Skip to Content

Categorías: Ford, Tuning y preparaciones, Industria, Deportivos

Shelby American seguirá más activa que nunca


Carroll Shelby ya no está, pero su marca seguirá viva.

El pasado mes de mayo fallecía a los 89 años una de las leyendas del automovilismo, Carroll Shelby. Se comenta que en sus últimas horas, habría dicho a su amigo y socio empresarial, John Luft, "Mantén vivo Shelby American". John Luft fue la cara visible de Shelby American estos últimos tres años y el presidente del fabricante-preparador de Las Vegas, Shelby American.

"Suena un poco melodramático", explica hoy Luft al recordar ese momento. "En realidad, creo que lo que dijo fue '¡Maldita sea! Mantén Shelby American vivo'. Y es exactamente lo que estamos haciendo ahora". En los próximos meses, Shelby presentará un nuevo plan de producto para seguir adelante en la nueva era post Carroll. La primera novedad fruto de ese plan se podrá ver en enero en el salón de Detroit, la siguiente será en la muestra de Chicago (febrero) y la tercera novedad será presentada en el salón de Nueva York, en marzo.

Uno de los primeros cambios es devolver la importancia a la venta de recambios para la preparación de los Mustang. Hoy representan la quinta parte de la facturación de Shelby, pero de aquí a dos años tendrá que ser la mitad de la facturación. Shelby volverá a dar prioridad a la preparación y personalización de los coches, para así no ser tan dependiente de la fabricación de modelos completos cuyas especificaciones están cerradas. Pero esto no es todo.


John Luft (aquí en el pasado salón de Detroit) dirige ahora el destino de Shelby American.

Shelby y Ford

Desde sus inicios empresariales, Shelby estuvo vinculado a Ford, y los Ford más deportivos siempre llevaron el sello de Shelby. Y esa colaboración seguirá. Luft no quiso desvelar detalles, pero Shelby trabajará sobre los motores Ecobost, los cuales se irán integrando en los nuevos modelos de Ford con el paso del tiempo, incluido el futuro Mustang.

Las intenciones de seguir trabajando con Ford son una buena noticia no sólo para Shelby, sino para Ford y su red comercial. A lo largo de los últimos 50 años, Shelby transformó el Mustang, un honesto cupé en un objeto de culto. Si un Mustang era un buen coche, el Mustang Shelby era aún mejor. Algunos modelos, como el GT500 Super Snake (con 850 CV para 2013) siguen alimentado esa leyenda y las líneas de montaje de Shelby.


Una de los últimos reptiles del criadero de Shelby, el GT500 Super Snake de 850 CV.

Con Ford, Shelby siempre ganó dinero y Ford aparecía en portada de todas las revistas de coches de medio mundo, alimentado así aún más la leyenda y llevando una horda de gente a los concesionarios Ford de Estados Unidos.

"Espero que sigan sacando nuevos coches", comenta Randy Anderson, dueño de un concesionario oficial Ford en Clinton (Illinois). "Es una parte importante de nuestro negocio. Pero no hemos recibido instrucciones de Ford". Anderson, al igual que los 2.300 concesionarios Ford de Estados Unidos utiliza su condición de Centro Shelby Oficial para atraer clientes a su concesionario. Los modelos de Shelby se venden ahí, al igual que los de SVT de la propia Ford y los de Roush, el rival de Shelby. Además de los coches completos, una parte importante del negocio es la venta de recambios para preparar un modelo, como amortiguadores, kit de potencia, pomos o escapes, y los mecánicos que los instalan. Una preparación media de Shelby para un Mustang representa una factura de 15.000 $.

Y no es sólo la preparación o la venta de un modelo completo (uno de los que más margen de beneficio da junto con el F-150), un Shelby en el escaparate de la concesión atrae potenciales clientes; muchos acabaran comprado un Focus o un F-150, pero el Shelby les hizo entrar en está y no en la de la competencia.

Con Ford, Shelby siempre ganó dinero y Ford aparecía en portada de todas las revistas de coches de medio mundo, alimentado así aún más la leyenda y llevando una horda de gente a sus concesionarios.


Ford no ha emitido detalles acerca de las colaboraciones futuras entre las dos marcas. Sólo Jim Farley, vice presidente global de marketing, ha hablado: "Shelby seguirá influenciando los deportivos de Ford durante muchos años". A parte de esa declaración de intenciones, no se han filtrado detalles o información concreta.

