Skip to Content

Categorías: Mercedes-Benz, Pruebas, Segmento E grandes y lujosos

Contacto: Mercedes E63 AMG S-Model


Haz click para ir a la galería.


El anterior Mercedes E63 AMG, equipado del V8 5.5 litros biturbo (tipo M157) de 518 CV y 700 Nm, no tuvo una acogida precisamente mala, todo lo contrario. Es cierto que no era tan preciso ni tan extrovertido como su hermano pequeño, el C63 AMG, pero al fin y al cabo todo el mundo aceptaba que un coche más grande y más pesado fuese...pues eso, más grande y más pesado.

La octava generación del Clase E, aparecida en 2009, fue objeto de un restyling efectuado en este inicio de 2013 con el fin de ayudar al fabricante en su eterna conquista del mercado premium. El Clase C es el modelo más vendido de la marca en todo el mundo, seguido por el Clase E. Vamos, que no se trata aquí de una intervención menor destinada simplemente a dar coherencia estética a toda la gama a medida que van saliendo nuevos modelos. Se trata de un cambio profundo en la estética y posicionamiento del modelo.



Mientras que Mercedes insistía en hablar de los nuevos motores, no pudimos hacer otra cosa que quedarnos boquiabiertos ante el cambio estético.

Además de una nueva política de organización de las motorizaciones, una buena parte de los paneles de carrocería son nuevos y el Clase E tipo W/S-212 cuenta ahora con una serie de sistemas de ayuda a la conducción en forma de adelanto del equipamiento del futuro Clase S.

Mientras que Mercedes insistía en hablar de los nuevos motores, no pudimos hacer otra cosa que quedarnos boquiabiertos ante el cambio estético. El nuevo Clase E dice adiós a las formas moldeadas con un cuchillo. En los últimos años, el diseño de los Mercedes era percibido como muy austero, frío o analítico. Ahora es todo lo contrario. El frontal es totalmente nuevo, con formas redondas, orgánicas y mucho más expresivas. La zaga también ha cambiado con pilotos suavizados en sus formas. De manera general, toda la carrocería ha sido suavizada, incluso los pliegues laterales de chapa se han visto atenuados. Es el tipo de modificaciones, por la elevada inversión que implican, que no se suelen hacer en un restyling. Esto nos demuestra hasta qué punto es importante para Mercedes el Clase E. De hecho, Hans-Dieter Futschik (director de diseño para el Clase E) nos confirma que es el restyling más caro jamás realizado por la marca. Es decir, han cambiado todo excepto las lunas, el parabrisas, el techo y el portón de maletero; el resto de la carrocería es totalmente nueva.



La lista de sistemas "Intelligent Drive" (o asistencia intrusiva, dependiendo de a que se le pregunte) y ahora disponibles en opción son claramente tomados prestados del futuro Clase S. Algunos de esos sistemas de asistencia son el control de crucero Distronic Plus, que actúa también sobre la dirección si es necesario; el Brake Assist con la función Junction Assist para los cruces y que detecta coches o peatones que vendrían de los lados en caso de mala visibilidad; frenada automática Pre Safe (funciona en velocidades inferiores a 50 km/h); sistema Pre Safe mejorado; asistente de cambio de carril optimizado; asistente de faros en posición "largas" de intensidad variables, es decir que se mantienen puestas pero sin deslumbrar a los que vienen de frente, y el resto de elementos habituales en Mercedes.



El E63 AMG estará disponible con dos tipos de transmisión, la clásica tracción trasera o bien la tracción integral 4Matic.

Como parte del restyling general del Clase E operado en este principio de año, los chicos de Affalterbach decidieron aprovechar la ocasión para otorgar más potencia y par motor al E63 AMG. Ahora desarrolla 557 CV y 720 Nm en su versión de base, mientras que la versión S (que anteriormente se denominada AMG Performance Pack ) desarrolla 585 CV y 800 Nm de par motor. Otra de las novedades importantes es que ahora el E63 AMG estará disponible con dos tipos de transmisión, la clásica tracción trasera o bien la tracción integral 4Matic. El E63 AMG S-Model (que probamos aquí), por su parte sólo estará disponible con la tracción integral, independientemente de si es con la carrocería berlina o break. Por supuesto, todos los E63 AMG reciben el cambio Speedshift MCT 7.



Mercedes AMG anuncia un 0 a 100 km/h en 4,2 segundos para el S63 AMG "normal", mientras que el S-Model lo abate en 3,6 segundos. No solamente los cambios operados en el motor (presión de turbo que pasa de 0,9 a 1 bar, electrónica modificada) le permiten bajar tanto el tiempo en el 0 a 100 km/h, sino que la combinación del cambio Speedshift MCT7 y la tracción integral (con reparto de par fijo de 33% para el eje delantero y 67% para el trasero) hacen maravillas en el Clase E. Realmente aporta un plus en prestaciones para este versión hardcore. Por si fuera poco, los S-Model cuenta con un diferencial trasero autoblocante.



En las curvas cerradas, el nuevo tren delantero y el diferencial trasero autoblocante se entienden a la perfección.

En las curvas cerradas, el nuevo tren delantero y el diferencial trasero autoblocante se entienden a la perfección. En cuanto a las suspensiones no hay cambios significativos, los amortiguadores pilotados siguen contando con muelles neumáticos detrás y muelles helicoidales delante. El confort que otorgan es soberbio al mismo tiempo que saben pegar las ruedas al asfalto; confort y dinamismo se unen en el E63 AMG. Y eso que el coche equipa enormes Pirelli PZero de 255/35 delante y 285/30 detrás... Además, el tren delantero se muestra más incisivo que en el anterior E63 gracias a una vía ensanchada en 48 mm. Pero la nueva demultiplicación de la dirección, con respecto a un Clase E estándar también participa de esa nueva precisión de guiado. En las curvas cerradas, el nuevo tren delantero y el diferencial trasero autoblocante se entienden a la perfección.

En modo Sport, el E63 AMG S-Model, se muestra realmente radical. De entrada, la respuesta al acelerador es casi instantánea, el rugido del V8 a través de los cuatro escapes te pone los pelos de punto y se zampa las curvas como un poli neoyorquino los donuts. Es lo más parecido a un C63 AMG Black Series que hay actualmente en la gama, pero mucho más cómodo y predecible en las situaciones limites.



La caja de cambios Speedshift MCT 7 no nos acaba de convencer en este modelo (en otros Mercedes es una delicia). En modo Sport Plus o Manual, tiene una programación que nos parece un tanto extraña en algunas situaciones. El problema es que la gestión del cambio es ultraconservativa cuando sube o baja de marcha, así como cuando debe efectuar un kick down; es decir, es algo lenta. De todos modos, Mercedes reconoce que para cuando el E63 AMG llegue al mercado, entre abril y mayo según las versiones, habrán terminado la puesta a punto de la gestión del cambio.

Para frenar el nuevo meterorito de Stuttgart, AMG sigue fiel a los discos metálicos, aunque en opción se podrán pedir discos cerámicos. De todos modos, el mordiente del E63 AMG es soberbio y no han mostrado signos de fatiga en utilización intensiva, es decir, a lo bruto.



Prueba de Matt Davis


Reader Comments (Page 1 of 1)

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1Enrique Garca17027
2Guillermo Alfonsin9529
3Daniel Murias890
4Antonio R. Vaquerizo589
5Valent Fradera279
6Nacho Villarin132
7Javier Costas863
8Elas Juarez10