Categorías: Honda, Pruebas, Híbridos, verdes y alternativos, Compactos segmento C

Contacto: Honda Civic 1.6 i-DTEC 120 CV


Haz clic en la imagen para saltar a la galería


A partir del próximo mes de febrero la gama del Honda Civic contará con una nueva motorización diésel. Se trata del primer bloque de la familia Earth Dreams que llega al mercado europeo y lo hace con una especificación muy interesante que debería convertirlo en la elección más atractiva de la gama del compacto.

Para que pudiéramos probarlo, Honda ha realizado la presentación oficial en Niza, Francia. Durante un par de días he tenido la oportunidad de conducirlo por todo tipo de trazados y lo cierto es que convence por su funcionamiento refinado, un nivel de prestaciones más que razonable y unos consumos contenidos.

La tecnología Earth Dreams ya la habíamos visto en los nuevos Accord para Estados Unidos (2,4 litros) y en el pequeño N-One exclusivo de Japón (con 0,6 litros de cilindrada). La oferta de Honda a partir de ahora se centrará en dos universos: uno enfocado al ahorro y la reducción de las emisiones, con los Earth Dreams a la cabeza, y otro dirigido al público que demanda superiores prestaciones y un toque más dinámico.

En un futuro cercano habrá importantes novedades en la gama de Honda. Al nuevo Civic 1-6 i-DTEC que llega en unos días se sumará tras el verano el CR-V con esta mecánica en combinación con la tracción 2WD. En 2013 será la carrocería familiar del compacto la que tome el protagonismo y, ya en 2015, estará listo el nuevo Type R en un configuración todavía por determinar (desconocemos si lo hará con carrocería de tres puertas, algo que no nos han confirmado ni negado). Otro interesante lanzamiento, todavía sin fecha, será el crossover compacto que derivará del recién presentado Urban SUV Concept.






PRESENTACIÓN


Para el desarrollo del nuevo motor Earth Dreams del Civic se ha partido totalmente de cero. Sobre el papel destaca por la baja relación de compresión (16,0 a 1) y el empleo de aluminio para el bloque y la culata. Con 1.597cc, incluye además culata multiválvulas, turbocompresor de geometría variable "Garret", intercooler e inyectores electromagnéticos firmados por Bosch.

Desarrollado desde cero, este nuevo motor diésel por el momento sólo se ofrecerá con 120 CV. Más adelante podrían salir otras variantes con menor potencia, pero no está confirmado

Durante la presentación Honda ha repetido en varias ocasiones el esfuerzo realizado para conseguir reducir la fricción entre las distintas piezas móviles y el contenido peso del conjunto. En comparación con el 2.2 i-DTEC de 150 CV, el Civic asociado al motor pequeño resulta 47 kg más ligero, lo que es mucha diferencia.

La única transmisión disponible es una manual con seis velocidades, suave y menos pesada (aquí se ahorran 7 kilos). Preguntado al equipo de Honda si habría posibilidad en un futuro de otras alternativas, la respuesta fue negativa así que no parece que podamos ver a corto plazo un Civic diesel con este motor y caja automática. Lo que sí es de serie es el sistema de arranque y parada en detenciones. Bautizado en la marca como Idle Stop, permite rebajar el gasto en ciclo urbano.

El Civic 1.6 i-DTEC cuenta con mejoras aerodinámicas para reducir la resistencia y conseguir los buenos datos de consumo. Entre otros se puede destacar la entrada de aire variable delantera que modifica la posición de las laminas para disminuir la resistencia al viento y también mejorar la refrigeración. En conjunto con todas las novedades, el motor Earth Dreams de 1,6 litros funciona a una temperatura superior a la habitual y con ello se consigue que la viscosidad del aceite sea menor (está más líquido).



Y ya que se cita el consumo, hay que decir que según los datos homologados el Civic se conforma con sólo 3,6 L/100 y un nivel de emisiones líder en el segmento de 94 g/km de CO2. No habrá en un futuro versiones con desarrollos más largos ni mejoras aerodinámicas que consigan reducir todavía más estos buenos registros.

El nivel de prestaciones declarado está por encima de la media del segmento. Homologa una velocidad máxima de 207 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 10,5 segundos. En comparación con el 2,2 litros la pérdida en prestaciones no es demasiado acusada.

