Categorías: MINI, Porsche, Etc., Deportivos, Clásicos, Urbanos segmento A

Mini felicita al Porsche 911 por sus 50 años (vídeo)


Haz click para saltar a la galería.

MINI se está convirtiendo en una asidua de la comunicación de guerrilla. Este año, como todo el mundo sabe el Porsche 911 cumple 50 años. No pasa una semana sin que un medio de comunicación, un evento o la propia marca nos lo recuerda. Para que toda la atención no se la lleve Porsche, MINI se apunta a las festividades.

Sin cortarse un pelo, la marca reunió a un Mini de primera generación y a un Porsche 911, de primera generación también, -¡hasta son del mismo color!- simplemente para que el Mini classic pudiera felicitar al Porsche 911 con motivo de sus 50 años.


Pero que nadie piense que Mini critica al Porsche 911, todo lo contrario. Entre alabanzas y felicitaciones, la marca enumera los puntos en común que tienen los dos coches. Obviamente, no son a nivel técnico, sino históricos y culturales.

Ambos modelos son iconos del automovilismo que han evolucionado hasta hoy y que siguen siendo verdaderas referencias en diversos aspectos, como la mecánica, el comportamiento dinámico y la ingeniería (Porsche 911) o bien el diseño y crear tendencias (MINI).



Mini y Porsche 911 son obra de dos geniales ingenieros que gracias a sus creaciones se han convertidos en referencia para varias generaciones de ingenieros: Sir Alec Issigonis para el Mini y Ferdinand Alexander Porsche para el 911. Y ninguno de los dos llegó a imaginar que su creación les sobreviviría.

Mini y Porsche 911 cosecharon victorias en rallies donde nadie los esperaba. Por ejemplo, Mini y Porsche ganaron tres veces el Monte-Carlo. Mini, en 1964, 1965 y 1967, mientras que Porsche 911 lo hizo en 1968, 1969 y 1970.



Obviamente, si consideras tu producto un icono, es que forma parte de la cultura pop. El "King of Cool", Steve McQueen, se convirtió en embajador de varios modelos sin buscarlo. El Ford Mustang de Bullitt, por supuesto, pero también del Jaguar XK-SS –su coche favorito, según él-. Evidentemente, también lo es del Porsche 911 (¿Quién no recuerda el 911T Slate Grey de 24 horas de Le Mans?) y del Mini -Steve McQueen poseía un Mini Cooper 1275 S personalizado por Wood&Pickett con el que se movía por Los Angeles-.



¿Qué responderá Porsche? Esa es la gran pregunta. En el pasado, MINI se enfrentó directamente a Porsche. Con la primera generación del MINI, el responsable de la marca en Estados Unidos organizó una carrera en el circuito interior de Road Atlanta entre un MINI Cooper de 184 CV y un Porsche 911 Carrera S tipo 997 fase II de 345 CV. "Algunas marcas no tienen sentido del humor", decía. Ganó el Porsche con una ventaja de dos segundos en un torturado trazado que debía dar ventaja al MINI. Esta vez MINI adoptó una actitud más suave.

Noticias recientes

Reader Comments (Page 1 of 1)