Categorías: Volvo, Industria, Sedanes, berlinas, segmento D, SUVs y todoterrenos, Compactos segmento C, Segmento E grandes y lujosos

Volvo se deshace poco a poco de la herencia de Ford



Poco a poco, Volvo está dejando atrás la herencia de Ford. La marca sueca está preparando el lanzamiento de una nueva gama de motores propios, desarrollados en interno. El primero de esos motores será un 4 cilindros que debutará antes de que termina el año. Volvo no quiso especificar si se trataba de un propulsor diésel o gasolina. También está desarrollando su propia plataforma modular, la SPA. Pero habrá que esperar hasta finales de 2014 para poder ver el primero modelo basado en esta nueva base, será el futuro XC90. Más adelante, la SPA dará lugar a los V70 y S80, que pasarán entonces a llamarse V90 y S90, según ha explicado Peter Mertens, jefe de I+D en Volvo. Dejó caer, también, que se podría desarrollar un cupé sobre esa plataforma.

Aún así cuesta deshacerse de la herencia de Ford. El nuevo V40, presentado el año pasado, seguirá conviviendo con los modelos basados en la SPA. No será hasta la próxima generación de V40 que el modelo dispondrá de una plataforma propia. Ésta, se desarrollará en Gotenburg en colaboración con la china Geely (dueña de Volvo). Volvo V40 y un futuro modelo de Geely compartirán entonces plataforma.


"La modularidad significa independencia, pero también lo contrario. Si eres independiente tienes que conseguir economías de escala de otra forma", explicó Hakan Samuelson, CEO de Volvo. Y es que la plataforma SPA es una necesidad para Volvo, permitiría así a una marca relativamente pequeña poder competir con los potentes grupos industriales. Por otra parte, Samuelson confirmó el objetivo de duplicar las ventas de Volvo al horizonte 2020, de las cuales 200.000 se harían en China. En 2012, Volvo vendió 422.000 coches, lo que supuso una bajada del 6% con respecto a 2011.

No es ninguna novedad, Volvo ya no fabricará motores de más de 4 cilindros. La modularidad de los nuevos motores Volvo hace que propulsores de gasolina y diésel tendrán entre 30 y 40% de piezas comunes, con una capacidad unitaria máxima, es decir de cada cilindro, fijada en 500 cc. Todos los motores serán sobrealimentados por turbo, explicó Mertens, con potencias que van desde los 120 CV hasta los 230 CV, en diésel, mientras que en gasolina, la gama irá desde los 140 Cv hasta los 280 CV. A destacar que Volvo no se aventurará de entrada en la creación de un 3 cilindros diésel. "Dejaremos que otros habrán el camino", sentenció Mertens.

Por supuesto, no descartan la hibridación. De hecho, apuestan por ella para los segmentos más altos del mercado. Combinado una unidad de 4 cilindros potente con un sistema híbrido, Volvo confía llegar a los 400 CV; una potencia equivalente, más o menos, a la de un V8 Mercedes.

[Fuente: AutomotiveNews]

Noticias recientes

Reader Comments (Page 1 of 1)