunción incluye los mandos del equipo de sonido pero no los del control de velocidad qué, una vez más, quedan anclados en la caña de la dirección y son poco visibles.



La postura al volante no me ha parecido como la de cualquier turismo, y sí más parecida a la de algunas furgonetas. Quizás sea por el poco recorrido en altura del asiento y la sensación que da el doble pilar delantero. El mullido de los asientos sí me ha gustado y aunque no recogen demasiado cuando llegan las curvas, son cómodos.

El motor me ha parecido suficiente para mover con cierto brío la carrocería del Living. Creo que con las siete plazas ocupadas o aprovechando el espacio de carga, tendrá suficiente fuerza si se juega con el cambio. El que descartaría es el 1.3 MJT de 85 CV, salvo que se le de un uso muy urbano o por los alrededores. Supongo que la opción más interesante y equilibrada será el 1.6 MJT de 120 CV que llegará a finales de año. Si no es mucho más caro que el 105 CV, podría conseguir un conjunto muy apetecible.

Pensado para conductores tranquilos, el 500L Living balancea pero filtra bien las irregularidades. De momento desconocemos el coste de la tercera fila opcional

El espacio en la tercera fila de asientos es algo justo para adultos. Se puede deslizar la banqueta central para ganar algo de sitio para las piernas, pero la postura no es cómoda (las rodillas quedan cerca del pecho) y el respaldo va muy vertical. El acceso tampoco es muy cómodo. De todos modos Fiat lo vende como un 5+2 plazas, es decir, apto para cinco adultos y dos niños. En este caso sí resulta un siete plazas utilizable (aunque se pierda casi todo el maletero). Me ha parecido muy sencillo abatir los respaldos y jugar con la modularidad, con piezas y tiradores de aparente calidad.

Conducir el Living no supone diferencia alguna con el 500L convencional. Al menos durante el recorrido elegido por los alrededores de Milán, me ha parecido cómodo de suspensión y con una capacidad de filtrado suficiente. El mayor voladizo posterior no se percibe en conducción normal, que es la que habitualmente realizará el usuario de este tipo de coche. Puede que aprovechando al máximo la potencia del motor y en tramos virados, aparezcan reacciones distintas a la versión corta, pero para eso tendré que probarlo en España por el circuito habitual.



En resumen

Creo que el 500L Living es un acierto dentro de la oferta. Esperan vender 15.000 unidades en Europa y no me parece descabellado, sobre todo entre aquellos que buscan un amplio interior sin que la longitud del coche crezca en exceso. En menos de 4,35 metros no hay otras opciones capaces de ofrecer siete plazas y tanta modularidad, al menos en Europa.

Lo bueno del 500L Living es que supone una alternativa a los compactos familiares y a los MPV de los segmentos B y C. Por si esto no es suficiente, también puede ser utilizado como "furgón", especialmente en los cinco plazas. La gente que disfruta de los deportes al aire libre también encontrarán en el Living un excelente compañero de viaje (para meter tablas de surf, bicis) sin que el volumen general del exterior lo haga "ingobernable" en el día a día.

El precio es correcto y con los descuentos actuales, será una opción muy interesante aunque quizás no te conquiste por el ojo. Al fin y al cabo, estos vehículos enamoran más por lo que ofrecen...



Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres
Gran Turismo challenge

Autoblog Español

Las más comentadas (últimos siete días)

Comentarios recientes