Skip to Content

Categorías: Opel

Prueba Opel Zafira Tourer 2.0 CDTi 165 CV Excellence - Interior



Exterior


Pensar en un monovolumen para algunos usuarios es sinónimo de simpleza, practicidad y falta de emoción. Nadie duda de sus modulables y versátiles interiores pero te hacen sentir mayor nada más verlos, como si la juventud ya no tuviera cabida en ti. Renault Scénic, Citroën C4 Picasso, Dacia Lodgy, son algunos ejemplos de que sus diseños, pensados para maximizar ante todo el habitáculo, no emocionan.


La estética del Zafira Tourer es uno de los puntos más atractivos del modelo. Es un monovolumen, pero no por ello su diseño es "aburrido"

En Opel, conscientes de todo esto, han tratado de disimular sus formas más cubicas con detalles "de diseño". De entrada el frontal te recibe con un estilo claramente inspirado en el particular Ampera. En la unidad testada, de color marrón, apenas se perciben bien sus formas, pero las ópticas y la parte inferior del paragolpes en forma de "boomerang" consiguen un resultado estético diferente y atractivo.

La vista lateral es la que presenta unos trazos más familiares, pero se ha trabajado en la estampación de las puertas para que visualmente gane en musculatura. Como es lógico, tampoco se pueden olvidar de los clientes de corte más clásico y para ellos, la moldura cromada por el contorno de las ventanillas puede ser un detalle muy valorado. Las llantas de aleación, opcionales de 18 pulgadas en este caso, consiguen aligerar el resultado final.




En cuanto a la zaga, pocas concesiones se pueden hacer si se quiere aprovechar el espacio. La caída del portón es muy vertical y se ha jugado con el diseño de las ópticas –con tecnología LED en esta unidad- y la moldura cromada que las une para garantizar un resultado estético atractivo.

Sí, no lo voy a negar. Estéticamente me parece el monovolumen más atractivo de su segmento. Sé que esto es algo muy personal pero queda claro que al menos en Opel han intentado suavizar las formas para favorecer una identidad más dinámica. Si buscas un producto más sobrio y serio, está el Zafira Family todavía compartiendo espacio en los concesionarios para cubrir el hueco.

Interior

La principal razón de un monovolumen reside en el habitáculo, las soluciones empleadas y el espacio disponible. En el Zafira Tourer la firma ha rectificado el error del anterior ofreciendo asientos totalmente independientes que permiten una mayor versatilidad de uso. Opel lo ofrece con cinco o siete plazas, siendo en el acabado Excellence de serie esta tercera fila.

La distribución del interior es por así decirlo, estándar. Dos pasajeros en las plazas delanteras, tres en las centrales y otros dos en la última fila. Las delanteras son muy amplias y la sensación de desahogo elevada gracias a la buena cota de anchura y altura disponibles. En esta unidad además se cuenta con el parabrisas panorámico que puede desplazarse unos centímetros (es una opción que se acompaña del techo solar fijo sobre las plazas posteriores). Añade luminosidad y, en días con mucha luz, se puede deslizar hacia adelante. Este sistema es parecido al de Citroën (Visiospace) pero está formado por una única pieza de fácil manipulación.




En las plazas de la segunda fila el ancho disponible es correcto. El mayor problema lo encontramos en el asiento central, más pequeño que los laterales. Pese a ello tres adultos pueden viajar con relativa holgura y, en cuanto al espacio para las rodillas, el Zafira Tourer es de los mejores del segmento. Cada asiento tiene regulación longitudinal, de inclinación de respaldo (cuatro niveles) y puede abatirse en el suelo.


La amplitud de su habitáculo es destacable, pero más la modularidad de sus siete asientos. Es una pena que el acceso a la última fila no sea todo lo cómodo que debiera, siendo más apto para niños o adultos ágiles

Como curiosidad, en Opel han apostado por incluir algunas propuestas que lo diferencien de sus rivales, como el sistema "Lounge Seating" que permite configurar una fila central sólo para dos pasajeros pero con más espacio a lo ancho (el central interior se convierte en apoyabrazos y los laterales se desplazan hacía el interior).

