Skip to Content

Categorías: Lancia, Utilitarios Segmento B, Pruebas

Prueba: Lancia Ypsilon 1,2 69 caballos


Pincha la imagen para ver la galería

No es la primera vez que el Ypsilon pasa por nuestras páginas en una prueba. Seguimos de cerca el desarrollo del pequeño utilitario chic de Lancia, acudiendo en primera instancia a conocerlo al Centro Style el año pasado, y luego su versión más potente e interesante, la TwinAir de 85 caballos pasó por las manos de Kike. Decía entonces él que el TwinAir resultaba algo brioso y sonoro para lo que espera uno de "finura" en un Lancia, y se preguntaba por el 69 caballos más fino de 1,2 litros.

Pues bien, éste ha sido el protagonista que ha pasado por nuestras manos la última semana, una semana muy convulsionada en el mundo Fiat, con el anuncio de nuevos planes estratégicos, que convierten al Ypsilon en el único puntal de la mítica marca italiana fabricado en Europa.

Y lo primero que has de tener claro a la hora de mirar el Ypsilon es que estás ante un coche utilitario, del segmento A, muy similar en todo al Panda (comparte plataforma con él), pero con una presentación mucho más chic y diferenciada. Allí donde el Fiat es "lógico y humilde", el Lancia busca ofrecer diferenciación y lujo.






No hace falta que sigas la industria del automóvil a diario para que te hayas percatado que el concepto "premium" o "aspiracional" ha cambiado mucho en estos últimos años. Antes se imponía el "caballo grande, ande o no ande", y ahora se puede llegar a entender "premium" como una manera de diseñar y desarrollar productos, que va mucho más allá de prestaciones o tamaños, llegando al "carácter y la identidad" del producto.

A eso juega Lancia ofreciendo un coche de segmento A lujoso, algo que ningún otro fabricante ofrece a día de hoy. Y a tenor de sus ventas, sobre todo en Italia, la fórmula funciona perfectamente.



Su estética externa te la hemos caracterizado una y mil veces así que no te vamos a aburrir demasiado con ella. Nos quedaremos con que bebe algo del pasado, de coches como el Lancia Aprilia, combinando esa esencia en el frontal con una trasera muy "a lo Delta".

Vale, sigue siendo femenino. No tanto como antes. A gente que no conoce el coche ya no le parece intrínsecamente un coche de mujer, pero sinceramente, no sería el primer producto que los hombres compraríamos.

Pero más allá de géneros, es un coche muy trabajado en el detalle, con un diseño que funciona bien en su conjunto, pero también en el cuidado de las formas más pequeñas, como la línea de estilo que recorre el lateral de la carrocería, y que le da un "aire chic".



Bien trabajado por fuera, el interior también intenta conquistarnos con algo de diseño y diferenciación, pero aquí tal vez falla en la ejecución final.

El salpicadero es de tacto blando, y según el acabado final, puede ir hasta tapizado en cuero. El cuadro de relojes central es típico Ypsilon, y la consola central para los mandos de climatización y radio queda evocativa y escultural en concepto.

Las butacas son amplias y cómodas, y cualquiera que se haya sentado en un Panda o un 500 moderno rápidamente se sentirá como en casa. Las puertas muestran unos paneles bien trabajados para un segmento A, y tenemos mandos centralizados de los cuatro elevalunas en la puerta del conductor (para que digan del Toledo luego...).



Donde falla todo el diseño es en los detalles. El cuadro de relojes es de un Fiat Punto, prácticamente trasladado "tal cual", y aquí se echa de menos un trabajo más personal. Además, cuenta con iluminación ambiental a los lados del mismo, que se refleja en el parabrisas, con lo que conducir por la noche con ella activada genera unos reflejos odiosos.

Un coche tan lujoso como este debería contar, a nuestro entender, con climatizador de serie, y ver los vetustos mandos circulares y palancas en el control del sistema de acondicionamiento de aire parece completamente fuera de lujar.

Por lo demás, no hay quejas, y nos parece un producto bien acabado. Sus plazas traseras son muy generosas, y dan espacio para que cuatro adultos viajen con confort. El maletero no es enorme, pero para las dimensiones externas está muy conseguido, al nivel de un Panda.



