El Shelby EXP 500 de 1968 no alcanzó el precio de reserva a pesar de una puja de 1,8 millones de dólares


Haz click para ir a la galería.

En muchas marcas, EXP significa experimental. En el caso de este Ford Mustang de 1968, se trata de un modelo que servió a Shelby American en su día para poner a punto casi todos sus modelos basados en un Mustang.

En su configuración actual equipa un V8 de 390 ci (6.4 litros) y es conocido en Shelby como "Green Hornet" y ha visto su lote de modificaciones y experimentos, desde la inyección hasta la suspensión trasera independiente pasando por los frenos de disco. Sí, un Ford Mustang con suspensión trasera independiente. Debe de ser el único.

Salió a subasta en la venta organizada por Barrett Jackson, pero a pesar de una puja final de 1,8 millones de dólares, el coche no se vendió. Y es que no se alcanzó el precio de reserva, es decir, el precio mínimo por el que el dueño accede a vender el coche. Pues nada, se queda en su colección.


Noticias recientes

Reader Comments (Page 1 of 1)