Skip to Content

Categorías: Audi, Pruebas, Compactos segmento C

Prueba Audi A3 2.0 TDI - Conclusión



El nuevo Audi A3 sigue los pasos de sus predecesores. Hasta el punto de que segunda y tercera generación se parecen demasiado. Si te gusta conducir no será una buena noticia. Sin embargo, como producto generalista que es, estamos ante una referencia en el segmento. Sí, generalista, porque aunque sea claramente premium ha ido robado progresivamente ventas a las marcas tradicionalmente generalistas, como Opel o Ford.

Su habitáculo es agradable, bien hecho y superior al resto de sus rivales en términos de acabados. Ciertamente no será el más espacioso, pero es que es la carrocería tres puertas por lo que la habitabilidad no será la prioridad del comprador.

El nuevo 2.0 TDI es un bloque extremadamente flexible, suave y parco en consumo. Asociado en este caso a un cambio manual de manejo agradable es la combinación que ofrece el menor consumo. Pero si elegimos el cambio S-Tronic -de doble embrague- ideal para zonas urbanas, el consumo no se disparará, contar 0,3 l/100 km más.



Es verdad que su comportamiento dinámico, eficaz, cuadrado y muy seguro, es también totalmente aséptico; no es una de las experiencias más gratificantes. Difícilmente se sacará alguna satisfacción de haber realizado la trazada perfecta si apenas te has enterado que has tomado la curva. Lo habrás hecho perfectamente, pero no te ha transmitido nada. ¿Es eso un defecto? En el caso de un A3 diésel, pues no. Es casi una virtud y forma ya parte del ADN del A3. Es un coche destinado a un público que, en su gran mayoría, no quiere verse involucrado en la conducción. Quiere un coche cómodo, eficaz y que alabe su ego, pero que no le exija demasiado en términos de conducción.

Si bien comparamos abiertamente algunos modelos a meros electrodomésticos -¿Quién ha nombrado el Auris?-, el Audi A3 me recuerda el concepto de los Mac de Apple. Un ordenador de diseño, fiable, que cumpla con todos los requisitos y sobre todo que baste con enchufarlo y encenderlo para que podamos empezar a usarlo la primera vez tras sacarlo de la caja. Nada de drivers, de actualizaciones y parches que bajarse. Le duela a quien le duela, el Audi A3 va camino, una vez más, de ser un éxito.

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres
Gran Turismo challenge

Autoblog Español

Las más comentadas (últimos siete días)

Comentarios recientes