Categorías: Saab, Industria

Trollhattan suspira por el inminente retorno a la vida de Saab



Trollhattan es la ciudad donde Saab nació como fabricante de automóviles, y ahora, con la compañía parada tras su bancarrota, liquidación y cambio de manos, acumula una tasa de paro del 16%. Obviamente, desde España miramos esa tasa con cierta envidia, pero la realidad en Suecia es que un 16% es "una exageración", ya que la media nacional está en sólo el 8%.

El 7% de la población de la ciudad, 3.500 personas, trabajaban para Saab antes de que esta entrara en bancarrota, lo que explica el aumento repentino de gente desempleada, algo que afecta a su vez de manera directa al resto de negocios de la zona.

Pero parece que las cosas poco a poco van cambiando de color. Hace unos días te contábamos las intenciones de NEVS, los nuevos propietarios de Saab, con los que hace meses tuvimos una entrevista en exclusiva (publicada aquí), por reactivar la producción de coches con motores convencionales, mientras recibían una inyección de 220 millones de euros de una ciudad china. Los rumores del traslado íntegro de la producción de Saab al país asiático se disparaban, pero una carta puesta en circulación por NEVS a los proveedores de componentes ha revelado los planes reales del proyecto.

Galería: Saab 9-3X 2010


Throllhattan arrancará la producción del Saab 9-3 conocido, en variantes sedán y convertible, en agosto, con mecánicas diésel bajo el capó delantero. El 9-3X familiar volverá a ser fabricado también antes de que termine el año. Esto servirá para volver a poner a tono el músculo productivo de la factoría.

NEVS espera que las ventas de unidades de estos Saab ya conocidos (y que parece que no tendrán modificación seria alguna respecto a lo que ya conocemos de tiempos pasados) sirva para ayudar económica e industrialmente al lanzamiento de sus eléctricos.

El primer "EV" puro llegará en 2014, aunque sin concretar fecha por el momento, y también estará producido exclusivamente en Throllhattan. Y entonces, sólo entonces, si el ritmo de la demanda cumple las ambiciosas expectativas de NEVS (120.000 unidades cada año), se llegará al tope de la capacidad productiva de la factoría sueca, y se comenzará a invertir en una segunda fábrica, basada en China, con la que mantener el ritmo de crecimiento.

Los analistas dudan de dos aspectos: la demanda de eléctricos en China, que es el principal mercado objetivo de Saab (piensa que en todo el mundo, en 2012, no se han vendido ni 110.000 coches eléctricos), y el funcionamiento en el mercado de los viejos 9-3.

Pero al menos se va a retomar la producción, hay dinero y ganas para ello, y nosotros les queremos desear toda la suerte posible en este competitivo mercado.

Noticias recientes

Reader Comments (Page 1 of 1)