Skip to Content

Categorías: Subaru, Pruebas, Cupés, Deportivos

Súper Prueba: Subaru BRZ - Diseño y técnica




Sus proporciones externas son las de un típico cupé de tracción trasera, pero con la frescura de un diseño moderno

Bajo, ancho y compacto. Cabina retrasada, capó largo y afilado. Los ingredientes perfectos para hacer un buen cupé están presentes en la estampa del BRZ. El frontal está caracterizado por unos grupos ópticos agresivos, una mirada de mala leche que inspira y apasiona. De hecho, nos gusta más la cara de este Subaru que la del Toyota.

Las aletas delanteras marcadas y abultadas ayudan a apuntar con el coche, ya que sentados en la cabina nos facilitan saber exactamente dónde está cada rueda, para usar esa información a nuestro favor a la hora de colocar el coche en las curvas.

El diseño de las llantas no es todo lo que nos gustaría ver, pero estas se pueden cambiar. Aunque en las fotos puedan parecer pequeñas, en vivo el coche cambia mucho y para mejor. Es de estos muchos casos donde sucede esto.

Las caderas que dan forma a los cuartos traseros se muestran poderosas y definidas con sus líneas de estilo bien marcadas, y es que son estas líneas esculpidas en la chapa las que dan modernidad a un diseño que se ve bien realizado cuando uno observa cómo se funden aristas de carácter como las que nacen por encima de los grupos ópticos delanteros para convertirse en las aletas delanteras, que a su vez dan paso a las branquias que conforman otra de las principales líneas de estilo del lateral.



La vista trasera está presidida por el alerón, que cuenta con dos "voladizos" en los laterales muy simpáticos, y unas ópticas transparentes interesantes, aunque las de nuestra unidad de pruebas dejaban pasar agua, y estaban empañadas (para que digan de los japoneses luego...).

El culo queda rematado con el difusor en negro y las colas de escape de enorme diámetro (parecen latas de coca cola), que imponen respeto y potencia. Es un coche que parece más caro y más rápido de lo que luego resulta ser.




El interior tiene un diseño agradable y ergonómico, aunque los materiales no estén a un nivel de Audi A3

Por dentro el habitáculo es una buena mezcla. Muchos critican sus acabados y materiales. Un navegador que parece "un Alpine comprado en un Feuvert", un reloj digital de otra era... La realidad es que las butacas son geniales, tanto en diseño como en agarre, y aunque la selección de materiales no es maravillosa, lo que importa está bien acabado: volante, pomo de palanca de cambios y pedales.

El cuadro de relojes, con el cuentavueltas en medio y el velocímetro digital dentro de él es lo que uno quiere, y sólo se echan de menos temperatura de aceite y manómetro de su presión (¿no estamos en un deportivo "de verdad?).

Hay grillos en la unidad de prueba. Pequeños pero están ahí, lo que habla a favor de la rigidez de monocasco y suspensiones pero en contra del ajuste de algunos plásticos. El equipo de sonido no es ninguna maravilla en nitidez o potencia... Pero esto es un deportivo pensado en conducir e inspirar, donde la música principal que te interesa viene del vano motor o del escape.

Ergonómicamente hablando todo cae a mano en las plazas delanteras. Las traseras, bueno, eso es otra historia. Este es un puro dos más dos. La banqueta trasera es profunda y esculpida. Por altura libre al suelo entran personas de 1,75 sin demasiad problema en ese sentido, pero el espacio para pies y rodillas es ínfimo. Para desplazamientos cortos es "viable", pero si tienes aprecio a la persona que quieras transportar, será mejor que no le hagas pasar demasiado rato allí atrás. Además, la cabeza de los pasajeros posteriores cae directamente bajo la luneta posterior, así que cocer sesos es algo probable en un día de mucho sol.

En todo caso, ¿cambiaríamos algo del interior? No... Nos vale como está.



En cuanto a la técnica, estamos ante un auténtico caramelo. Se trata, como bien sabes, de un coche con monocasco de acero, pero cuyas vigas principales son de enorme grosor, lo que proporciona una rigidez a la flexión y torsión muy elevada. Hay refuerzos entre las torretas delanteras de la suspensión (que es McPherson), mientras el tren trasero es un multibrazo, Es un coche ligero, aunque en esta unidad (con cambio automático) se escapa por encima de los 1.300 kilos.

El motor es un bóxer de cuatro cilindros, dos litros de cilindrada, con culata desarrollada por Toyota con el sistema de inyección directa de la marca nipona instalado. Cuenta con un centro de gravedad bajísimo, gracias a un rediseño del cárter respecto a anteriores iteraciones de esta mecánica en otros modelos de Subaru, lo que permite instalarla más abajo y más atrás respecto al monocasco.



Técnicamente hablando, el BRZ es un muestrario de cómo debe ser un buen cupé de tracción trasera

El motor se encuentra situado justo tras el eje delantero, y va acoplado a la transmisión, que en este caso es una automática de seis relaciones, que se encuentra entre los asientos delanteros. El par llega a las ruedas traseras a través de un árbol de transmisión de composite, que se asocia con un diferencial trasero de engranajes helicoidales (Torsen), que hace las veces de autoblocante progresivo.

El reparto de pesos es un 53% delante y un 47% detrás, favoreciendo un tren delantero ligeramente más cargado, que dinámicamente se descarga transfiriendo peso al tren trasero para favorecer la tracción durante aceleraciones. El momento polar de inercia, del que no tenemos dato concreto oficial, es muy bajo, ya que motor, transmisión, batería, depósito de combustible y conductor se encuentran muy cerca del centro de gravedad, lo que favorece cambios de dirección muy vivos.

Las cifras son de 200 caballos a siete mil vueltas, aunque el motor aún se estira por encima de esa cifra. El par máximo es de unos escuetos 205 Nm a 6.400 vueltas, y el o a 100 cae en 7,6 segundos en la versión manual (unos decepcionantes 8,2 para este automático...), camino de una punta de 226 por hora (210 para el automático). El 80-120 en cuarta cae en seis segundos rasos. No son cifras de esprinter, pero lo que importa es cómo se mueve el coche en carretera, ¿no? Pues vamos a por ello.


Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1Enrique Garca17314
2Daniel Murias1313
3Guillermo Alfonsin6941
4Valent Fradera271
5Nacho Villarin160
6Antonio R. Vaquerizo30