Con la llegada del nuevo motor, Honda aprovecha la ocasión para introducir pequeños cambios en el tren delantero (suspensión) y una dirección asistida con un calibrado similar al que llevan las versiones de gasolina, es decir, más directa y rápida. Estas modificaciones llegarán al resto de variantes algo más adelante.

Gama española

Para Honda este motor es muy importante. Según las estimaciones para el mercado español, la marca terminará 2013 con unas 7.000 unidades comercializadas, lo que implica un ligero aumento en relación al 2012. Para ello el 1.6 i-DTEC debería concentrar el 75% de las ventas totales del Civic. Dado que para 2013 ese total se ha fijado en 3.000 unidades, unas 2.000 tendrían que estar asociadas a la nueva mecánica. Hay que recordar que el 58% de los compactos vendidos en España están equipados con motor diésel y con 120 CV entra de lleno en la banda de potencia que mueve mayores ventas (entre 100 y 130 CV).

¿Será tan interesante esta versión cómo para conseguir alcanzar el 75% de las ventas del Civic? La respuesta es sí, pero con matices. Durante la presentación la filial española todavía no tenía fijados los posibles descuentos con los que será lanzado, algo que no permite sacar unas conclusiones del todo válidas, pero si se mantiene la misma distancia existente en los precios recomendados con el 2.2 i-DTEC, el nuevo 1,6 litros será más que convincente.




La oferta española se ha estructurado en tres niveles de acabado, Comfort, Sport y Lifestyle, siempre muy completos. Desde el más accesible ya incluyen el climatizador automático, llantas de aleación de 16 pulgadas, radio CD MP3, control de velocidad, pantalla multifunción y el equipamiento de seguridad habitual del segmento (ABS, control de estabilidad, airbags frontales, laterales y de cortina). El nivel Sport suma las llantas de aleación de 17 pulgadas, el climatizador bizona, la alarma y el paquete visibilidad. Por último el Lifestyle añade a todo lo anterior los faros bi-xenón, sistema de sonido Premium, asientos térmicos, sensores de parking delanteros y traseros, cristales tintados y espejo interior fotosensible.

Los precios recomendados son:
  • Civic 1.6 i-DTEC 120 CV Comfort 21.300 €
  • Civic 1.6 i-DTEC 120 CV Sport 23.200 €
  • Civic 1.6 i-DTEC 120 CV Sport Navi SD 24.300 €
  • Civic 1.6 i-DTEC 120 CV Lifestyle 25.200 €
  • Civic 1.6 i-DTEC 120 CV Lifestyle Navi SD 27.400 €
Las versiones con la opción Navi SD incluyen el sistema de navegación integrado con pantalla tácil a color, lector de tarjetas SD, un ordenador de viaje mucho más completo que se controla desde esta unidad y cámara de visión posterior.

CONTACTO

Todo un conocido. Esa fue la primera la impresión que me llevé al ver el Civic en el aparcamiento del aeropuerto de Niza. Nada nuevo, su diseño vanguardista, futurista y diferenciado lo convierten en un vehículo fácilmente identificable incluso a lo lejos. Vestido en tonos rojo, blanco o gris, nada parece indicar en su exterior que bajo el capó hay un motor nuevo que debería levantar las ventas del compacto.

Tras conocer la ruta inicial que la organización había preparado para la prensa, es hora de ponerse a los mandos de una unidad que en mi caso luce un brillante tono rojo en su carrocería que contrasta con el tapizado en piel beige del habitáculo. Como es habitual en las presentaciones, la unidad está asociada al nivel de terminación más alto y con una especificación que no veremos en España (parece un Executive a juzgar por los asientos calefactables forrados en piel).




Tomo asiento, regulo el volante y el futurista salpicadero del Civic no me impresiona, aunque me cuesta un poco localizar los mandos al primer vistazo. Con los espejos ya en su correcta posición y mi compañero sentado en el asiento del copiloto, es hora de comenzar la marcha. Nada más girar la llave -no había arranque por botón- me sorprende la baja sonoridad del motor. No sólo no vibra sino que hay que fijarse bien en el cuentavueltas para asegurarse de que está encendido. Posiblemente en un garaje o lugar cerrado la percepción habría sido distinta, pero en plena calle y con las ventanas cerradas es muy discreto.

