Skip to Content

Categorías: Ford, Pruebas, Monovolúmenes y MPV

Prueba: Ford B-Max 1.6 TDCI


Haz click para ir a la galería.


El Ford B-Max llega en un segmento, el de los pequeños monovulomenes, que ya cuenta con varios actores. Ford no es el primero, Opel con el Meriva o Citroën con el C3 Picasso, por ejemplo, ya estaban presentes. El Ford B-Max entra, además, en un segmento que nunca acabó de despegar realmente. Sin embargo, lo que podría parecer como un error en un segmento algo apagado es visto por los dirigentes de Ford como una oportunidad en oro de destacar, pues consideran que han dado con el por qué de esa apatía en el segmento.

Para ellos, el B-Max corrige el defecto que tienen sus rivales y que hacen que el cliente potencial se vaya a otros segmentos del mercado: el acceso a bordo poco generoso. Y es que, en teoría, un pequeño monovolumen es ideal para moverse por la ciudad, es funcional y manejable en el tráfico de las congestionadas calles. Pero para ello, hay que aceptar ciertas concesiones, sobre todo en términos de accesibilidad; el colmo para un monovolumen. Opel, aportó un principio de solución a este problema con el Meriva y sus puertas traseras antagonistas, que se abren en el sentido contrario de la marcha. Ford, fue más lejos con este concepto y propone dos puertas traseras deslizantes en un coche sin pilar B aparente.

¿Es la solución ideal? ¿Consiguió Ford la cuadratura del círculo al proponer una accesibilidad sin limites en un coche pequeño? ¿O es la ausencia de pilar B un truco de ingenieros y aprovechado por el marketing para que se hable del coche?




Reader Comments (Page 1 of 1)

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1Enrique Garca18114
2Daniel Murias1192
3Guillermo Alfonsin4427
4Valent Fradera271
5Antonio R. Vaquerizo212
6Nacho Villarin140