Categorías: Salón del Automóvil de París, Cupés, Deportivos, McLaren

McLaren P1: tecnología de las carreras, para la calle - París 2012


Pincha la imagen para ver la galería

Con 600 kilos de carga aerodinámica a velocidades "normales", aerodinámica activa y una superficie frontal reducida a la mínima expresión, el P1 promete ser un misil balístico sobre cuatro ruedas

Mucho, mucho mejor en vivo que en las fotos oficiales de McLaren. El P1 nos ha enamorado nada más ha salido de debajo de su capa blanca que lo escondía en el stand de los de Woking. Más bajo, más compacto, más "puro" diría yo... Hasta los faros, que nos crearon nuestras dudas, parecen ahora mejor integrados en el diseño.

Durante la rueda de prensa, la gente de McLaren ha desvelado algunos de los detalles técnicos de su nuevo coche, definido por ellos como "el mejor coche del mundo para utilizar tanto en circuito como en carretera abierta". Ambiciosa frase, ambicioso objetivo, pero no dudamos de sus palabras. A fin de cuentas, estamos hablando de un constructor que ya creó el mejor coche de la historia con el McLaren F1 hace 20 años.



El principal protagonista de la presentación del P1 ha sido su alerón trasero autoajustable. La gente de Woking ha explicado cómo puede cambiar de incidencia de manera activa, con lo que puede ofrecer más carga aerodinámica cuando se necesita, o puede entrar en pérdida en plena línea recta para aliviar el arrastre aerodinámico cuando no es necesario su trabajo, facilitando la velocidad punta.

El coche es capaz de ofrecer, atención, hasta 600 kilogramos de carga aerodinámica a alta velocidad, lo que le coloca en cifras equivalente a coches de carreras FIA GT3. De esta manera, la aceleración centrípeta que este coche es capaz de generar podría superar fácilmente las 2 G.



A pesar de ofrecer semejante carga aerodinámica, el Cx se queda en 0,34, lo que da una relación Cl/Cx (carga aerodinámica entre arrastre aerodinámico) muy buena. Además, dado que el coche tiene una superficie transversal ridícula (basta ver las imágenes), con los caballos que tenga, conseguirá una tremenda velocidad punta, que no ha sido determinada por el momento.

Asegura McLaren que su objetivo es crear un coche que sea cómodo de llevar hasta el circuito, y luego tremendamente rápido y eficiente en la pista. Vamos, una doble personalidad que, para conseguirla, deberá estar muy bien elaborada con la ya famosa suspensión sin barras de estabilidad ya vista en el MP4-12C.

La estética del coche sigue el principio de que las formas siguen las funciones, y como hay tantas funciones aerodinámicas, nos encontramos con un coche donde todas las superficies están esculpidas y trabajadas. El chasis es un monocasco en composite de fibra de carbono, y los paneles de la carrocería también emplean este carísimo material.



A principios de 2013 se confirmará su planta motriz, aunque ya se ha comentado que contará con un sistema híbrido de algún tipo. Se espera que las primeras entregas de unidades de producción a cliente tengan lugar a finales del año que viene, por lo que una presentación del modelo de producción en el Salón de Ginebra, o en el de Frankfurt a más tardar, es más que previsible.

¿Conclusión? Tras verlo al natural y escuchar las explicaciones de la gente de Woking, empezamos a sentir amor por este aparato de cuatro ruedas... sí.


Noticias recientes

Reader Comments (Page 1 of 1)