Skip to Content

Categorías: BMW, Cupés, Deportivos

Usado, sí, pero interesante: BMW Z3 M Coupe



No le llames feo, hombre. Llámalo diferente. Es más, a mi me encanta... tanto como para estar tremendamente tentado de comprarlo. Se trata del Z3 M Coupe, un ejercicio de diseño montado sobre el Z3 descapotable normal, rememorando los clásicos shootingbrake, con sólo dos plazas pero un maletero perfecto para meter al perro (mi Pistón sería feliz ahí, y de hecho, meter perros es la razón de los shootingbrake, ¿no?).

Aunque Bangle recibió parte de la responsabilidad de aprobar el diseño de este extrañísimo deportivo, la realidad es que su diseño es obra de Marcus Syring, actual jefe de diseño de MINI, que creó un clásico instantáneo, muy polémico, pero que a aquellos que nos gustó, nos gustará siempre.

Es de esos coches que hay que ver en vivo, pues las fotos no le hacen ninguna justicia, y es que su parte trasera ancha, con enormes pasos de rueda, su altura reducidísima sobre el suelo, y todos los demás detalles del coche hacen que se vea "machote".

Galería: BMW Z3 M Coupe


¿Cómo es?

Pero no sólo es cómo se ve, sino cómo se mueve. El Z3 M Coupe tuvo dos versiones a lo largo de su vida comercial en Europa, una con el motor S50 del M3 E36, y otra con el S54 del M3 E46. La primera se vendía con 321 caballos, y la segunda con 325 caballos. Además, esta segunda fase incorporaba control de estabilidad. Desgraciadamente sólo se fabricaron 281 unidades con el volante a izquierdas para Europa de este último modelo.



Más de 320 caballos en un diminuto deportivo de dos plazas, con una batalla de 2.446 milímetros y un peso de 1.363 kilos (4,3 kilos por caballo) es una combinación divertida a la fuerza en un tracción trasera. Y créeme, tan pronto lo arrancas y lo mueves te das cuenta de ello.

En todo caso vamos a empezar por el principio. Abres la puerta y como en todos los Z3 te encuentras con un habitáculo estrecho que te deja apreciar la edad que tiene el diseño de su salpicadero (puramente E36 en algunas cosas). Arrancar el motor es disfrutar del sonido metálico del seis en línea BMW atmosférico y puro.



Conducir por ciudad no es complicado, aunque el larguisimo capó que tienes por delante hace complicado aprender a saber dónde acaba. Pero la visibilidad es buena en todas direcciones, aunque impone verte tan bajo cuando paras al lado de cualquier SUV moderno.

El motor traga combustible (medias de 12 combinando ciudad y carretera abierta son normales), pero tiene algo bueno y versátil: un maletero tremendo de grande, donde tu perro se sentirá ancho y cómodo, y donde podrás meter la compra de la semana sin problema alguno, o las maletas de unas vacaciones.

En carretera abierta la experiencia es todo un placer. Es un coche analógico, de antes de que nos metiéramos en toda esta revolución digital sin tregua. Aunque es bajo y su centro de gravedad no cuelga de arriba, la suspensión es tirando a blanda, aunque sin excesivo recorrido. Esto hace que cuando atacamos a muerte el coche balancee y se mueva sobre sus ruedas antes de hacer apoyos francos.



Pero los hace, y una vez que los hace resulta inamovible de ellos, dándote confianza en ese apoyo. La dirección te telegrafía bien cuánto agarre hay en las ruedas delanteras, pero son las traseras las que te dan la diversión.

El Z3 M Coupe es un coche que auténticamente se puede conducir con el pedal derecho combinado con el volante. Si eres brusco con el gas podrás descolgar la trasera, y jugar con el acelerador para pronunciar más o menos la guiñada, mientras el volante busca el solito el contravolante.

En seco es simplemente una delicia, aunque sacarle todo el partido exige saber lo que se lleva entre manos. Sin un control de estabilidad o de tracción que te sirva de red de seguridad, propasarse con balanceos, inercias y acelerador puede hacer que acabes mirando en el sentido contrario.


El coche perfecto para el loco de los coches amante de los perros... vamos, ¡alguien como yo!

Pero en seco el límite está "alto", y es un coche relativamente fácil de conducir si sabes hacer las cosas "bien", acelerando cuando toca y siguiendo los pasos adecuados. Además la suspensión "tirando a blanda" del tren posterior es capaz de encontrar agarre a pesar de la enorme potencia.

