Skip to Content

Categorías: Opel, Industria

GM Europe perdió 1.800 millones de dólares en 2012. Ya van 13 años de pérdidas consecutivas



La sangría financiera en GM Europe se incrementa. El gigante norteamericano reiteró su intención de volver al equilibrio financiero en 2015. Aún así, ha registrado unas pérdidas de 1.800 millones de dólares en 2012 en sus operaciones europeas. Con respecto a 2011, son pérdidas superiores al doble de las de 2011 (747 millones de dólares). Para General Motors es el decimotercero año consecutivo de pérdidas en Europa. Desde 1999, GM Europe perdió 18.000 millones de dólares.

A pesar de todo, GM sigue optimista y confía en los nuevos modelos de Opel, como el Mokka y el Adam para remontar la situación, pero la cuota de mercado de GM cae un 2,7%. Al tenor de estas deprimentes cifras, GM ha reducido el valor de sus activos, como el de la inversión en PSA Peugeot-Citroën que vale ahora 200 millones de dólares, cuando pagó en realidad el doble.

Dan Akerson, CEO de GM, intenta por todos los medios aumentar el margen de beneficio de GM y recuperar la cuota de mercado pérdida en Estados Unidos. Y es que los malos resultados de GM en Europa empiezan a afectar seriamente a sus resultados globales, torpedeando los beneficios de GM en Norteamérica y en China. De hecho, sus ingresos netos bajaron un 33% con respecto a 2011. Y es por muy fuertes que sean, son mercados en los que GM tampoco lo tiene fácil. Por ejemplo, Toyota ha vuelto a ser el nº1 mundial quitándole el puesto a GM.

Después de más de 10 años de pérdidas ininterrumpidas, la mayoría de analistas auguran un futuro negro para la división europea de GM. El nombramiento de Karl-Thomas Neumann, un ex alto cargo de Volkswagen, al frente de la división europea es visto como la última baza, la jugada que tiene que salir bien, sí o sí. De entrada va a reducir los costes fijos en 500 millones de dólares a lo largo de los tres próximos años, de los cuales 300 millones serán un ahorro directo al prescindir de 2.600 empleados a finales de 2012 mediante prejubilaciones y marchas voluntarias. El segundo paso es seguir adelante con el cierre de la planta de Bochum.

Por supuesto, GM pone muchas esperanzas en su alianza con PSA. Pero cuanto más pasa el tiempo, más fuerza va cobrando la idea de que GM quiere sanear Opel a nivel contable para colocársela a una maltrecha PSA.

[Fuente: AutomotiveNews]

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres
Gran Turismo challenge

Autoblog Español

Las más comentadas (últimos siete días)