Skip to Content

Categorías: Competición

Opinión: Y Alonso volvió a ganar, contra muchos pronósticos



Dos razones para que el pasado jueves pensáramos que este fin de semana el líder del mundial de F1 sería menos líder: El Red Bull había demostrado su enorme evolución, y se sabía que era "el coche más rápido de la parrilla", y McLaren venía a Hockenheim con una evolución de su máquina para dar respuesta al dominio de los del Milton Keynes.

Así las cosas, parecía que Fernando Alonso lo tenía complicado para poder repetir victoria por tercera vez este año. Pero el sábado nos sorprendió la lluvia, y con la lluvia llegó la situación de siempre. Los Pirelli de mojado son la queja más constante que has visto por esta página esta temporada, y es que son incapaces de sostener los coches en pista cuando llueve. No voy a ser pesado con el tema, pero con charcos en la pista dirección de carrera decidió detener la clasificación porque "no se podía conducir así".

La reanudó, y no se sabe muy bien cómo, Alonso se quedó con el tiempo más rápido, gracias a sus manos sobre mojado, y a la igualdad que le dio el líquido elemento respecto a coches superiores sector por sector al suyo.

La carrera se disputó sobre seco, y antes de la salida se preveía que la ventaja del asturiano sacada en una calificación pasada por agua se quedara en nada ante los Red Bull y McLaren. Pero tampoco fue así. El español salió como un tiro cuando se apagó el semáforo, complicando que le adelantaran en la parte más sensible de este circuito, donde adelantar es bastante complicado. Y de ahí a una nueva victoria sin demasiados problemas.

Vettel tenía "mejor herramienta", Button y Hamilton también. Pero el primero fue incapaz de adelantar a Alonso en las primeras curvas con el DRS, y para cuando el asturiano se quedó sin ruedas, el alemán tampoco estaba en ritmo de atacar. No fue su fin de semana. Se encontró con Hamilton, doblado tras un pinchazo, que se desdobló ante el asombro y quejas de Vettel (y de los narradores de la carrera). Pero la realidad es que si vas doblado (y te lo digo como corredor, ya no solo como editor), y vas claramente más rápido que el coche que llevas delante tienes derecho a desdoblarte.

A Sebastien le habría bastado con quitarse a un lado para perder menos tiempo mientras le pasaba Hamilton, que no era un rival en su lucha, pero perdió tiempo con él, y cuando el británico le pasó ocasionó un problema para el campeón de Red Bull. El tiempo que perdió en esta lucha un tanto estúpida y carente de sentido implicó que tras su parada en boxes le adelantara Button.

Jenson intentó atacar a Alonso, y fue más rápido que este unas cuantas vueltas, pero no logró adelantarle, se comió las ruedas, y se encontró con un Vettel que quería recuperar el segundo escalón del podio... a toda costa. Le adelantó en la penúltima vuelta en la horquilla, haciéndole un exterior al de McLaren, pero colocando las cuatro ruedas por fuera de la raya blanca que delimita la pista, lo que, obviamente, está prohibido, con lo que se comió una sanción de 25 20 segundos por parte de los comisarios, lo que devolvía a Jenson al segundo cajón del podio y regalaba un tercer puesto a Raikkonen.

El finlandés hizo una carrera de menos a más, pero si han de aspirar a ganar un GP este año habrán de mejorar la forma en clasificación, porque sino es imposible.

Y es que hacer la pole (o mejor dicho, no poder hacerla) está resultando vital esta temporada. Cuando partes de una posición aventajada, todo es más fácil, y dado que hay pocas diferencias en los coches y los neumáticos son tan, tan malos, o sales desde las primeras filas, o hay una hecatombe para poder meterte "en la pomada".

¿Conclusiones? Alonso se llevo una victoria merecida, tal vez inesperada. Vettel pierde puntos en un mundial que ahora tiene coche para dominar. Deberá centrarse el alemán y tratar de sacar todo el partido a su coche, aunque parece que este empeorará, tras descubrir la FIA una programación de la ECU del motor pensada en beneficios aerodinámicos, cosa que se va a obligar a cambiar (a buen seguro) de cara a la próxima carrera.

Los McLaren no se pueden descartar, y más concretamente a Button. Y es que Hamilton no es rival hasta que alguien de la FIA no haga algo para que se vuelvan a usar ruedas "decentes". Con las gomas actuales un piloto de las características de Hamilton no puede dominar un mundial, porque acaba teniendo siempre problemas. Y como Jenson está retrasado en el mundial parece que no va a poder luchar por él, aunque quedan todavía muchos puntos en juego.

Sea como sea, Alonso lidera, no se sabe muy bien por qué. Es una combinación entre un piloto que saca lo mejor del material del que dispone, y una serie de rivales al título que no tienen la regularidad necesaria para meter en apuros al asturiano.

Y sí, ahora pasaréis a llamarme alonsista y otras cosas "peores". Pero recordad que hace unos meses también me llamábais "anti-alonsista"...


[Fotos: Jens Meyer, Frank Augstein, Sascha Schuermann, Michael Probst/AP | Lars Baron, Mark Thompson/Getty]

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1enrique-garcía15620
2guillermo-alfonsin10326
3daniel-murias900
4antonio-r-vaquerizo527
5valent-fradera264
6nacho-villarin152
7javier-costas959
8elas-juarez20