Skip to Content

Categorías: Ford, Tuning y preparaciones, Cupés, Deportivos

Contacto: Ford Mustang RTR


Pincha la imagen para ver la galería

[Prueba original por Michael Harley, adaptación por Guille G. Alfonsín]

Vaughn Gittin Jr. es un genio con los Mustangs. Llevamos tiempo hablándote y mostrándote algunas de sus creaciones bajo el logo RTR en el SEMA, pero esta vez nos ha tocado ponernos a los mandos de este atractivo Mustang. Se trata de un Mustang GT (V8) con el kit RTR de segunda generación al completo, que cuesta en concesionario 12.000 dólares extra (9.160€) a agregar al precio base del coche.

A cambio de este montante recibes una actualización Ford Racing del V8 (retoques de la ECU y filtro K&N para el aire), un sistema de escape RTR, que combinados llevan al propulsor hasta los 436 caballos, suspensión con altura rebajada dos centímetros y medio, acompañada de muelles y amortiguadores Ford Racing, estabilizadoras ajustables, barra de refuerzo entre las torretas delanteras de la suspensión, una nueva barra de Panhard ajustable para el tren trasero, y algún refuerzo extra para el monocasco en su parte posterior.




El sistema de escape RTR se hace notar cuando metes mucho pedal de acelerador, enriqueciendo el ya de por sí tono grave del V8 de serie. Pero lo mejor del asunto es que no se convierte en algo molesto en autopista a velocidad constante, donde apenas se nota diferencia alguna.

El motor se muestra mucho más lleno en su parte media y baja del cuentavueltas, que es donde más se gana con los retoques de la ECU y los nuevos elementos del motor.

Las llantas de 19 pulgadas de diseño específico para RTR se calzan con unas Falken Azenis que sobre asfalto seco trabajan de manera mucho más que competente, ofreciendo un extra de agarre que se apoya en la suspensión retocada, controlando los movimientos de la carrocería de una manera más competente. Los frenos también cambian, con discos taladrados, pero se dejan las pastillas de serie y las pinzas Brembo originales. Bajo nuestro punto de vista, funcionan peor, y es que las pastillas de serie tienen menos donde morder. Para aprovechar estos discos, que son mejores que los de serie, se necesitan unas Ferodo DS de las buenas.



Volviendo a la suspensión, esta es regulable en cuatro vías, y te permitirá seleccionar una configuración que se adapte a tus gustos. En cualquier caso resulta más dura que la de serie en cualquier configuración, aunque esto no es malo, ya que de serie este coche bambolea bastante.

Los retoques de carrocería resultan agresivos y atractivos, sin llegar a parecer macarras. Es de estos coches que están "mejorados" a simple vista, y que te gusta mirar, sin que resulten excesivos. Pero hay dos detalles que no nos convencieron. Uno es el exceso de logotipos RTR en el habitáculo (mires donde mires hay uno) y el otro es el tintado extremo de las ventanillas laterales traseras, que impiden ver hacia afuera en cualquier situación que no sea un día extremadamente soleado.



Con todo, el Mustang RTR nos ha gustado. Es una preparación sencilla, que puedes conseguir a través de la red oficial Ford en los Estados Unidos, y que vale menos de lo que sumaría el coste de sus componentes por separado. Obviamente, no tendrás un coche totalmente exclusivo, ya que es un kit bastante genérico, pero es una buena manera de darle un extra de carácter a tu Mustang.


Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1enrique-garcía15319
2guillermo-alfonsin9926
3daniel-murias910
4antonio-r-vaquerizo577
5valent-fradera263
6nacho-villarin162
7javier-costas955
8elas-juarez20