La cosa se complica sobremanera en mojado. Aunque la suspensión blandita trata de incrementar el agarre disponible, propasarse sobre asfalto húmedo es buscarse un trompo. Hay que hilar fino, dosificar linealmente el acelerador y tener la suerte de no pillar charcos con los enormes rodillos traseros, a los que les gusta hacer acuaplaning a la mínima oportunidad.

Si, además, das con un coche con suspensiones opcionales más duras, llevarlo en mojado será "misión imposible", y será mejor dejarlo aparcado en casa en esos casos.

Dinámicamente hablando la única pega que le podemos sacar, además de la necesidad de tener buenas manos, es que los frenos no aguantan el sobrecalentamiento como nos gustaría, y si lo metes en unas tandas acabarás con problemas con ellos. Unas pinzas rígidas obran maravillas como opcional para instalarle.



¿Cuánto cuesta?

Por 15.000€ más o menos puedes encontrar algunas unidades sueltas. Es un coche fiable en términos generales, pero tienes que mirar una serie de puntos críticos fundamentales. El primero es el sistema Vanos. Tanto los motores S50 como los S54 tienden a tener muchos problemas con los sistemas de distribución variable de BMW.

El problema está en unas juntas tóricas fabricadas de un elastómero que no soporta bien el calor, lo que acaba generando que estas juntas tengan fugas, y el sistema falle a la hora de ajustar el calado de las válvulas, lo que genera traqueteos sonoros, ralentí irregular, falta de potencia y par, y un consumo exagerado de combustible. Esto se refleja inmediatamente en la diagnosis del vehículo.

El arreglo "oficial" del problema pasa por la sustitución integral del sistema Vanos, que montado te puede salir por 2.000€ o algo más, pero seguirá siendo propenso a fallar por las juntas tóricas. Existen kits de reemplazo para estas juntas. Si instalas estos sistemas, por unos 1.500€ tendrás un motor a prueba de este fallo y te podrás olvidar de ello.

La clave de todo el asunto es buscar un Z3 M Coupe sin problemas de Vanos, o rebajar el precio del coche estos 2.000€ para afrontar el problema nada más comprarlo y olvidarte de él.



Otros posibles problemas que hay que tener muy en cuenta son fisuras en el monocasco en la zona del maletero. Y es que el punto de anclaje del diferencial al chasis se raja en contadas ocasiones. Si el coche tiene ese fallo, no lo compres, busca otra unidad. La reparación, que BMW cubrió en garantía a muchos usuarios, es costosa y compleja.

Por todo lo demás, el coche no tiene problemas "importantes" más allá de palancas de cambio que no se mueven correctamente por problemas con los muelles que las recolocan en su posición "central" (la reparación es cara, si la unidad presenta este defecto, pasa de ella; cojinetes de brazos de suspensión trasera que se deterioran (el coche hará ruidos secos en esa zona al pasar baches o cambiar de aceleración a retención), que invitan a pasar de la unidad.

Hay problemas menores, como los cargadores de CD que no funcionan, o ventanillas que no ajustan bien, pero todo es fácil o barato de cambiar o reparar, por lo que no son alarmas para huir de la compra de una unidad concreta, aunque se pueden usar para rebajar el precio de adquisición.

Por lo demás (Vanos a parte) es un coche de esos que puede durarte mucho tiempo, y es una genial inversión, pues hay muy pocos, y probablemente toque pronto fondo y recupere parte de su valor.

¿Conclusiones?

¿Quieres un coche de tracción trasera con el que divertirte? Esta es la mejor compra que te podemos presentar en mucho tiempo. Es un coche para los que tienen buenas manos (si encuentras una unidad con ESP entonces será al alcance de todos los públicos), que gasta bastante combustible, pero que proporciona diversión yendo al 60, al 80 y al 100%. Es rápido (80-120 en 5,6 segundos en cuarta), ágil y te sacará sonrisas "analógicas".



Todos aquellos que están todavía con la locura del GT86 y el BRZ deberían mirar a este coche que, por la mitad de dinero, ofrece una conducción mucho más pura y divertida (claro que es un coche "viejo y usado", pero...).

Eso sí, es un "segundo coche". No tiene plazas de atrás y es muy delicado en mojado (los que no llevan ESP, repito). Pero la conclusión más importante que te puedo dar es que yo me lo compraría... Es más, no descarto comprarlo... A fin de cuentas es el BMW M con más carácter que recuerdo haber conducido.

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1enrique-garcía15620
2guillermo-alfonsin10426
3daniel-murias910
4antonio-r-vaquerizo527
5valent-fradera264
6nacho-villarin152
7javier-costas959
8elas-juarez20