Skip to Content

Categorías: Citroën, Peugeot, Etc., Maserati

Para Harald Wester, CEO de Maserati, "los coches eléctricos son una sandez"



Así de tajante se ha mostrado Harald Wester, CEO de Maserati, para describir los coches eléctricos. Para él, el legislador debe tener un enfoque más realista de cómo se miden las emisiones antes de promulgar leyes que las favorecen.

Citando a estadísticas que sugieren que para producir la energía necesaria para que un ocche eléctrico circule 1 km, una central eléctrica media europea emitirá 86 g de CO2, 110 g/km en si la central está en Estados Unidos y 191 g/km si está en China.

"Toda esta discusión acerca de las emisiones ceros es una sandez. Nadie habla de la eficiencia con la que la batería es recargada".

"Toda esta discusión acerca de las emisiones ceros es una sandez. Nadie habla de la eficiencia con la que la batería es recargada. Varia mucho de una región a otra, dependiendo de cómo se produce esa energía, si es nuclear, si es térmica, etc, pero incluso la mejor de ellas no está por delante del motor de combustión interna", declaró Harald Wester.

Maserati, podría verse obligada a desarrollar un modelo híbrido para cumplir con las estrictas normas anticontaminación, especialmente en Estados Unidos: "Parece ser que tendremos que hacerlo, pero será únicamente para cumplir con las normas. No lo vemos con un negocio viable". Y añadió: " El diésel y el gas natural son respuestas más obvias si el CO2 está en el centro de la cuestión. Ambos son respuestas más viables que los híbridos. Si nos diesen un objetivo de CO2 en lugar de imponernos una tecnología, entonces iríamos por ese camino".

Terminó sentenciando: "Si queremos una solución realista a las emisiones, el legislador debe ser más honesto en su cálculo de las emisiones. Los coches eléctricos no son la solución".

¿Coche eléctrico, sí o no?
Son palabras polémicas, no cabe duda, especialmente viniendo del presidente de una marca como Maserati que sólo produce modelos de altas prestaciones con motores de gran cilindrada. La opinión pública pensará que "barre para casa". También es cierto que la elección de sus palabras no es la más acertada y sorprende en una persona que no es mediática como Carlos Ghosn o Sergio Marchionne. Ahora bien, sin caer en la trampa de darle la razón al 100%, sí que una pequeña parte de razón tiene.

Dejemos de lado las cuestiones técnicas sobre la autonomía de los coches 100% eléctricos, pues aún estamos en los inicios de esta tecnología y no cabe duda que con el tiempo mejorarán, como evolucionó y mejoró el motor de combustión interna. La problemática de los coches eléctricos no es tanto el coche en sí, sino toda la hipocresía que los rodea.

Desde hace años, me pareció erróneo presentar el coche eléctrico como la panacea a nuestro problema de contaminación, pues sólo desplazábamos el problema. Sí, el coche eléctrico emite cero gramos de CO2 por km, por lo tanto ya podemos tener la conciencia tranquila. ¿Y de dónde ha salido la electricidad? ¿Del enchufe, como la leche sale del cartón y no de la vaca? Sin querer volver a entrar en el complejo tema de la producción de energía eléctrica, no es lo mismo que la produzca una presa, una central eólica, una central térmica alimentada por combustibles fósiles o una central nuclear. Todas tienen sus pros y sus contras y contaminan más o menos, algunas directamente y otras en diferido (pero no por ello menos dañino). Apostarlo todo al coche eléctrico podría ser un callejón sin salida, pues no aportamos solución, sólo miramos hacia otro lado.

Tampoco creo que haya que aferrarse al motor de gasolina. Nos guste o no, pasará a la Historia.

Limite de emisiones
Harald Wester hace también referencia a imponernos un objetivo de CO2. Sin embargo, centrándose en las emisiones de CO2, el legislador favoreció el auge del diésel en el mercado europeo. Sí, en términos de CO2, un diésel emite muchísimo menos que un motor gasolina, pero a cambio aumentan las emisiones de partículas y óxidos de nitrógeno (NOx) mucho más nocivos que el CO2. Y no se empezaron a aplicarse medidas obligatorias contra el NOx hasta el año 2000 con la norma Euro 3, mientras que las primeras normas datan de 1992 (Euro 1). Actualmente, tampoco toman en cuenta las partículas emitidas por los escapes. A pesar de ello, fabricantes como PSA Peugeot Citroën (que fueron los primeros) y el grupo VAG incluyen escapes con filtros de partículas -los famosos DPF-. Estas partículas se tomarán en cuenta para la norma Euro 6 que entrará en vigor en septiembre de 2014.

Tampoco creo que haya que aferrarse al motor de gasolina. Nos guste o no, pasará a la Historia. Quizá no lo veamos nosotros, pero sí nuestros hijos o nuestros nietos. Si a principios del siglo XX se impuso la gasolina sobre la electricidad y otras posibles energías, fue por su precio ridículo derivado de su abundancia, una abundancia finita, pero abundancia al fin y al cabo. Y en la situación actual, las marcas aplican el viejo dicho muy nuestro de "hecha la ley, hecha la trampa".

Los motores de nueva generación tipo down sizing consumen y contaminan menos...siempre y cuando se conduzca en la estrecha zona de uso similar a la de su homologación (cambiar de marcha a 1.800 rpm, nunca pasar de 80 km/h y acelerar de 20 a 60 km/h en medio minuto). De lo contrario, los consumos se disparan y acabamos, en algunos casos, gastando más que un 6 cilindros.


Los eléctricos de rango extendido son actualmente la solución de transición idónea.

En un acto de valentía o de inconsciencia, Harald Wester reabre el debate sobre el futuro de la movilidad, aunque lo haya hecho como un elefante en una cacharrería.

Debate abierto
Claramente, no podemos seguir así. Se han hecho muchos esfuerzos para mejorar nuestra calidad de aire y si bien el coche eléctrico no es la solución milagro que todos esperan, tampoco hay que empeñarse en prolongar innecesariamente el motor de gasolina. Si no es por razones de contaminación, al menos que sea por una simple razón práctica y económica: algún día las reservas de petróleo se agotarán. Y más pronto de lo que pensamos si seguimos a este ritmo.

En un acto de valentía o de inconsciencia, no lo sabemos, Harald Wester tiene el mérito de volver a reabrir el debate sobre el futuro de la movilidad, aunque lo haya hecho como un elefante en una cacharrería.

Existen soluciones de cara al futuro y todo apunta a que la movilidad sostenible tendrá que pasar por la pila de hidrógeno (completísimo artículo de Guille sobre este tema aquí). Pero no es menos cierto que hoy por hoy, el coche 100% eléctrico no es la solución. Actualmente, sin llegar a ser la solución definitiva, los coches eléctricos de rango extendido y los híbridos plug-in de nueva generación son la mejor manera de ir cambiando nuestras costumbres y nuestra manera de ver la movilidad, mientras no se imponga una alternativa todavía más eficiente y menos contaminante a esta solución de transición.

[Declaraciones recogidas por Autocar]

Reader Comments (Page 1 of 2)

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1Enrique Garca2068
2Guillermo Alfonsin14067
3Daniel Murias866