La respuesta, agrado y finura del nuevo 1.6 i-DTEC convencen. En el recorrido realizado por la Costa Azul además se mostró parco en consumos. El recién llegado por tanto es también la opción más equilibrada de la familia Civic

Meto primera, segunda, tercera... las marchas entran de manera suave y, sin ser lo mejor en cuanto a rapidez y precisión del segmento, sí me ha parecido que el guiado es mejor al del 2,2 litros que había probado con anterioridad. El salto entre segunda y tercera sigue siendo más acusado de lo que me gustaría (con una segunda que se queda algo cortita y una tercera que lo hace girar más bajo de lo deseado) pero de igual manera me parece más asumible que en el 150 CV.

Ya por autovía y en sexta velocidad, el régimen de giro es muy bajo y el ordenador de viaje muestra datos de consumo muy bajos (entorno a los 5,0 litros/100 a unos 110-120 km/h). El sonido del motor incluso en aceleraciones fuertes es discreto, pero no tanto el que proviene de la rodadura. Pese a ello, la sonoridad no es problema alguno en este Civic.

Como en otras variantes, hay un botón ECO que modifica algunos parámetros del coche: el acelerador se vuelve menos directo, hay un indicador de cambio de marcha óptimo, el climatizador pasa a funcionar de forma ahorrativa y la instrumentación cambia su tonalidad a un verde "más ecológico". Aunque en un uso convencional se nota la respuesta más lenta, en caso de necesitar una mejor aceleración (para realizar un adelantamiento por ejemplo) al presionar a fondo el acelerador, la potencia disponible es la misma en ambos modos.

En carretera de montaña a ritmo normal-rápido, el pequeño ajuste realizado en el eje delantero le ha permitido ganar en precisión. También he notado una mayor contención en los balanceos de la carrocería frente al 2.2 ya testado anteriormente aunque tras preguntar a los responsables sobre posibles cambios en los muelles o amortiguadores, la respuesta fue negativa. El caso es que tal cual está calibrado este 1.6 i-DTEC el Civic va muy bien. Pisa con solidez, absorbe bien las irregularidades y es cómodo en casi todo tipo de situaciones. Quizás apurando al máximo pueda parecer algo lento para recuperarse en los cambios de giro, pero no resulta torpe.



En resumen

Falta por comprobar en el recorrido habitual de pruebas si son cosas de esta unidad o bien que los retoques han sido los que necesitaba, pero desde luego me he venido con una sensación más positiva.

Por lo demás el Civic sigue como siempre, luciendo un interior muy versátil, espacioso y con un maletero de nada menos que 477 litros, o lo que es lo mismo, una cifra récord en su segmento. Me gusta la posibilidad de poder elevar las banquetas de los asientos posteriores para poder introducir objetos altos, aunque es mejorable el elevado plano de carga del maletero y el escalón que deja hasta el suelo del mismo. Tampoco me parece que el freno de mano tradicional tenga cabida en un interior tan del mañana, pero en términos generales el Civic es más atractivo e interesante que antes. El motor 1.6 i-DTEC gasta poco, lo mueve con suficiente soltura y, a la espera de los descuentos oficiales, podría rebajar el precio de acceso a la gama diésel de manera importante.



Noticias recientes

Reader Comments (Page 1 of 1)

Deja tu comentario

Por favor, procura que los comentarios estén relacionados con el artículo. Las direcciones de correo electrónico nunca se muestran al público, pero son necesarias para que puedas confirmar tus comentarios.

Cuando pulses el botón "Añadir comentario" recibirás un enlace para confirmar tu mensaje en la dirección de correo indicada. También encontrarás una contraseña. Para dejar otro comentario sin necesidad de confirmarlo, sólo tienes que introducir la clave proporcionada. Si utilizas Hotmail u otro servicio de correo electrónico gratuito, es posible que los filtros antispam detengan por error el mensaje de confirmación. Revisa tu buzón de correo no deseado.

Para crear un enlace, tan solo necesitas teclear la dirección URL (incluyendo http://). Puedes poner un máximo de tres direcciones por mensaje.