Categorías: Competición

Sauber C32



El más diferente, estéticamente hablando, respecto a su antecesor. Así podríamos resumir el impacto estético del nuevo Sauber C32, que en la presentación del equipo lucía unos nuevos colores de guerra, mucho más conseguidos que el viejo blanco y negro, que daba la sensación de ser de "coche sin patrocinios, gordo y pesado".

El nuevo C32 va más allá de la nueva pintura, y llama la atención en un buen número de aspectos, empezando por el frontal. Se pierde el escalón del C31, pero no se cubre del todo, sino que se emplea una cubierta de composite con forma de cuchara que debería permitir mejorar la carga aerodinámica en el frontal.

Siguiendo hacia atrás, nos encontramos unos pontones mucho más estrechos que los de ningún otro equipo. Decían en el equipo que la inspiración vino tras ver los restos del Sauber que Sergio Perez estrelló en Mónaco el año pasado. Emplear pontones más estrechos tiene una indudable ventaja aerodinámica, permitiendo llegar mejor al aire a la zona de trabajo del difusor trasero, y colaborando a la causa de los escapes, con el archinombrado efecto coanda. ¿La pega? Reducir los pontones conlleva hacer trabajar a los radiadores de manera más complicada, lo que puede provocar el sobrecalentamiento no sólo del motor, sino también del vano donde se encuentra. A lo largo de los últimos años hemos visto varios intentos de pontones super-reducidos por parte de muchos equipos, y casi siempre han acabado dando problemas de fiabilidad...

El resto del coche es una evolución del exitoso C31, que ya demostró ser rápido, consiguiendo podios el año pasado. Veremos si repite en 2013.

Galería: Sauber C32


Noticias recientes

Reader Comments (Page 1 of 1)