Skip to Content

Categorías: Opel, Industria

IG Metall exige que, tras el cierre de Bochum, ningún ex-trabajador de Opel quede en el paro



Curiosa demanda del sindicato IG Metall alemán la que ha puesto sobre la mesa. Aunque hasta la fecha no había hablado explícitamente del cierre de Bochum, la factoría de Opel que cesará su actividad en 2016, cuando la generación actual del Zafira muera, ahora parece haberlo aceptado públicamente en un comunicado publicado por Reuters.

Pero lo interesante del comunicado no es que el sindicato acepte el cierre de la factoría, sino las condiciones que pone sobre la mesa: "Ningún trabajador de Opel debería irse al paro tras el cierre". IG Metall quiere obligar, por tanto, de manera contractual a buscar una salida laboral para todos y cada uno de los empleados directos de Opel, dentro del programa de reconversión industrial que General Motors ha prometido para la zona de la factoría.

IG Metall quiere que ese compromiso de ocupación se extienda por lo menos hasta 2018. Es decir, que entre el gobierno local, GM y el gobierno alemán se debería buscar una salida creando nuevas industrias en la zona para dar trabajo, por lo menos durante dos años, a toda la plantilla actual de Opel en Bochum.

Esta petición no debería sorprendernos, en todo caso, ya que es muy típica en procesos de cierres de factorías en todos los países europeos. Otra cosa es que pueda ser llevada a la práctica real, y no cubierta con empleos temporales que sirvan para zafarse de lo que, espiritualmente, busca este acuerdo.

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1Enrique Garca2049
2Guillermo Alfonsin13862
3Daniel Murias754