Skip to Content

Categorías: Kia, Pruebas, Compactos segmento C

Prueba: Kia Cee'd 1.6 GDI 135 CV Drive Pack Comfort (1/2)


Haz clic en la imagen para saltar a la galería


Una semana más seguimos con el Especial Compactos. En esta ocasión el modelo que se lleva todo el protagonismo es el Kia Cee'd, un compacto totalmente nuevo y que responde mejor que nunca a los gustos europeos.

Como habrás visto por el título, la versión probada es de gasolina y no diesel como el resto de modelos de este especial. Esto es debido a que en la oferta del Cee'd no hay un diesel equivalente (entre 140 y 150 CV más o menos) y al bajo consumo del que presumen las variantes de gasolina. Este será, junto al Cruze VCDI con 163 CV, las únicas excepciones de la comparativa.

Hace algo más de un mes tuve la oportunidad de asistir a la presentación nacional del Cee'd. Si ya anteriormente con otros modelos de la firma se notaba el salto cualitativo, en el compacto la evolución es todavía más evidente. Y no me refiero sólo al ambiente interior o al equipamiento sino también al diseño exterior y el mimo por los detalles.

Por ejemplo al primer vistazo su aspecto exterior se percibe moderno, equilibrado y fluido. Tiene muchos detalles que tratan de conquistar al ojo como son ciertos detalles cromados, las molduras y demás detalles de la carrocería totalmente pintados y, una cosa que me ha llamado la atención, los espejos retrovisores bitono. Lo habitual es ver un soporte de plástico negro y la carcasa en el color del coche, pero aquí esa zona negra está pintada en negro brillante y añade un toque sensacional.



Si lo ves circulando posiblemente lo que más te hará fijarte en el Cee'd serán las bonitas tiras LEDs en cada faro que sirven para la iluminación diurna. En caso de que sea de noche, la intensidad disminuye pero seguirán estando presentes marcando parte de la personalidad del surcoreano. Las ópticas posteriores también recurren a los LEDs, siendo muy visibles y atractivas.

La vista lateral queda marcada por el marco cromado de las ventanillas y las pequeñas llantas de aleación. Bueno en realidad son las más apropiadas para un coche de estas características, pero no por ello dejar de parecer algo pequeñas. Si sólo me fijo en la forma de los montantes y ventanillas, he de reconocer que me recuerda mucho al Opel Astra.



Comparativamente con el Optima, el nuevo Cee'd no es tan innovador estilísticamente hablando. Esto le permitirá llegar a un mayor número de clientes que prefiera la discreción y sobriedad. Durante los días que lo he tenido de prueba no han sido muchos los que se han girado a observarlo, algo en lo que posiblemente el color también tenga mucho que ver (el granate es menos llamativo que el blanco).

INTERIOR

Nada más abrir la puerta el Cee'd te recibe con un interior algo sobrio pero muy bien presentado. Los chicos de Kia parecen haber seguido un poco la estela de las firmas alemanas, apostando por tonos oscuros y algunos remates en símil aluminio para añadir un toque de color. Con todo, me parece uno de los compactos con mejor apariencia del segmento.

La calidad de los materiales empleados convence tanto a nivel visual como al tacto. En las zonas superiores se han elegido texturas acolchadas de muy buena presencia y las inferiores, de tratamiento duro, igualmente transmiten solidez. Los paneles de las puertas combinan estos últimos con una tela similar a la empleada en los asientos, consiguiendo sin necesidad de elevar el coste un resultado correcto.



La mencionada sobriedad del habitáculo no está reñida con detalles prácticos y bien tratados. Por ejemplo el porta-gafas superior es de tamaño grande y está realizado en un plástico más consistente al que suele utilizarse. La cortinilla en las unidades con techo solar tiene accionamiento eléctrico y un acabado excelente. Tanto la guantera como los asideros de techo cuentan con amortiguación y en el maletero hay diferentes enganches e incluso una red para evitar que los objetos vayan danzando de un lado a otro en cada curva.

