Categorías: Tuning y preparaciones, Etc.

Vídeo: trailer Fast & Furious 6



Fast & Furious
está de vuelta. Lo que empezó como una película que nos enseñaba el submundo de las carreras callejeras del sur de California, aprovechando el tirón del tuning a nivel mundial, se ha convertido en una saga. Con la quinta entrega, supieron reinventar la franquicia y alejarla del tuning. Para ello compraron y adaptaron el guión de lo que iba a ser la segunda parte de Italian Job. El resultado en taquilla fue suficiente como para seguir adelante con la sexta entrega. De todos modos estaba prevista (los que se quedaron hasta el final de los créditos en la quinta entrega, ya lo sabían).

Aunque esta sexta entrega se desarrolle en Europa (las escenas de la autopista fueron rodadas en Canarias, por ejemplo) se puede esperar lo mismo que en las anteriores: fantasmadas variadas, explosiones, coches emblemáticos (Jensen, Ford Escort RS, por ejemplo), modelos preparados con cajas de cambios de 27 velocidades y un total desprecio por las leyes de la física. Pero ahí está la gracia. Al igual que un James Bond, nadie se lo toma en serio; es sólo entretenimiento y por eso funcionan.



Noticias recientes

Reader Comments (Page 1 of 1)