Skip to Content

Prueba Renault Clio 0.9 TCe Dynamique - Infoentretenimiento



La revolución "electrónica" que estamos viviendo en los últimos años también llega al segmento del automóvil. Los clientes demandan nuevos sistemas de sonido y navegación con un mayor número de funciones que les permitan las mismas utilidades o incluso más que las existentes en sus propios smartphones.

Que no tenga lector de CDs para algunos usuarios podría suponer un problema, especialmente para los menos jóvenes

Renault tendrá listo dentro de muy poco el sistema R-Link con acceso a internet e infinidad de aplicaciones para hacerle al usuario la vida más fácil y, también hay que decirlo, divertida. La unidad del Clio que he probado sin embargo estaba asociada al sistema MediaNav, de serie en los acabado Expression y Dynamique.

Este equipo ha sido desarrollado por LG y cuenta con una pantalla táctil de siete pulgadas. Su manejo es muy sencillo gracias a un menú principal con seis accesos directos intuitivos. Quizás el grafismo empleado para los iconos no sea el más adecuado y no consigue transmitir la sensación de "calidad" que se espera.

Entre las diversas funciones podemos destacar la posibilidad de visualizar fotografías o escuchar música, siempre que estén almacenadas en un pen drive. Lo que no tiene es acceso a internet ni tampoco se pueden añadir aplicaciones, algo que queda reservado al R-Link. Más sorprendente es que no cuente con un lector de CD MP3. Ya sé que en los últimos meses este elemento ha pasado a un segundo plano pero no es menos cierto que muchos usuarios conservan CDs que al menos en este Clio no podrán escuchar de primeras, teniendo que pasar la información a un dispositivo USB. Se acabó eso de que un amigo te deje un CD para escuchar sus últimas novedades. Lo que sí se puede es visualizar la caratula del single/álbum del artista que suena siempre y cuando se haya incluido en el archivo.



En cuanto a la navegación, creo que el paso dado en este Clio es para peor. Anteriormente la marca confiaba la cartografía y software a TomTom pero ahora el software es de la empresa Nav N Go y la cartografía de Navteq, perdiendo entre otras cosas la alerta de radares. Lo que sí da es la posibilidad de realizar rutas con puntos intermedios de manera fácil y sencilla. También cuenta con información relativa a los límites de velocidad, de alcoholemia y otros datos del resto de países de la Unión Europea, siempre y cuando se haya optado por incluir la cartografía completa de Europa, opcional por 119 €.

Es una pena que con el navegador funcionando no haya una mínima información en la instrumentación sobre la ruta. Para estar al tanto de ella hay que prestar atención siempre a la pantalla de siete pulgadas.

El equipo de sonido tiene una calidad bastante buena dado el precio del vehículo. Da la posibilidad de regular varios parámetros para ajustarlo al gusto de cada uno aunque carece de ecualizador. Cuenta con cuatro altavoces "Bass Reflex" de 20w de potencia y buena calidad, además de dos tweeters.




La recepción de la radio no es todo lo buena que debiera. La señal pierde claridad en puntos donde otros equipos la mantienen intacta. El usuario puede memorizar sus emisoras favoritas y, como el resto de funciones, se hace siempre de manera intuitiva a través de la pantalla táctil. Lógicamente también cuenta con RDS, información del tráfico, etc.

En general es un equipo sencillo y fácil de manejar. La calidad del sonido es correcta y se pueden reproducir archivos incluso a través de la función streaming del bluetooth

Aquellos que habitualmente utilizan un reproductor MP3 portátil pueden conectarlo al Media Nav de tres maneras: a través del "bluetooth Streaming", por el puerto USB o bien conectándolo a la toma mini-jack. En este último caso el equipo sólo actúa de "altavoz" y para pasar de canción hay que hacerlo directamente desde el dispositivo portátil. En los otros casos sí se puede manejar y visualizar la lista de canciones en el equipo principal.

El Renault Clio IV cuenta en la caña de dirección con un satélite que permite controlar el equipo de audio y bluetooth. Una vez acostumbrado es intuitivo, pero durante los primeros días está muy poco a la vista y requiere fijarse, algo complicado al quedar escondido tras el volante.

Una cosa que sí me ha gustado es que existe una función para apagar la pantalla. Es ideal para circular por la noche sin que deslumbre y mantiene de manera discreta información relativa a la emisora de música/canción que suena desde el USB y la hora.




Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres
Gran Turismo challenge

Autoblog Español

Las más comentadas (últimos siete días)

Comentarios recientes