Skip to Content

Categorías: Industria

Ghosn cree que Europa no se recuperará antes de 2020 si los gobiernos no actúan



1999 fue un año espectacular para la industria del automóvil en Europa. 15,1 millones de coches se comercializaron en aquel año, bastante anterior a la explosión de la crisis. Desde entonces hemos ido bajando de manera progresiva, e incluso de manera agresiva en los años de la crisis.

La cuestión para muchos fabricantes y para todos los involucrados en esta industria es cuándo se podrá recuperar el mercado europeo del automóvil, si es que es capaz de volver a alcanzar esas cifras de ventas alguna vez.

Aunque muchos analistas ven un cambio de tendencia para 2015, con 2013 y 2014 como años "planos" (el mercado toca suelo, pero no sigue bajando), la realidad es que aunque 2015 comience a significar recuperación de ventas, alcanzar las cotas que llevamos a ver puede suponer un problema.

Carlos Ghosn, CEO de Renault y Nissan, en una conferencia en una universidad, afirmó que, si los gobiernos europeos no actúan para tratar de mejorar la competitividad, este proceso podría tomar, por lo menos, hasta 2020.

Pero ¿qué es aumentar la competitividad? Es un término complicado de valorar, sobre todo en la industria del automóvil. Competitividad implica tener una capacidad productiva alineada con la demanda real, ya que en caso contrario tendremos gastos innecesarios imputados en los productos, productos con precios sobre-elevados creados para mantener una estructura de personal superior a la necesaria para crearlos.

¿Qué pide entonces Ghosn? Pues lo de siempre: medidas gubernamentales que ayuden a reducir los costes productivos en Europa, a base de poder reducir la estructura directa de la industria, redirigiendo esa masa de mano de obra hacia otros sectores de valor añadido, y descargándola de las espaldas de los fabricantes.

La problemática que nosotros vemos en todo esto es múltiple. La demanda de vehículos en Europa a largo plazo parece complicado que siga creciendo, en un continente donde, como en Japón, las nuevas generaciones ya no ven al automóvil como signo de libertad, sino como un producto caro y prescindible. Muchos recursos económicos de los jóvenes van dirigidos a la electrónica de consumo, mientras se refuerza la idea de las ciudades libres de automóviles y el transporte urbano colectivo (algo que de por sí es una buena idea).

Todo esto nos empuja a pensar en un futuro europeo donde el automóvil no tendrá la importancia que una vez tuvo, y en un medio y largo plazo donde resultará complicado alcanzar esos 15 millones de coches al año de manera sostenible.

Va a haber una re-estructuración salvaje del sector, eso lo sabemos todos. Va a haber cierres de factorías y despidos. En manos de gobiernos y fabricantes estará gestionar esta situación para que sea lo menos traumática posible. Pero también estará en manos de los fabricantes que, una vez que la situación se recupere, no aceleren a crecer desproporcionadamente con la única idea de saciar dos años de demanda, hipotecando el futuro a tener que mantener esa capacidad productiva a largo plazo. Porque el crecimiento infinito no es una idea sostenible a largo plazo...

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1enrique-garcía16024
2guillermo-alfonsin10128
3daniel-murias880
4antonio-r-vaquerizo527
5valent-fradera279
6nacho-villarin142
7javier-costas959
8elas-juarez20