Otros como los elevalunas eléctricos en las cuatro puertas con función "un toque" o los intermitentes de autopistas son más comunes en este segmento, pero no por ello dejan de ser elementos que en el día a día resultan prácticos. En el lado negativo he de decir que la iluminación del interior es algo justa, con un plafón delantero potente y dos laterales pequeños para las plazas posteriores algo justos en potencia y que han de conectarse manualmente presionando un interruptor.



La instrumentación de los nuevos Cee'd me encanta. Dividida en tres grandes esferas, es muy legible, tiene mucha información y está adornada con un bonito detalle cromado de muy buen aspecto. En la pantalla central LCD se pueden visualizar algunas informaciones del coche y el ordenador de viaje. El manejo de este último se realiza desde el volante, siendo sencillo cambiar de menú.

La consola central es muy ancha, lo que permite que todos los elementos allí situados tengan un tamaño considerable y por tanto botoneras más fáciles de encontrar cuando estamos conduciendo. En la parte superior está el equipo de sonido. Como es habitual en todos los Kia de la nueva era, la recepción de la radio es muy mala y en cuanto sales un poco de la ciudad se pierde la señal o se entrecorta, siendo algo molesto. Su calidad tampoco es para tirar cohetes, pero con seis altavoces distribuidos en el habitáculo puede cumplir con las expectativas del comprador medio. Para solucionar el problema de la recepción de señal siempre podrás insertar un USB en la toma inferior o bien un MP3 portátil a la mini-jack. De serie también es el Bluetooth, con posibilidad de manejo también desde el volante.



Un poco más abajo están los botones del control de estabilidad y cierre centralizado e inmediatamente después quedan los mandos de climatización. De regulación automática y con dos zonas diferenciadas, tiene dos modos de funcionamiento (Soft y Fast) muy eficaces. Además de enfriar muy bien el habitáculo, este sistema tiene un aspecto estupendo y mandos agradables al tacto (gomosos).

Por todo el habitáculo hay repartidos un montón de huecos porta-objetos. Es de esos coches en los que casi es difícil encontrar lo que llevábamos en el bolsillo ante los muchos sitios posibles existentes para dejarlos. Y lo mejor es que todos son grandes, sobre todo el cajón entre los asientos delanteros. Las bolsas de las puertas mejorarían con un suelo de goma que evite el deslizamiento de aquello que depositemos, y laterales enmoquetados para aumentar la sensación de calidad.

HABITABILIDAD

El espacio disponible en el nuevo Cee'd está entre los mejores de la categoría. En las plazas delanteras la sensación de desahogo es muy buena en todas las cotas y la distancia con el acompañante es más que holgada. En las unidades con techo solar esta sensación de amplitud aumenta gracias a la mayor luminosidad.



En las plazas posteriores las cotas son igualmente buenas. Por anchura hay muchos centímetros a la altura de los hombros y el espacio para las piernas es holgado para que un adulto de más de 1,80 metros no roce con las rodillas en el respaldo delantero. La altura al techo dependerá de si la unidad cuenta con techo panorámico o no. En esta que he probado si mides más de 1,80 metros rozarás con la cabeza ya que el espacio reservado para la cortinilla roba unos cuantos centímetros muy valiosos.

Acomodar a un tercer pasajero es más factible que en otros modelos parecidos, pero será mejor si es un niño ya que el asiento está sobreelevado y es muy duro. Puede servir para desplazamientos cortos, pero no aconsejaría un viaje largo en esa plaza. El túnel de transmisión, sin ser muy voluminoso, también resta cierta comodidad a esa quinta plaza.



