Skip to Content

Categorías: Híbridos, verdes y alternativos, Tecnología

Estados Unidos incentivará con millones de dólares el desarrollo de las baterías


EEUU ya nos lleva la delantera en automóviles eléctricos, y esto podría ampliar la brecha tecnológica

Ya te comentamos hace unas semanas que la victoria de Barack Obama serviría de catalizador para que el desarrollo de las tecnologías de movilidad sostenible se siguiera incentivando. Ahora tenemos más datos. La intención del Departamento de Energía del gobierno de los Estados Unidos destinará 120 millones de dólares (alrededor de 93 millones de euros) a un objetivo muy ambicioso: quintuplicar la capacidad de las baterías reduciendo su coste por kWh a la quinta parte.

Esta mejora tecnológica será planteada a cinco años, con una oficina central en el Argonne National Laboratory, que coordinará el trabajo de otros seis laboratorios, cinco universidades y cuatro compañías privadas.

Aunque la inversión es "relativamente modesta", puede significar un salto tecnológico que deje a Europa fuera de juego

Se desarrollará una investigación científica sobre las bases más puras de la tecnología de las baterías, para tratar de comprender cómo mejorar aspectos como la velocidad de carga, el coste de producción y otros campos relacionados. Esta investigación tecnológica busca, en palabras del DOE (Departamento de Energía) juntar a los mejores científicos e ingenieros trabajando contra el reloj en un mismo proyecto, asimilándolo al proyecto "Manhattan" que daría lugar a la... bomba atómica.

Este sprint tecnológico debería transformarse en productos comerciales tras ese periodo de cinco años, con el único objetivo de generar conocimientos y valor tecnológico que se quede en Estados Unidos, para permitir al gigante norteamericano mantenerse en la cresta de la ola con un bien estratégico.

Lo cierto es que, mirando el panorama actual, se echan de menos este tipo de iniciativas en Europa, donde parece que vamos a remolque, con la sabida excepción de los eléctricos de Renault (y Nissan). Una iniciativa tecnológica de este tipo puede asegurar una ventaja estratégica en el futuro de la automoción para los fabricantes norteamericanos, que ya han demostrado con Tesla que pueden y saben hacer coches eléctricos capaces de jugar bajo las reglas del mercado actual.

Está claro que estamos viviendo ahora mismo una situación de cambio tecnológico, en la que aquellos que sepan reinventarse y descubrir la vía del a movilidad del futuro tendrán un recorrido potencial a futuro que podría acabar con los demás fabricantes fuera de juego.

Un símil muy válido es lo que se vio a principios de siglo en el cambio de tipo de locomotora de tren. Se trataba de un mercado dominado por una serie de fabricantes. Pero cuando llegaron las locomotoras eléctricas (y las híbridas diésel-eléctrico), todos estos fabricantes ya establecidos se irían a la quiebra, salvo uno, por no saberse adaptar a unas nuevas condiciones de mercado.

Si realmente acaba sucediendo la revolución eléctrica como tal, aquellos fabricantes que no sepan adaptarse podrían perder su sitio en el plantel del mercado, y es que se va a abrir una puerta en un mercado cuyas barreras de entrada son enormes. La puerta no estará abierta mucho tiempo, pero da pena ver que en Europa no tenemos un solo Tesla o Fisker intentando pasar por ella.

[Vía Computer World]

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1enrique-garcía16124
2guillermo-alfonsin10228
3daniel-murias920
4antonio-r-vaquerizo527
5valent-fradera279
6nacho-villarin152
7javier-costas959
8elas-juarez20