La última fila sin embargo no mejora al anterior Zafira en términos de espacio. Las cotas son correctas para desplazamientos no demasiado largos incluso si son usadas por adultos, pero estos deberán ser bastante ágiles si quieren entrar/salir de ellas sin excesivos problemas. Y es que la solución empleada no es la mejor que hemos visto, debiendo deslizar la baqueta del asiento central y luego basculando el resto. Aunque es una operación rápida, no deja demasiado espacio.

Uno de los puntos más favorables es el maletero. Con siete plazas hay algo más de 150 litros disponibles que pueden servir para dejar algunos objetos de tamaño contenido. Con cinco plazas y las de la última fila plegadas en el suelo, alcanza unos excelentes 710 litros de capacidad, además de formas bastante regulares. Por último abatiendo los de la fila central conseguimos un volumen de 1.792 litros o lo que es lo mismo, más volumen que algunos comerciales. La superficie en este último caso es totalmente plana y también muy aprovechable.

Entre los buenos detalles podemos señalar que en el maletero se ha incluido un espacio específico para dejar la cortinilla enrollable cuando no está colocada, una solución más practica de lo que pudiera parecer en un principio. En esta unidad también contamos con el sistema FlexOrganizer que mediante railes, argollas y redes pretenden facilitar la sujeción de la carga. Es recomendable y su precio bajo (100 €).



Presentación

Visualmente el Zafira Tourer está bien presentado. El diseño del salpicadero sigue las pautas ya vistas en Astra e Insignia, de líneas modernas y atractivas. La gran cantidad de botones situados en la consola central pueden confundir en un principio al usuario, pero al cabo de unos días más o menos se tiene todo bajo control.

La distribución de todos los mandos es bastante coherente. En la parte superior de la consola está situada la pantalla multifunción, de buen tamaño y a color. Desde ahí se controlan algunos parámetros del vehículo, el sistema de navegación, equipo de sonido y multimedia. Justo debajo quedan los botones de la suspensión pilotada FlexRide, el cierre centralizado, las luces de emergencia y el testigo del airbag del acompañante. Tienen un tamaño correcto y son muy visibles.


Teniendo en cuenta el precio del Zafira Tourer, el equipamiento debería ser más completo en este acabado Excellence, tope de gama.No hay pegas por terminación, presentación ni calidad de los materiales empleados

Más complicados son los del sistema de navegación Navi900, con muchos botones juntos de tamaño algo pequeño. No es que sea necesario hacer un master, pero tampoco es de los más sencillos en su manejo. Los de climatización sufren del mismo problema con el tamaño, aunque aquí las ruletas que permiten variar la temperatura presentan unas dimensiones adecuadas.

En la parte inferior de la consola encontramos un práctico hueco para dejar objetos –con suelo gomoso-, la toma de corriente y el puerto USB –que se esconde bajo la unidad del climatizador cuando no se usa- y, ya entre los asientos, la palanca de cambios y los botones que controlan el sistema de aparcamiento, control de estabilidad, sistema de alerta de cambio de carril involuntario y el freno de mano eléctrico. Este último elemento es de serie en el acabado Excellence y no está disponible en los básicos, cambiando por completo la forma de esta zona.



Y es que si hay algo en lo que destaca este Zafira Tourer es en la cantidad de huecos repartidos por el habitáculo. En el citado espacio entre los asientos está lo que en Opel denominan FlexConsole, que esconde un hueco inferior de buenas dimensiones con tapa deslizante y sobre este una bandeja con dos posa-latas que puede deslizarse por unos railes. Justo en una tercera altura queda el apoyabrazos central, también deslizante, y que posee otro hueco adicional. Además de estos, hay doble guantera frente al asiento del acompañante, uno junto a la pantalla multifunción, bajo los asientos... e incluso las bolsas de las puertas son prácticas y aprovechables. En las plazas posteriores también hay varios lugares por lo que es fácil dejar algo y olvidar donde –lo decimos en tono positivo-.

La instrumentación del Zafira Tourer es muy similar a la de los Astra e Insignia. Tiene información clara y abundante, con un ordenador en posición central que informa incluso de la temperatura del aceite. Debería mejorarse el grafismo empleado, pero no puede cuestionarse la cantidad de información. La iluminación puede cambiarse en modo Sport, adoptando un tono rojo muy llamativo pero algo cansino en el tiempo. Entre las opciones de configuración del modo Sport se puede elegir que no cambie el color, dejando la más amable iluminación blanca.

