Skip to Content

Categorías: Industria, Etc.

¿De qué ha servido el Plan PIVE?



¿Éxito o fracaso? Todo depende de a quién le preguntes... El Plan PIVE ha sido un éxito si te crees lo que cuenta ANFAC, la asociación española de fabricantes de automóviles, que defienden su aplicación basando su afirmación en que "no se habrían alcanzado las 700.000 unidades vendidas en 2012 sin esta ayuda" al tiempo que agregan que el impacto del PIVE es positivo, porque ayuda a salvar puestos de empleo y mejorar la recaudación por impuestos.

Los fondos del PIVE, ya lo sabes, se han agotado, y aunque ANFAC y otras asociaciones piden que se prorrogue, el gobierno dice que no hay recursos para ello, aunque lo va a intentar.

Un compañero, David Villareal (seguro que le lees en Diariomotor), mandaba hace unos días una interesante carta a El País, tildando de poco menos que "chantaje" la presión de ANFAC al gobierno para sacar adelante ayudas como el PIVE, mientras se preguntaba si el automóvil era más importante que mantener el IVA súper-reducido de ciertos bienes de primera necesidad.

Pero, ¿ha funcionado el PIVE? Para contestar a esta compleja cuestión hemos tirado de datos puros y duros, de estadísticas, y de objetividad, para valorar en su justa medida el efecto en las ventas. Porque hablar por hablar y opinar es muy sencillo, pero hay que fundamentar todo en datos reales. Vamos a ello.
El PIVE ha logrado 74.958 solicitudes aceptadas y concretadas en ventas. Esto quiere decir que en casi 75.000 ventas producidas entre octubre y diciembre, los clientes se han beneficiado del plan PIVE.

ANFAC pinta en sus notas de prensa (leer aquí) que gran parte de esas ventas no se habrían podido consolidar sin la ayuda gubernamental, consistente en 1.000€, apoyados por otros 1.000€ más aportados por la marca del coche razón de la venta. Veamos por qué me resulta complicado creer ese argumento, .

En la siguiente tabla tienes las ventas de vehículos en España en los años 2012 y 2011.


Como se puede ver, el patrón de los meses con más y menos ventas se conserva respecto al año anterior, pero la clave en todo esto está en el porcentaje de caída de ventas mensual que hemos ido viendo, y que se desglosa en la siguiente gráfica.



Como se puede ver en este gráfico de caída de ventas, tenemos dos grandes "eventos", uno es la caída radical del mercado que sufrimos en el mes de abril, el punto del año más complicado, cuando la crisis volvió a golpear fuerte y la sociedad "cogió miedo" a comprar coches, dadas las circunstancias. El segundo "evento" marcado es la combinación agosto-septiembre. La subida del IVA inminente para septiembre hizo que muchos compradores que tenían pensado cambiar de coche en septiembre aceleraran su compra al mes de agosto, lo que generó una transferencia de ventas de un mes a otro. Si sumamos ambos y promediamos, obtendríamos dos meses "dentro de lo esperado".

Pero lo importante para valorar el efecto del PIVE es lo que te mostramos en la línea de tendencia que aparece en la gráfica que te dejamos a continuación.



Se trata de la misma gráfica del mercado, y su ritmo de caída. La línea roja es la línea de tendencia del mercado, que nos marca la tendencia de la progresión mes a mes del mismo. Esta recta nos indica que el mercado, durante 2012, ha llevado siempre el mismo ritmo de caer más y más con respecto a 2012, hasta llegar a las cifras con las que hemos cerrado el año.

¿Cómo podemos valorar el PIVE? De dos maneras, los dos últimos meses del año hemos visto cifras de ventas que han quedado por encima de esta línea de tendencia, frenando ligerísimamente el ritmo de caída que llevábamos. Este área verde que queda sobre la raya roja, y que te hemos marcado en la gráfica, representa los coches "extra" que se han vendido gracias al PIVE.

Según esta base teórica, la caída del mercado en noviembre habría sido de cerca del 23%, y la del diciembre de cerca del 25%, en lugar de las del 21,2 y 23% que tuvimos, si se hubiera mantenido la tendencia y la velocidad de caída del mercado tal y como veníamos experimentando.

Convirtiendo esto en números aproximativos, en noviembre habríamos vendido 3.218 unidades menos, y en diciembre, 3.974 unidades. En total, el efecto del PIVE, en consideración estadística, con esta reducción a parámetros básicos, sería de casi 7.200 unidades.

¿Conclusión del estudio matemático-estadístico de todo esto? Todo el plan sólo habría logrado un "extra" de ventas de 7.200 unidades. El resto de coches vendidos bajo ayudas del PIVE (67.758 nada menos) se habrían vendido igualmente sin la ayuda de este plan.

Lo que es más complicado de valorar es si la línea de tendencia es representativa del comportamiento "real" que habría tenido el mercado. Puede (sólo puede), que la tendencia de caída del mercado ya se estuviera frenando de manera natural, al estar alcanzando ya el suelo del ritmo de caída posible, por lo que entonces esta área verde que hemos localizado en la gráfica no sería ni tan siquiera completamente imputable al PIVE.

Pero claro, para valorar esto de la "tendencia" del mercado tendremos que esperar a ver los resultados de los primeros meses de 2013.

En conclusión, y ya a nivel personal, te diré que resulta muy complicado crear escenarios "virtuales" con los típicos "y si", ya que hay demasiados parámetros variables como para valorar el efecto del plan de incentivos, lo mismo que resulta muy complicado valorar el comportamiento que habría tenido el mercado sin ellos.

De todos modos, a tenor de este rápido estudio, con cifras reales del mercado, sí que tenemos claro que el impacto real en ventas del PIVE ha sido bajo, muy bajo. Otra cosa bien distinta es si, gracias al PIVE, los fabricantes han podido vender los coches conservando margen comercial.

Y es que en un mercado en caída libre, la política de guerra de precios está provocando que casi todos los distribuidores vendan los coches prácticamente a coste, para conservar cuotas de mercado. El PIVE (y probablemente por eso ANFAC lo defiende a muerte) ha podido servir, en este caso, para permitir aligerar la obligación de políticas de descuentazo que estaban viéndose en los concesionarios, trasladando parte de la carga de esos descuentos al estado.

Ahora no nos queda más que esperar a ver la evolución del mercado en los primeros meses de 2013, y podremos tener algo más de perspectiva con la que valorar toda la situación.

Opina: ¿Ha servido de algo el Plan PIVE?
Sí, sin duda40 (15.3%)
No, de ninguna manera71 (27.1%)
Algo ha hecho, pero poco118 (45.0%)
No lo tengo claro33 (12.6%)

Reader Comments (Page 1 of 1)

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1Enrique Garca16611
2Daniel Murias1282
3Guillermo Alfonsin7141
4Valent Fradera271
5Nacho Villarin170
6Antonio R. Vaquerizo30