Skip to Content

Categorías: Subaru, Deportivos

Subaru WRX, ¿qué esperamos de él?


Pincha la imagen para ver la galeria

Hace ya dos años te contamos aquí que el camino paralelo de los WRX STI y el de los Impreza tocaba a su fin (puedes recordarlo pinchando aquí). Como en el caso del Nissan GT-R, la idea de Fuji Heavy Industries pasa por separar su compacto Impreza, para permitirle tener su propia identidad más civilizada, de su vehículo de halo.

De esta manera, bajo su punto de vista, Subaru podría emplear el tirón de imagen del nuevo WRX en toda su gama, sin teñir demasiado de ideas racing al Impreza. Y es que, además, no podemos obviar el hecho de que el Impreza se va a dejar de comercializar en ciertos mercados, como el español, donde su nueva generación no llegará, y nos vamos a tener que conformar con el XV.

Pero el WRX, a buen seguro, tendrá difusión "global".





La generación actual del WRX STI ha sido decepcionante en ventas en Europa

Lo que vimos la semana pasada en el Salón de Nueva York es, según la marca nipona "una fiel muestra de las líneas estéticas del nuevo WRX que está por llegar". Si la fidelidad estética es tan acusada como en el caso del BRZ conceptual, estamos de enhorabuena, pues quitando detalles imposibles para el modelo de calle (retrovisores y grupos ópticos), el resto del coche no sólo emana personalidad, sino también músculo y "presencia".

Es de esos coches que, como en el caso del GT-R, no hay una belleza "escultural" a lo Sergio Pininfarina, sino cierta brutalidad que te invita a pensar y soñar con lo que es capaz de hacer (el típico caso de la chica con cara aniñada y muy guapa versus la chica "con cara de...", vamos, la que tiene sex-appeal).

Y sí, el WRX tiene sex-appel. Mucho.

Pero, ¿qué nos dicen sus cifras? Por el momento tenemos pocos detalles oficiales, pero algunos son importantes, como las dimensiones. El concepto medía 4.521 x 1.889 x 1.389 milímetros (largo por ancho por alto), con una batalla de 2.761 milímetros.



Comparativamente, el Impreza sedán actual del mercado estadounidense mide cinco centímetros más de largo, y su batalla resulta más corta (2.644 milímetros). Vamos, que hay diferencias considerables dentro de la base del coche.

Según nuestras informaciones, la base bajo la carrocería que vestirá al nuevo WRX estará íntimamente ligada al citado Impreza, pero gracias a separarse conceptualmente de este conocidísimo nombre (algo que ya sucedió antes de que el último STI dejara de venderse hace unos pocos meses), podrá optar por diferencias puntuales importantes para mejorar las capacidades del vehículo.

Se sabe que Subaru tiene listo un sistema muy similar al que se va a emplear en la Fórmula 1 a partir de 2014, consistente en turbocompresores asistidos por un pequeño motor eléctrico que evita que estos caigan en su velocidad de rotación, con lo que se mejora la respuesta al acelerador y se reduce el lag, o se elimina completamente. Con unas pequeñas baterías de litio, recargadas en las retenciones del motor, estos turbos tendrían energía suficiente para alimentarse.



Los chicos de Fuji Heavy Industries son unos genios de la técnica... por eso nos gusta tanto la idea de un WRX "puro"

La base mecánica, en todo caso, será a buen seguro derivada del nuevo bloque 2.0 de inyección directa sobrealimentado, estrenado en el Forester, donde ofrece 240 caballos. Con el extra de sobrealimentación, el nuevo motor rondará fácilmente los 300 caballos.

El sistema de tracción será la última iteración posible del ultra-conocido sistema simétrico de tracción integral de la casa. Los diferenciales activos central y trasero son algo que Subaru conoce bien, por lo que meterlos bajo el esqueleto de este nuevo WRX no debería ser problema.

Y todo ¿para qué? Si miramos sus especificaciones fríamente, y sondeamos el mercado rápidamente, vemos, por ejemplo, al CLA 45 AMG de Mercedes-Benz, que mide prácticamente lo mismo y ofrece un concepto muy similar (tracción total en un sedán deportivo compacto). Pasa algo parecido con el recién lanzado S3 sedán de Audi.

Con el WRX, Subaru podría ofrecer una alternativa nipona y premium a estos germanos "de lujo", con un coche mucho más radical, y probablemente más rápido y efectivo contra el crono. Será más exclusivo y raro de ver, claro que también perderá el "halo" de lujo de sus rivales alemanes. Claro que para meterse en esta pelea su precio debería rondar los 45-50.000€ cuando llegue a los concesionarios.



¿Es este el tipo de coche halo que necesita Subaru? Aquí ya caben opiniones de todo tipo. Con un motor algo más gordo y 400 caballos, la marca nipona podría plantearse un "mata-supercoches" auténtico, claro que entonces no tendría la capacidad comercial y el gancho "para casi todos los públicos", y acabaría siendo una suerte de GT-R "económico".

Separarse del Impreza debería permitir al WRX especializarse más y tener identidad propia, algo por lo que estamos dispuestos a pagar

Bajo nuestro punto de vista pasional, nos encantaría que el WRX se perpetuase como lo que hemos visto en el concepto: un sedán de cuatro puertas, versátil para el día día, pero al mismo tiempo temible en cualquier tramo, a base de potencia y agarre a lo bestia con su sistema de tracción integral inteligente.

Puede que 45.000€ no estén al alcance de cualquier bolsillo, pero siguen siendo mucho más accesibles que los precios de máquinas de prestaciones puras similares.

El actual Impreza WRX STI ha sido un cierto desastre comercial. Ni tan siquiera en Reino Unido ha funcionado como se esperaba de él. Subaru tiene mucho que demostrar con este nuevo modelo por ello. ¿Lo conseguirá?

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1enrique-garcía15920
2guillermo-alfonsin10426
3daniel-murias910
4antonio-r-vaquerizo527
5valent-fradera274
6nacho-villarin152
7javier-costas959
8elas-juarez20