¿Es Shelby una empresa rentable?
Esa es una de las preguntas más frecuentes a las que tiene que responder John Luft. A lo que responde: "Apple seguirá sin Steve Jobs. Ferrari ha sobrevivido a la muerte de Enzo Ferrari. Seguiremos siendo Shelby American sin Carroll Shelby". Es cierto que cuando fue nombrado presidente en 2009, Shelby no era rentable. Perdía 3,6 millones de dólares con una facturación de 33 millones. Este año, el beneficio bruto es de 2,5 millones de dólares habiendo facturado 22 millones. Y es que Luft tiene su propio estilo de dirección, de hecho es el único de los 110 empleados que va con traje.


En el pasado la marca Shleby se diluyo, pero ahora sólo se centrarán en el automóvil.

Rompiendo con la tradición de Carroll Shelby de ceder su nombre para casi cualquier producto, desde desodorantes hasta salsa chile (antes de la llegada de Luft, Shelby tenía hasta 300 acuerdos de licencia), se fomenta la fidelización de la clientela con nuevos productos más asequibles. Un claro ejemplo es el Shelby GTS. Se trata de un modelo destinado a los más jóvenes o a los que no se pueden permitir de entrada un GT500. Equipado con un V6 sobrealimentado, cuesta unos 35.000 $ cuando un Shelby, según las versiones, va desde los 48.000 hasta los 100.000 $. La idea es que el cliente del GTS, poco a poco, vaya personalizando su coche aún más. Este año, por ejemplo, se cambia las suspensiones y dentro unos meses un nuevo escape. Y al año siguiente un kit carrocería. Y así, hasta que dé el paso y se compré un nuevo Shelby. No solamente, venden un coche, sino que se "aseguran" la venta de accesorios y recambios, porque para el cliente de deportivos estadounidense es casi vital modificar su coche, sea cual sea la marca. "Y si tiene que tocar un Shelby, mejor que lo haga con productos Shelby", pensará Luft.

"Los 110 empleados sienten el mismo orgullo al trabajar para Shelby que los operarios de Maranello al trabajar para Ferrari."

Pero Shelby American también seguirá creciendo con modelos más caros. Este mes de agosto, Shelby American presentó el GT500 Cobra de 850 CV. Siguiendo la filosofía del tejano, al equipo técnico le pareció poco, así que idearon una versión opcional de 1.000 CV que, además de la preparación motor, incluye refuerzos en los subchasis. Es un modelo capaz de alcanzar los 320 km/h y que cuesta más de 200.000 $. ¿Cómo se deciden a crear esa bestia? Los miembros de la cúpula directiva de Shelby son todos fans de la marca. Roger Sorel, vice presidente de ventas, era un ejecutivo de Burger King. Jer Gervasi, vice presidente de accesorios, trabajó en la cadena de instrumentos músicales Guitar Center en Nueva York, y así todos. Algunos de ellos, incluso eran clientes y todos querían estar más cerca de Shelby American y formar parte de la marca. Salvando las distancias, porque son empresas de un peso muy diferente, los 110 empleados sienten el mismo orgullo al trabajar en Shelby que los operarios de Maranello al trabajar para Ferrari. Y la fama y el respeto que tienen los estadounidenses hacia Shelby es comparable a la de los italianos con Ferrari o los británicos con Aston Martin, por utilizar una marca vinculada al gran Carroll Shelby.


Qué sería una pista de drag sin un Shelby quemando rueda... A priori, tendremos Shelby para rato.

Por eso, bajo la dirección de Luft, Shelby American no sólo desarrollará nuevos modelos y se expandirá (aún hay 1.000 concesionarios Ford en Estados Unidos que no venden Shelby), sino que potenciará la venta de accesorios y recambios. "Sólo unos pocos miles de personas al año nos comprarán un Shelby, pero hay cientos de miles ahí fuera a los que les gustaría tener uno...o al menos una parte de un Shelby".

A pesar de un cierto silencio por parte de Ford, por otra parte lógico pues el nuevo Mustang no está previsto hasta 2015, parece ser que Luft ha puesto Shelby American sobre la vía del éxito y que no tiene intención de pasar página. Sí, Shelby American seguirá adelante. ¡Maldita sea!

[Fuente: AutomotiveNews]

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1Enrique Garca18017
2Daniel Murias1212
3Guillermo Alfonsin4832
4Valent Fradera281
5Antonio R. Vaquerizo160
6Nacho Villarin120