Skip to Content

Categorías: Audi, BMW, Honda, Hyundai, Jaguar, Mercedes-Benz, Rover, Toyota, Compra de coches, Mantenimiento

Warranty Direct desvela (con sorpresa germana) las marcas menos fiables en el mercado de ocasión británico



Cuando compramos un vehículo, éste una garantía mínima de dos años. Y es así gracias a una directiva europeo que obliga a los fabricantes a ese mínimo. No hace muchos años, la mayoría de fabricantes ofrecían un año de garantía. El que ofrecía dos demostraba una fe ciega en su producto y era visto por su rivales como un acto de soberbia comercial. Hoy en día debido a la dura competencia de la marcas asiáticas, en especial, el duo Hyundai-Kia que ofrecen garantías de entre 5 y 7 años, todas las marcas ofrecen extensiones de garantía previo pago.

Es una opción como otra, entre el navegador con pantalla táctil de 8 pulgadas y el techo solar, el cliente puede ampliar la garantía de su vehículo dos o tres años más allá del mínimo legal. El legislador impuso, también, la obligación legal de resultado por parte de los profesionales de la venta de coches usados, es decir, que ellos también deben ofrecer una garantía al vehículo que venden, de entre 6 meses y un año. El resultado ha sido la explosión de los contratos de garantía por parte de las compañías aseguradoras.
La mayoría de los usuarios nos aterroriza que el motor del coche usado que acabamos de comprar pueda tener algún problema. Y es que si falla un elevaluna eléctrico es molesto y puede ser caro (según el coche y el fallo, arreglarlo puede costar entre 60 y 600 euros), pero si se nos rompe el motor, es una catástrofe. Estamos hablando de una operación con un coste de cuatro cifras. Si se rompe el motor en un BMW 320d E46, por ejemplo, el motor sólo cuesta ya más de 4.700 euros a lo que hay que añadir la mano de obra; nos acercamos peligrosamente a los 7.000 euros.

Claro que en un coche usado, puede otros fallos igualmente graves, como el de la transmisión. En un Audi A6 3.2 V6, por ejemplo, el cambio automático y la mano de obra necesaria para cambiarlo tienen un coste superior a los 4.000 euros. Aún así, el público le tiene más miedo al fallo grave del motor que a cualquier otra avería. De ahí que un vehículo usado vendido con garantía, contratada por un profesional, tendrá más posibilidades de encontrar comprador que si se vende de particular a particular.

En España, las grandes compañías de seguros tienen un departamento para este tipo de contratos. En el Reino Unido, la empresa líder de ese segmento es Warranty Direct. Lleva 15 años en el sector y cada cierto tiempo publica resultados de los coches que más fallos han dado y los que menos. En el último informe Warranty Direct revela las 10 marcas con más fallos motor y las 10 marcas con menos fallos motores. Y el informe tiene miga. Es un tanto controvertido, pues rompe con la imagen de indestructible que tienen algunas marcas, al mismo tiempo que refuerza alguna buena reputación que otra. Al mismo tiempo, marcas con mala reputación resulta que no dan tantos problemas como lo quieren creer algunos.



De entre las 10 marcas con más fallos de motor nos encontramos en el primer puesto con MG Rover (un 7,88% de fallos motor), pero eso no es ninguna sorpresa. Le sigue Audi, con un 3,71% de fallos y MINI. De las marcas premium, BMW aparece en el séptimo puesto de los que más fallos motor dan (2,20%) y Volkswagen en el noveno puesto.

Las tres primeras marcas con menos fallos de motor, insistimos según el estudio de Warranty Direct, son Honda (0,29%), Toyota (0,58%) y Mercedes-Benz con 0,84%. Destacar que a pesar de la mala reputación de Jaguar en España, es la quinta marca del estudio con menos fallos motores (0,98%).

¿Es un estudio revelador de una tendencia? No del todo. Es cierto que arroja un poco de luz sobre la fiabilidad de algunas marcas, pero al mismo tiempo deja muchas zonas a oscuras. Y es que este estudio se basa en coches usados vendidos en el Reino Unido con una garantía de Warranty Direct. No nos dice en qué estado estaban realmente esos automóviles a la hora de venderlos o si el mantenimiento ha sido efectuado con propiedad por sus anteriores dueños, por ejemplo. Del mismo modo no nos indica la edad de los coches afectados por esos fallos, ni cuantos dueños han tenido. Es decir, hay muchas variables a tener en cuenta para que se pueda tomar como referencia. Eso no quita que sea un indicador tan válido, como el del TüV o la encuesta de JD Power, que nos permita elegir con más confianza nuestro próximo coche.

[Via: CarScoop, fuente: WarrantyDirect]

Reader Comments (Page 1 of 1)

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1Enrique Garca16714
2Daniel Murias1293
3Guillermo Alfonsin6440
4Valent Fradera261
5Nacho Villarin160
6Antonio R. Vaquerizo30