Skip to Content

Categorías: Renault, Utilitarios Segmento B, Deportivos

Renault Clio RS EDC: los detalles técnicos y las fotos del habitáculo


Haz click para ir a la galería.

Desvelado el pasado 27 de septiembre en el salón de París, el nuevo Clio RS 200 EDC ya está disponible en Francia al precio de 24.990 euros y las primeras entregas se efectuarán a mediados de marzo. En España, tendremos que esperar algo más para poder ver el nuevo Clio RS por nuestras calles. Con el inicio de la comercialización, Renault ha desvelado nuevos detalles técnicos del coche.

Para Renault Sport, el nuevo Clio RS es un evento importantísimo. El fabricante decidió cambiar completamente el planteamiento del coche con esta nueva generación sustituyendo el 2.0 litros atmosférico por un 1.6 litros turbo asociado a un cambio de doble embrague bautizado EDC. Por primera vez en muchos años, Renault deberá enfrentarse a un rival digno en Peugeot, pues el 208 GTI parece un modelo mucho más logrado y deportivo que el anterior 207 RC
El nuevo Clio RS es más rápido y ligero que el modelo que sustituye. Y eso, en un deportivo, es una excelente noticia. Equipa un motor de 4 cilindros de 1.6 litros de cilindrada que desarrolla 200 CV y 240 Nm. El par máximo, gracias al turbo, ya está disponible desde 1.750 rpm hasta 5.500 rpm. Es una zona de utilización mucho más amplia que en el anterior Clio RS atmosférico.

Renault anuncia un 0 a 100 km/h en 6,7 segundos (0,2 segundos más rápidos que su predecesor) y un peso de tan sólo 1.204 kg, es decir, 36 kg menos con respecto al actual Clio RS. Además del motor turbo, la gran novedad para un Clio RS es la caja de cambios de doble embrague con levas en el volante. Será la única transmisión disponible, cuenta con 6 relaciones y unos tiempos de cambio de marcha de 150 milisegundos cuando el modo Race está activado. Además, es posible bajar varias marchas de golpe si efectuamos una larga presión sobre la leva de la izquierda. Toda una primicia en un modelo fuera del segmento de los superdeportivos.


El amortiguador "secundario al amortiguador principal" que equipa el nuevo Clio RS.

Claramente, esta nueva generación hace un uso masivo de la electrónica. Propone, por ejemplo, un selector RS Drive hace su aparición en la consola central. Este botón permite elegir entre tres modos de conducción: Confort, Sport y Race. Cuando se selecciona el primero, la caja de cambios se comporta como una automática convencional y al dirección asistida está en su posición más ligera. En configuración Sport, la dirección se endurece, la sonoridad del motor se hace más deportiva y sonora, el ESP es más permisivo y la respuesta del motor al acelerador es más directa. En modo Race, el cambio funciona únicamente en modo manual y el ESP se desconecta por completo.

En Francia, y en los otros mercados probablemente también sea así, se ofrece de manera opcional un sistema de telemetría bautizado RS Monitor. Este dispositivo muestra varias informaciones, como la temperatura del aire, del agua, la presión de turbo, la apertura de la mariposa, la presión ejercida al frenar o el ángulo del volante. También mide las prestaciones del coche y puede grabar datos del pilotaje combinándolas con los datos del GPS, de este manera podremos analizar nuestras prestaciones después de un tanda en circuito.


El R-Sound Effect (¿Era necesario?) y el RS Monitor con la telemetría y los tiempos por vuelta.

Pero no todo son buenas noticias. Ya sabíamos que el Clio RS equiparía el R-Sound Effect, una aplicación que simula a través del equipo caraudio del coche diferentes sonidos de motor. Con la posibilidad de que el Clio suene a bordo como un Nissan GT-R o un Alpine A110, no deja mucho margen para la realidad. Señores de Renault, es un coche de verdad, no un videojuego, quiero saber cómo suena. De todos modos, si no nos convence, el Clio dispone de una membrana que une la línea de escape con el habitáculo para amplificar un el sonido real del motor. Un sistema clásico, mecánico, sin trampa ni cartón utilizado por un sinfín de modelos, desde el BMW Z4 E85 hasta el Ford Focus RS pasando por los últimos Porsche 911. Y si aún no nos convence, siempre se podremos equipar por nuestra cuenta el Clio con un Supersprint o un Sebring en inox. Qué tiempos...

Como estamos ante un modelo que lleva el sello de Renault Sport donde no nos podrá defraudar es en el apartado del chasis. El reto de, como mínimo, igualar las cualidades del actual Clio RS no es tarea fácil en esta generación totalmente nueva. De entrada, las barras estabilizadoras son más gruesas y los discos de frenos delanteros pasan a ser de 320 mm de diámetro (312 mm en el actual). Se confirma el abandono del tren delantero con pivot desacoplado. En cambio, se incorpora un nuevo amortiguador "secundario al amortiguador principal". Renault anuncia "resultados espectaculares en términos de progresividad, de confort y prestaciones".

La electrónica también hace su incursión en el chasis y no sólo bajo la forma del ABS y del ESP. Esta nueva generación de Clio RS 200 incorpora un emulador de diferencial autoblocante que frenará la rueda interior para mejorar la motricidad. Si bien la motricidad se verá mejorada por ser más efectiva, preferimos un sistema que envíe más par a la rueda con adherencia en lugar de frenar la que pierde adherencia. Sin duda esto explica el aumento en diámetro de los discos de frenos.

Por último Renault reconduce la posibilidad de optar por dos chasis, el Sport (de serie) y el Cup (que en Francia cuesta 600 euros más). Éste se distingue por ser 30 mm más bajo, por su dirección más directa, sus llantas negras de 18 pulgadas (con gomas Dunlop Sport Maxx en lugar de las Goodyear Eagle F1 Asymmetric 2 de serie), pinzas de frenos rojas y una "rigidez 15% superior" al Sport.


Esta generación abandona el amarillo Renault Sport apostando por el rojo.

A bordo, los cambios no son muchos con respecto a un Clio convencional, el RS apuesta por el rojo (y no el clásico amarillo de Renault Sport) presente en los cinturones de seguridad, en el volante, las agujas de las instrumentos, las costuras de la tapicería y en algunos apliques decorativos (puertas, bocas de ventilación). Por supuesto, los asientos delanteros son de tipo semi baquet.



Para terminar, Renault anuncia unas emisiones de CO2 y unos consumos inferiores a los de su predecesor. El consumo medio del Clio RS EDC sería de 6,3 l/100 km y sus emisiones de CO2 de tan sólo 144 g/km. El nuevo Clio RS debería llegar a España a lo largo del mes de abril, pero la marca no lo ha confirmado todavía.

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1enrique-garcía16324
2guillermo-alfonsin10228
3daniel-murias920
4antonio-r-vaquerizo527
5valent-fradera279
6nacho-villarin152
7javier-costas959
8elas-juarez20