Skip to Content

Categorías: Porsche, Pruebas, Descapotables, Deportivos

Prueba: Porsche 911 Carrera 4S Cabrio


Pincha la imagen para ver la galería

Después de un buen puñado de paseos con las diversas versiones de la nueva generación 991 del Porsche 911 en los últimos 18 meses, hemos concluido en varias ocasiones que, dado su perfil de "Gran Turismo" más que de deportivo "puro y duro", a este coche probablemente le encajaba mejor un sistema de tracción total.

Pues bien, nos ha tocado, por fin, poner las manos encima de un Carrera 4S, con tracción total, un buen puñado de caballos, y en el caso del modelo de las imágenes, con el techo descubierto.

Lo cierto es que Porsche nos preparó un programa muy ajustado para probar sus nuevos modelos de tracción total, ya que teníamos para probar de todo: desde los cupé 4 "normales" al 4S cabrioleto hasta arriba de equipamiento y con cambio PDK.

Barato el aparato no es (147.863€ para un Carrera 4S Cabrio, opciones a parte). Espacioso tampoco, ya que es un estricto dos plazas más "una". Y no es porque tenga una sola plaza detrás... Apuesta por dos asientos, pero más de un ser humano no cabe en ese hueco, menos si le tienes algo de aprecio personal al individuo que allí se aposente...





El 991 ya es de por sí más GT que deportivo puro, y con la tracción total esta situación se multiplica

Contaba Porsche en su interminable presentación previa a la conducción que desde que en 1989 se lanzó la opción de la tracción total, esta se ha convertido en un 41% del total de ventas. Y es que se convierte con ella el 911 en un coche mucho más "apto" para todas las circunstancias y todos los niveles de "manos al volante".

Una carretera sucia, húmeda y con niebla baja nos recibió entre el frío de la jornada para probar el coche. Vale, en cualquier otra circunstancia, con un deportivo como el 911, podríamos tener esas mariposillas estomacales que anticipan momentos de adrenalina extrema mientras intentamos domar la bestia. Pero la realidad es bien distinta. A los mandos de este aparato, con control de tracción, control vectorial de la guiñada, autoblocante, y tracción total la carretera parecía estar seca y los neumáticos calientes. Y es que el agarre, el nivel de tracción, es tan elevado gracias al cuidado trabajo de la electrónica que llega a costar creérselo.



Si te pones a sumar opcionales, puedes acabar con un 4S cabrio más caro que un 911 Turbo S

Con todas las opciones electrónicas (escape, equipo "Sport Chrono") montadas en este coche, tenemos "tropecientos" botones para jugar con ellos y modificar el comportamiento y la sonoridad del coche. Puedes optar por un coche claramente confortable y fácil de conducir, o un coche más deportivo y radical.

Cuando llegan las horquillas sobre asfalto bien liso, el modo a elegir es Sport Plus. Los más de 425 caballos que transfieren las ruedas (con el PowerKit instalado) te permiten hacer cabriolas perfectamente coreografiadas sin que se te acumule el trabajo.

Claro, que al final tanta opción tiene su "precio", y es que este aparato cuesta más que un 911 Turbo básico... Da que pensar, ¿no?



Pesa 50 kilos extra respecto a las versiones de tracción trasera. A cambio se gana en las formas dinámicas. En un comportamiento "muy poco 911", en tanto en cuanto pierde todos esos vicios conocidos de los coches con el motor colgado por detrás del eje trasero.

Además, dado que este extra de peso gravita sobre el tren delantero, las versiones con tracción total mejoran el tacto de la dirección más si cabe. Y claro, con tracción cuatro por cuatro, es un coche que en condiciones de suelo mojado, o nieves ligeras aún se defiende. ¿Cuántos deportivos de su precio pueden decir eso? El GT-R y poco más...




Estéticamente hablando, lo bueno del Carrera 4S es que te aporta las caderas ensanchadas, y algunos toques más que denotan potencia y muscularidad. Es de estos tantos coches que se ve mucho mejor en vivo que en foto, gracias a unas proporciones de techo bajo, enormes llantas y anchas vías.

Toda la geometría de la suspensión cambia por motivos más que obvios, y el tacto de la dirección eléctrica resulta bastante más positivo que en las variantes de tracción trasera, sea porque se ha refinado en estos meses, sea porque el extra de peso en el tren delantero le sienta especialmente bien.



Sigue siendo el perfecto deportivo para todo: viajes largos, escapadas espirituosas... Pero barato no es

El 4S cabrio que tuvimos entre nuestras manos disfrutaba del cambio manual de siete relaciones, y la verdad es que por muchos motivos nos pareció bastante más entretenido que el PDK secuencial de doble embrague. Esto unido a un genial tono de escape (sistema de silenciosos opcional, recuerda) se combinan para una experiencia de conducción a techo abierto tremendamente satisfactoria. Y todo con un consumo medio "aceptable".

Es caro, sí, y más complicado que el de tracción trasera puro, pero a nosotros nos ha parecido una mejor compra este 4S, y es que además de ofrecer mejores capacidades como coche de uso diario para todo el año, es además más rápido, efectivo, y estéticamente también es más atractivo, con esos caderones marcadísimos.

Ahora nos queda por ver qué será capaz de hacer Porsche con el 911 Turbo y con el GT3.

Reader Comments (Page 1 of 1)

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1Enrique Garca18114
2Daniel Murias1192
3Guillermo Alfonsin4427
4Valent Fradera271
5Antonio R. Vaquerizo212
6Nacho Villarin140