Skip to Content

Categorías: Clásicos

Haz de tu coche tu sueño húmedo



Crear tu propio coche, detalle a detalle, es una de esas experiencias vitales que te hacen descubrirte a ti mismo, y sentirte orgulloso

Vivimos en un mundo consumista y capitalista. Todos lo sabemos. Y las marcas de automóviles han estructurado así su industria, para hacernos pensar que lo nuevo siempre es mejor, para incitarnos a cambiar por mejorar nuestro coche. Pero, ¿realmente necesitamos conducir lo último del último modelo?

Gracias a la estructura industrial y legal establecida, en Europa hay grandes motivos y razones para terminar cayendo en la espiral del constante cambio del coche cada pocos años (cuando hay crisis, esos "pocos" pasan a ser "algunos más"). Nuestras normativas de homologación de reformas de importancia y de modificaciones hacen que mejorar un coche una vez lo hemos retirado del concesionario sea un proceso burocrático tremendamente complejo y caro, donde cualquier cambio implica convencer al laboratorio de ensayos pertinente de que es "por nuestra propia seguridad".

Gracias a esto, gracias a esta obtusa manera de mirar las mejoras (olvídate del coche de papel maché del tunero de tu vecino, todos sabemos que eso no es una "mejora", sino una macarrada, pura y dura), los fabricantes de material "aftermarket" no invierten en mejoras que, de poderse homologar, cambiarían nuestra manera de ver el mundo del automóvil de una manera radical.

Porque a día de hoy, a nadie se le ocurre que, en lugar de cambiar el coche entero, bien podría cambiar el motor por uno más moderno, invertir en mejoras telemáticas, en seguridad, en frenada, o en confort. Porque el coste de las piezas, del montaje y de la homologación (de conseguirlo) son desorbitados. Y todo por la presión de los fabricantes, que no pueden hacerse a la idea de dejar de vender coches al ritmo que lo están haciendo.

Pero conociendo todas estas limitaciones... yo quiero compartir contigo, amigo mío, una reflexión muy personal: ¿realmente lo nuevo es siempre mejor? ¿realmente "el coche de tus sueños" es el próximo que va a salir del "fabricante equis"? ¿o simplemente vencemos a la inercia del consumismo que trata de hacernos pensar que siempre necesitamos algo nuevo y "mejor"?


El Golf GTI "original" del 79 puede ser una excelente base de partida, como tantos otros GTI

Vivimos en un mundo consumista donde parece que estamos obligados a cambiar de coche constantemente

A mi modo de ver, no siempre lo más nuevo es lo mejor, ni lo que mejor se adapta a lo que necesitamos, ni lo que más satisfecho nos va a dejar. En esta afición, carísima, del mundo del automóvil, me he acostumbrado a ver dos tipos de personas: los que aspiran a comprar "lo siguiente", y los que tienen dinero para hacerlo.

A veces "lo siguiente" no es necesariamente un coche nuevo, sino uno distinto. Los que no pueden permitirse realmente el constante cambio de coche (que somos la mayoría) acaban endeudándose y sacrificando mucho tiempo, esfuerzo y dinero para invertir en coches, sin alcanzar realmente la plena satisfacción personal. Los que sí tienen ese dinero acaban amasando colecciones enormes de coches, a los que apenas prestan atención. Acaparan por acaparar, no por disfrutarlo.

En esta afición nos sobra una cosa: el "esperar tener". Nos falta otra: disfrutar de lo que ya tenemos. Porque es muy triste ver cómo gente "mataría por tener un Renault 8 TS", lo adquieren, lo restauran (en el mejor de los casos, porque muchos proyectos quedan a medias), y cuando han terminado, pasan página, se desenamoran, y van corriendo a buscar un nuevo proyecto con el que llenarse.


BMW 2002ti, otra de las bases más apreciadas para crear "coches de ensueño"

Lo que engancha es ese proceso de búsqueda, ese torrente de excitación de encontrar, de comrpar, de llevarlo a casa, de arreglarlo y mejorarlo... pero la pasión se pierde rápidamente en muchos casos, y al final, a raíz de leer citas en revistas, libros, ver reportajes en vídeo, se cae en la tentación de tener un nuevo coche en el radar, un coche con el que soñar de nuevo, y se olvida el que se tiene en el garaje, que pasa a conformar parte de esos sueños "rotos" que cuestan más de lo que cubren emocionalmente.