Por último toca hablar del maletero, de buena capacidad. Según la homologación cubica 380 litros teniendo en cuenta el doble fondo. Es un dato bueno en relación a sus rivales, si bien queda lejos del Honda Civic o el Chevrolet Cruze. Como decía algo más arriba, hay argollas y una red para sujetar la compra. En el doblo fondo hay una cajonera en la que poder dejar algunos objetos de diferentes tamaños. La terminación del maletero me ha parecido buena, con toda la superficie visible tapizada

EQUIPAMIENTO DE SERIE

La unidad probada está asociada al nivel intermedio Drive. En términos generales es muy completa y no se echarán de menos muchos elementos aunque yo al menos creo que debería incluir sin coste el paquete visibilidad (sensor de lluvia y luces + espejo interior fotosensible). Por lo demás no se pueden poner pegas y tanto el equipo de sonido como el Bluetooth o la iluminación "cornering" vienen sin coste adicional.
  • ABS + EBD
  • ESP +TCS
  • Múltiples airbags
  • Faros antiniebla
  • Función "cornering"
  • Iluminación diurna LED
  • Ópticas posteriores LED
  • Anclajes ISOFIX
  • Dirección asistida Flex Steer
  • Control y limitador de velocidad
  • Asistente de arranque en cuestas
  • Climatizador automático dual
  • Ordenador de viaje
  • Elevalunas eléctricos (4)
  • Cierre centralizado con mando
  • Espejos eléctricos y térmicos
  • Espejos abatibles con mando
  • Volante multifunción
  • Volante forrado en piel
  • Radio CD MP3
  • Puerto USB
  • Seis altavoces
  • Entrada mini-jack
  • Bluetooth
  • Asiento del conductor regulable en altura
  • Apoyabrazos central delantero
  • Porta-gafas
  • Espejos de cortesía iluminados
  • Asiento posterior abatible
  • Paquete maletero
  • Paquete cromado exterior
  • Llantas de aleación de 16 pulgadas
  • Cristales tintados
  • Paragolpes, molduras y espejos pintados
  • Paquete fumador


OPCIONES
  • Pintura metalizada, 458 €
  • Pack Confort (techo solar + sensor de parking posterior), 1.040 €
PRECIO BASE: 19.790 € (16.715 € con dto)
PRECIO UNIDAD PROBADA: 21.288 € (18.213 € con dto)



RIVALES


Entre los muchos rivales que tiene este Cee'd 1.6 GDI 135 CV Drive están los Chevrolet Cruze 1.8i 16v 141 CV LT+, Opel Astra 1.4i Turbo 140 CV, Renault Mégane 1.4 TCe 130 CV Dynamique, Honda Civic 1.8 i-VTEC 140 CV Sport... Todos ellos son compactos interesantes, si bien los Astra y Mégane recurren a la sobrealimentación y motores de cilindrada más baja para presumir de mejores prestaciones y consumos.

Sin embargo al comparar las tarifas las cosas ya no están tan igualadas y por los 16.700 € que cuesta el Cee'd GDI Drive sin equipo opcional podemos adquirir un Mégane 1.2 TCe 115 CV Dynamique (17.250 €) o un Opel Astra 1.6i 16v 115 CV Selective (17.305 €), costando las variantes anteriormente citadas unos 3.000 € más que el surcoreano como mínimo. Y esta diferencia es importante. Por otro lado sabemos que el Cruze es un coche que ofrece mucho por poco dinero, pero el motor de gasolina de 141 CV no es precisamente su mejor reclamo, teniendo un rendimiento discreto y unos consumos algo altos.

Con todo esto, queda claro que el vehículo que mejor se enfrenta al nuevo Cee'd GDI es precisamente su hermano el Hyundai i30. Con el mismo motor y una dotación parecida, tiene un precio de 16.990 €, eso sí, con sistema Stop&Start gracias al paquete BlueDrive. Elegir uno u otro dependerá más de gustos personales que otra cosa, aunque hay que dejar claro que el Kia tiene siete años de garantía y el i30 se "contenta" con cinco (que también está muy bien).

Y hasta aquí la primera parte. Mañana regresaremos con una segunda entrega en la que podrás encontrar todo lo relativo al comportamiento, motor, consumos y otros detalles.

Segunda parte de la prueba



Texto y fotos en vivo por Enrique García, también en
Facebook

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1enrique-garcía15319
2guillermo-alfonsin9926
3daniel-murias910
4antonio-r-vaquerizo547
5valent-fradera263
6nacho-villarin152
7javier-costas955
8elas-juarez20