Skip to Content

Categorías: Audi, Industria

13.000 millones para que Audi desbanque a BMW



La principal clave en el éxito de Audi desde que Volkswagen la resucitara ha sido el dinero. La inversión que VAG ha metido, de manera constante, en la casa de los cuatro aros para colocarla donde ya estaban Mercedes o BMW ha sido la herramienta principal de los de Ingolstadt, que construyeron una historia de su pasado a partir de los restos de Auto Union (Horch, Wanderer, DKW y la propia Audi), construyeron también una imagen de marca a través de éxitos deportivos en rallyes, IMSA y Le Mans, y una imagen tecnológica a través de inversión no solo en técnicas de aluminio, sino en comunicación para trasladarnos sus logros y ventajas.

Audi ha llegado muy arriba, pero sigue sin ser la líder del mercado premium, puesto que recae en BMW, que superó a Mercedes-Benz. Y claro, las ambiciones de VAG para Audi son colocarla como líder de la parcela más jugosa y rentable del mercado.

Para ello la compañía de Ingolstadt invertirá nada menos que 13.000 millones de euros entre 2013 y 2016. De ellos, 10.500 millones irán destinados al desarrollo de nuevos vehículos y tecnologías, así como a la ampliación de factorías de producción de Hungría y China, y la creación de una nueva planta en México (lo que se llevará un buen "taco" del dinero).

El resto de la inversión irá dirigida a los apartados de comunicación y marketing. La intención de VAG es liderar el mercado premium en 2018. Para tomar perspectiva de la importancia del reto, conviene recordar que BMW ha crecido este año un 4,6%, alcanzando las 1,54 millones de unidades vendidas, mientras Audi sólo ha crecido un 1%, llegando a las 1,44 millones de unidades comercializadas.

Enjugar una diferencia de 100.000 coches no parece una tarea hercúlea, pero Audi deberá luchar contra la tendencia de crecimiento de BMW, que acelera más rápido que los de Ingolstadt.

Conociendo las capacidades de inversión de VAG, y cómo han creado Audi prácticamente desde prácticamente la nada como fabricante "de lujo" en 1965, parece que los de Ingolstadt pueden conseguir cualquier cosa. Las claves, probablemente, estén en la capacidad de vender coches con los cuatro aros en China, y en convencer en Estados Unidos a los compradores de que son algo más que "Volkswagenes caros". Y es que en EEUU todavía domina Mercedes, y Audi está bastante lejos, no solo en ventas, sino también en imagen.

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres
Gran Turismo challenge

Autoblog Español

Las más comentadas (últimos siete días)

Comentarios recientes