Skip to Content

Categorías: Ford, Toyota, Deportivos

Vídeo: El Fiesta ST somete al GT86 en circuito



Que el GT86 no está hecho para volar en circuito es algo que sabemos desde su concepción. Sabemos, por ejemplo, que los ingenieros de Toyota crearon un coche con una concepción muy técnica y efectiva, pero que Akio Toyoda, tras probarlo, les dijo que no podía agarrar tanto, y les obligó a tomar un atajo. Con el coche ya diseñado, se optó por quitar agarre a base de modificar la puesta a punto y la elección de las ruedas "para conseguir que el coche derrapase".

Derrapar y divertirse nos lo venden como sinómimos, pero hay tantos estilos y gustos de conducir como personas aficionadas a este mundillo. Cuando probamos el GT86 (puedes leerlo aquí) personalmente no me gustó su puesta a punto. A nivel técnico es un coche genial, y estéticamente y a nivel de precio me parece interesante, pero su balance de agarres, su elección de gomas, su tacto de dirección y la elección de diámetros de estabilizadoras crean un coche cuya dinámica no es incisiva en el tren delantero, ni es la máquina de derrapar que venden las notas de prensa cuando lo enfrentas a una carretera abierta (para eso le falta potencia).

El Fiesta ST es un caso completamente contrario. Basado sobre una plataforma técnica mucho menos adecuada para sacar prestaciones (centro de gravedad más alto, monocasco menos rígido, suspensión trasera de brazos tirados unidos por un elemento torsional...), sobre el papel debería ser un coche menos capaz. Pero gracias a un trabajo exhaustivo en puesta a punto y a un motor turbo con mucho par, la realidad es que, además de ser mucho más efectivo y rápido en circuito, también es muy, muy divertido de conducir, tal y como te contó Dani el otro día. Y es que de esos coches con un balance perfecto, con morro incisivo, capaz de tragarse baches, pero no balancear, con una trasera que puedes colocar a tu antojo, y con un motor que siempre está dispuesto a empujar con fuerza.

Esta es una buena muestra de lo que te contamos el otro día sobre "importa más cómo tratas la receta que los ingredientes que incluyes en ella". Aunque, obviamente, si antepones la capacidad de derrapar en circuito a otros factores (diversión en carretera abierta con muchas curvas), el GT86 tiene ahí sus ventajas.

Te traemos tras el salto la demostración de la diferencia en velocidad pura en circuito entre el Fiesta ST y el GT86, dos segundos en una vuelta de minuto y medio. Lo sé, no todo son las cifras, pero el GT86, con otra puesta a punto de muelle y amortiguador, y unas Pilot Sport tendrían algo más que hacer, no sólo en tiempos, sino también en "sensaciones positivas al volante".


Reader Comments (Page 1 of 1)

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1Enrique Garca16629
2Guillermo Alfonsin9431
3Daniel Murias850
4Antonio R. Vaquerizo618
5Valent Fradera279
6Nacho Villarin142
7Javier Costas970
8Elas Juarez10