De ahí que quiera compartir mi visión de este mundillo de los locos por las cuatro ruedas contigo. ¿Realmente nos hace más felices cambiar de coche constantemente? ¿realmente esta es la mejor manera posible de vivir la experiencia automovilística a lo largo de nuestra vida, gastando y gastando en un bucle sin final? Yo creo que no.

Crear el coche de tus sueños es como crear una obra de arte propia en la que reflejar tus gustos y pasiones

Partamos de una base para este "consejo de viernes": si necesitas un coche para tu trabajo, por motivos de transporte, sabes que necesitas poder depender de él, y sabes que no puedes estar desmontándolo cada dos días.

Por ello, mi primer consejo para vivir con salud esta pasión es que "tu coche de capricho" no sea al mismo tiempo, al menos en una primera fase, "tu coche de diario". Sino te atarás a no hacerle muchas chapuzas en el garaje de casa, ya que comprometerás su condición de electrodoméstico de transporte. Si estás en esta situación, es mejor invertir un poquito de tu dinero en tener una "mula de carga", un coche para ir a la compra, al trabajo, o a donde sea, que sea dependible, gaste poco, y no te vuelva loco. Y, en paralelo, hacerte con el coche "capricho", con el coche de tus sueños.

Esto no es tarea sencilla. Con un mundo plagado de joyas automovilísticas de todos los tiempos, abierto a clásicos y modernos, elegir la pieza "especial" de tu garaje es una tarea ardua y compleja. Tómatelo con calma, valora bien lo que te gusta, lo que buscas, lo que quieres, y sobre todo, lo que puedes gastar, tanto en comprar como en mejorar y reparar.

Con el coche de tus sueños elegido, tómate tu tiempo para comprarlo. Búscalo donde haga falta, como si es el extranjero. Infórmate bien de lo que mirar, y de lo que vas a comprar. Comprar bien es básico para tener un buen lienzo sobre el que trabajar. Errar en esta fase es generar problemas a largo plazo que te costarán más tiempo y dinero que elegir un buen coche de base.


El increíble interior del Mini clásico de Stephen Colbran, de Mini Magazine

Crear "tu coche" a partir del lienzo que hayas elegido puede ser una experiencia familiar, con la que fortalecer lazos con tu pareja, tus hijos, tus amigos...

Y una vez encuentres el coche de "tus sueños", es cuando realmente empieza el viaje fantástico de disfrutar de él. Como a casi todo aficionado al mundo del motor, la clave está en "hacer tuyo el coche", sentirte compenetrado con la máquina, conocerla hasta el último tornillo.

Para esto, no hay mejor proceso que el de una mejora o una restauración con mimo. Si optas por un clásico como "el coche de tu vida", y tienes oportunidad, lo mejor que uno puede plantearse es un proceso tranquilo y pausado de restauración y mejora de todos y cada uno de los aspectos del mismo.

Hay gente que habla de las limitaciones presupuestarias en estos casos, de que es todo muy caro o muy complejo. Yo te digo que no hay nada imposible si uno pone ganas: el tema del dinero es un tema, en realidad, de paciencia para ahorrarlo. El tema del conocimiento técnico y de la mañana... bueno, esto también se compone de paciencia, de lectura, de práctica, y sobre todo, como todo en la vida, de ganas de aprender. Nadie nace aprendido, y soltar y apretar tornillos no es tan complicado. Basta con tener un buen guía espiritual (sea un libro de taller, sea un mecánico amigo tuyo...), con el que saciar dudas.

Y así, poco a poco, irás haciendo tuyo ese coche que has adquirido. Porque irás disfrutando de tu tiempo libre compartiéndolo con él, con cada mejora, con cada esfuerzo, generando recuerdos y tiempos comunes, hasta confeccionar la máquina de tus sueños.

Terminarlo es una quimera, lo sé. Digamos que un coche "proyecto" nunca se termina. Siempre vuelves a por más, con nuevas ideas, con nuevas piezas. Pero para llegar a esa fase de "pulir detalles", primero hay que terminar "la base", y hacerla rodante.