Cuando nos ponemos en marcha nos encontramos el viejo conocido 1,2 de cuatro cilindros de gasolina y 69 caballos del Grupo Fiat. Es un motor muy, muy fino, que apenas se deja oir en el habitáculo. Por ciudad es una delicia, y se deja manejar de manera relajada, con unos consumos realmente recortados, que bajan de los seis litros cada cien kilómetros.

Y todo, repito, sin el más ligero atisbo sonoro.

El problema viene cuando intentamos afrontar un viaje más allá de las carreteras de circunvalación que rodean las grandes ciudades. Si te metes en una carretera, autovía o puerto con cuestas generosas, te encontrarás con un coche que necesita reducir una o dos marchas para mantener los 120 por hora. Y si vas cargado es peor.

Intentar adelantar es un acto de profunda fe. Si no vamos cuesta abajo, pasar a algún camión que circula a ochenta por hora puede llegar a dar miedo, por el tiempo que pasas en el otro carril.



Vamos, que no gasta mucho, pero tampoco anda gran cosa... No es, con este motor, por tanto, un coche apropiado para largos viajes, o personas que, a menudo, salgan a carretera y quieran algo de agilidad. Vale, es más económico que el TwinAir, y en el mundo real gasta menos combustible que su hermano bicilíndrico. Pero no hay color: conviene cien veces más el bicilindrico turbo que este motor si vas hacer cualquier cosa que sea salirte de la urbe.

En cuanto a la puesta a punto del chasis, estamos ante un Panda de segunda generación puro y duro. El nuevo Panda, el que probamos en Nápoles hace unos meses, y luego pasó por nuestras manos con el motor diésel, va mejor en su pisada, pero el Ypsilon juega a otro juego.

Va más blandito de suspensión, pero a pesar de ello está bien amortiguado y con generosas estabilizadoras. Así que podemos pasar por curva de manera meridianamente rápida sin que nos asustemos con baches en medio de la trayectoria. Es un coche noble, muy fácil de conducir, y con límites altos.

El tacto de la dirección no está tan logrado como en un Panda o un Up!, pero va claramente mejor que en un 500, con menos "efecto goma".

Resulta cómodo, por tanto, y ese es el aspecto más importante para el usuario tipo de este coche, que no va a apretarle las tuercas en el curva a curva, entrando con el culo cruzado en las frenadas. Pero aunque caiga en manos de algún desaprensivo (como yo) que intente jugar a Sandro Munari con él, no se encontrará con nada que le asuste o sorprenda. Pasa con nota, por tanto.



Vamos, sacando conclusiones, se trata de un Panda más chic, con un diseño más diferenciado, con formas más esculturales por fuera, y un interior más cubierto y trabajado.

Dinámicamente es más soso que el Panda, porque no tiene esa puesta a punto que te saca sonrisas aún con menos de 70 caballos entre sus ruedas. Y, personalmente hablando, me quedo antes con el Panda, pues es más barato, más humilde (es lo que es, y lo representa), y hasta su interior resulta, a mis ojos, más característico e interesante.

Sobre el papel, el Ypsilon no resulta precisamente económico, con una tarifa que arranca en 14.100€ con esta motorización, pero la realidad es que por poco más de 9.000€ te llevarás uno del concesionario. En todo caso, esta locura de "ofertas" "campañas" y "promociones" hace que sea mejor acercarse al concesionario a preguntar que dedicarse a mirar listados de precio oficiales.

Si tú o tu chica buscáis un medio de transporte "urban fashion", que gaste poco, y te permita "ser diferente", ésta puede ser tu opción perfectamente. Eso sí, por favor, haznos caso, compra el TwinAir si pretendes conducir por carretera abierta, aunque sólo sea una vez al año, o acabarás con camioneros riéndose a tu cara del tiempo que tardas en adelantarles.



Reader Comments (Page 1 of 1)

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1Enrique Garca17027
2Guillermo Alfonsin9224
3Daniel Murias840
4Antonio R. Vaquerizo568
5Valent Fradera269
6Nacho Villarin132
7Javier Costas863
8Elas Juarez10