Ya que hablamos de iluminación, en las unidades con el sistema FlexRail se incluye unas tiras LEDs que aportan un toque futurista. Están repartidas en la consola central y en las puertas (bajo el apoyabrazos y las bolsas portaobjetos). Lo malo es que a veces crean ciertos reflejos molestos y no se pueden desconectar ni regular en intensidad.

La calidad de realización está a un nivel elevado. Hay plásticos acolchados repartidos por el salpicadero y las puertas que transmiten una buena sensación de coche "bien hecho". Aquellos que tienen un tratamiento duro son de tacto agradable y parecen bien elegidos. Sólo los más escondidos pueden ser muy sensibles a ralladuras, pero al no estar visibles es un mal menor. No nos gusta que se compartan ciertos mandos con algunos Chevrolet (mandos de luces, elevalunas y palancas del volante). Dado el precio, bastante superior, deberían ser específicos. Por ajustes y unión de piezas, está a un gran nivel.

Mención especial al diseño de las puertas. Futurista, agradable visualmente y con un apoyabrazos muy cómodo, sin embargo tienen que sufrir la mala elección del diseñador que ha colocado un "pitorro" a modo de seguro de puertas. Habría quedado estéticamente mucho más limpio incluir la función en el propio tirador cromado.



Precio-equipamiento

Mantener en la oferta al Zafira de generación anterior condiciona en cierto modo la posición comercial del Tourer. Su precio de salida es elevado y queda por encima de la media. Los descuentos tampoco son muy altos por lo que aquellos que quieran llevarse la última tecnología deberán pagar más. El nivel de equipamiento tampoco rompe esquemas incluso en esta versión Excellence tope de gama. Deja en opción las ópticas de xenón, los retrovisores plegables, el sensor de parking, indicador de presión de los neumáticos y el puerto USB, todo ello normalmente de serie en los acabados más completos de sus rivales.
De todos modos de serie ya llevan el climatizador automático dual, control de velocidad de crucero, el paquete visibilidad, las llantas de aleación de 17 pulgadas, cristales sobretintados, el asistente al arranque en cuestas y todo el equipo de seguridad habitual (ESP, TCS, ABS, múltiples airbags, etc).

El precio recomendado de la versión testada (Zafira Tourer 2.0 CDTI 165 CV Excellence manual) arranca en los 29.085 € sin descuentos. Como promoción actual Opel hace una reducción en la tarifa de al menos 1.721 € (varía en función de las opciones que se incluyan) y además regala el pack Park&Go, que cuenta con navegador Navi 600, puerto USB, pantalla a color y amplificador 4x20w.

Si lo quieres como está en las fotos, deberás sumar la pintura mica "Caoba" (430 €), el tapizado en piel perforada con asientos deportivos (1.125 €), las llantas de aleación de 18 pulgadas (615 €), Pack Drive Assist1 con "Opel Eye" (510 €), sistema de navegación Navi900 (870 €), Pack de protección perimetral (alerta ángulo muerto + aparcamiento pilotado, 565 €), suspensión FlexRide (870 €), FlexOrganizer (100 €), faros bi-xenón con AFL (1.025 €), pilotos LED traseros (305 €), FlexFix (970 €) y techo panorámico (1.230 €). En total 9.000 € en extras que elevan el precio hasta los 38.265 €, 35.993 € si aplicamos el descuento actual (2.272 € con estas opciones).



Reader Comments (Page 1 of 1)

Deja tu comentario

Por favor, procura que los comentarios estén relacionados con el artículo. Las direcciones de correo electrónico nunca se muestran al público, pero son necesarias para que puedas confirmar tus comentarios.

Cuando pulses el botón "Añadir comentario" recibirás un enlace para confirmar tu mensaje en la dirección de correo indicada. También encontrarás una contraseña. Para dejar otro comentario sin necesidad de confirmarlo, sólo tienes que introducir la clave proporcionada. Si utilizas Hotmail u otro servicio de correo electrónico gratuito, es posible que los filtros antispam detengan por error el mensaje de confirmación. Revisa tu buzón de correo no deseado.

Para crear un enlace, tan solo necesitas teclear la dirección URL (incluyendo http://). Puedes poner un máximo de tres direcciones por mensaje.

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1Enrique Garca2068
2Guillermo Alfonsin14067
3Daniel Murias866