Singer crea obras de arte a partir de 911's. Puedes hacerlo tu también con paciencia

El error, muchas veces, el fallo con el que nos encontramos, es que muchos aficionados, en ese proceso de recuperación del coche, se acaban desinflando, acaban poniendo su atención en una revista de compraventa de coches, y cambian sus prioridades. O acaban la restauración o preparación del coche y luego no saben disfrutarlo...

Yo aquí es donde realmente os animo a continuar hasta el final. Poner el coche en la carretera, y sobre todo, hacer uso de él. Porque un coche clásico (o no tan viejo...) bien "apañado" puede ser el perfecto compañero del día a día. Los coches están hechos para conducirlos, para disfrutar de las curvas, pero también del paseo hasta ir a por la barra de pan.

Crear un vínculo emocional a través de su restauración con la máquina te permitirá conocerla. Conducirla te perfeccionará esa sincronía y te hará conocer su comportamiento. Te enamorarás de la máquina... Aunque esto suene a problema psiquiátrico (de hecho... creo que lo es, sí).

Conducirla cada día, cuando ya sea totalmente "de fiar", te permitirá descubrir sus defectos. Aquellos que no puedas asumir, volverán a pasar al programa de mejoras para la próxima fase de reparación del coche... Y de esta manera, si sabes disfrutar de "tu coche", pasarás a tener "tu coche".


¿Qué me dices de un GTV clásico como base de partida?

Tal vez la decisión más importante sea elegir adecuadamente, con calma y pausa, la base adecuada para crear "tu coche"

Admiramos desde Autoblog creaciones como las de Singer o las de Alfaholics. Obras de restauración que te dejan sin respiración. Pero a lo que te quiero animar, amigo mío, es a que hagas eso mismo, pero por ti mismo. Aunque el trabajo de un profesional es siempre digno de admirar, no hay nada como "hacer tu propio coche con tus propias manos" para, realmente, crear vínculos con él.

Habrá quien diga que no tiene dónde hacerlo, yo le contestaré entonces que no tiene ganas reales de hacerlo. Quien realmente sueña con algo así, quien sigue este consejo, sabrá encontrar un pequeño garaje de alquiler para matar el gusanillo.

Y créeme, si sigues este pequeño "consejo", y te apuntas a crear "tu coche", llegará ese momento cuando lo termines, cuando lo fotografíes, cuando lo admires, cuando lo conduzcas, que realmente te hará feliz, te sacará una sonrisa profunda. Una sonrisa que más que corresponderse con la máquina, se corresponderá con la enorme satisfacción personal de haber creado tu propia obra de arte con ruedas, una obra donde podrás apreciar lo que has aprendido a través del recorrido de haberla creado, donde habrá perfectas imperfecciones fruto de ese proceso de aprendizaje, que te traerán recuerdos a la memoria.

¿Realmente se necesita tener un garaje de cuarenta coches para ser feliz disfrutando del automóvil? ¿realmente se necesita tener el último grito tecnológico con tracción quattro y multimedia inteligente? ¿realmente necesitas que tu coche sea el más rápido en tal o cual circuito? Yo creo que no... Creo, sinceramente, que lo más importante es disfrutar lo que uno tiene, y para eso, hay que saber disfrutar de cada fase, de cada momento, desde la compra, pasando por la restauración, la preparación, la conducción, la modificación posterior... De disfrutar va la cosa, ¿no es una afición esto? ¿qué más da lo que tenga o lo que corra el coche del vecino?

Sólo falta saber qué quieres crear. Hay muchos clásicos para los que la lista de fabricantes de piezas te permiten iniciar el sueño fácilmente (911, en especial 964, Mini, Alfa GTV, BMW 2002, Nissan Z...).

Y si te animas a seguir este consejo y creas "tu coche", yo me encargaré de ofrecerte un espacio en Autoblog, cuando acabes tu proyecto, para que nos lo enseñes, y nos cuentes el proceso de búsqueda, de compra, de montaje, de mejora... Y podamos disfrutar del resultado. ¿Te apuntas? Yo voy a contaros el mío tan pronto empiece con él...

Reader Comments (Page 1 of 2)

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1Enrique Garca1349
2Guillermo Alfonsin12633
3Antonio R. Vaquerizo657
4Daniel Murias460
5Valent Fradera264
6Nacho Villarin222