Skip to Content

Categorías: Nissan, Industria

La Zona Franca se queda tres contratos con Nissan



Tres buenas noticias en una sola se han anunciado esta medio día en la factoría de la Zona Franca de Barcelona, por parte de Nissan. La primera es la ya conocida de sobras, porque te la hemos repetido hasta la saciedad: el nuevo compacto del segmento C de la marca nipona se producirá en Barcelona.

Este complemento del Qashqai se planteará como un compacto "convencional", al estilo de lo que en su día fue el Nissan Almera. Se montará sobre la misma plataforma compacta de la próxima generación de los Megane y Qashqai, y estéticamente evolucionará el concepto ya visto en el nuevo Note, con laterales más esculpidos y la calandra característica de la marca.

Nissan espera producir 80.000 unidades anuales de este nuevo compacto, lo que no es una cifra espectacular, pero sí suficientemente ambiciosa como para abrirse un hueco en el segmento más competido de Europa, donde ahora mismo coloca nada menos que 207.855 Qashqais al año.

Con esta medida Nissan reforzará su enfoque comercial doble: fabricar coches de nicho "aspiracionales" (Juke, Qashqai, Hi-Cross, Murano) y cubrir el mercado "convencional" con productos "generalistas" (Pixo, Micra, Note, este nuevo compacto...).

La producción del nuevo compacto arrancará en 2015, por lo que deberíamos verlo en algún salón internacional el año que viene.

Pero las buenas noticias no acaban ahí. Nissan también ha adjudicado un extra de producción anual de 24.500 unidades a las 70.000 ya comprometidas de la próxima generación de la pick-up (Navara, pero conocida de momento bajo el código "One Ton") de la marca, destinadas principalmente a mercados árabes (la demanda de las pick-up en Europa está de capa caída).

Por último, la división de transmisiones situada en la misma factoría de la Zona Franca se quedará con la producción de cajas reductoras del Nissan Leaf (y de la eNV200), ahora que el eléctrico comenzará a producirse en Sunderland. De esta manera, Barcelona colaborará con la planta británica, proveyéndola de este mecanismo.

Gracias a estas tres adjudicaciones, Nissan espera crear 1.000 empleos directos, 3.000 indirectos, garantizar la estabilidad de la plantilla (de no haber llegado esta triple adjudicación, había la posibilidad de perder hasta 750 empleos), y convertir en empleados fijos a 170 de los 400 trabajadores temporales que hasta la fecha operaban en la factoría.

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres

Autoblog Español

Las más comentadas (últimos siete días)