Skip to Content

Categorías: Kia, Pruebas, Compactos segmento C, Hatchbacks

Contacto en Madrid: Kia Cee'd 5p 2012 (cuatro versiones)


Haz clic en la imagen para saltar a la galería

Estoy convencido de que más de uno se quedará descolocado tras leer el siguiente artículo del Cee'd, pero si eres un fiel seguidor del mundo del motor, sabrás que tanto Kia como su hermana Hyundai están jugando sus cartas mejor que nunca y ya no tienen nada que envidiar a otras firmas en materia de diseño, equipamiento y motores.

Desde que fuera presentado el último Sportage, la mayor parte de los productos de la marca se ha ido renovando y con cada lanzamiento, la cara de sorpresa de muchos de nosotros era cada vez mayor. El pequeño Picanto, el bonito Rio o el imponente Optima son algunos ejemplos, si bien el que concentrará el mayor volumen de ventas será el Cee'd -junto al Rio-, de ahí que hayan prestado especial en los detalles.

Si nos sigues habitualmente ya habrás leído las pruebas que he realizado de todos los modelos mencionados y siempre había un "algo" que no me terminaba de convencer. El avance es brutal en relación a lo que venían vendiendo, pero en calidad de rodadura o tacto al volante seguían estando en un escalón por detrás, tratando de conseguir un buen equilibrio entre eficacia y comodidad pero fallando en el intento. Pues bien, esto parece haber pasado a mejor vida y por fin un Kia me parece cómodo, suficientemente preciso, seguro, estable y dócil.



Sí, el nuevo Cee'd se conduce con ganas. No es el modelo más ágil del segmento ni mucho menos, pero tampoco han ido buscando el lado puramente dinámico. Sin embargo esto no quita que apurando un poco el ritmo se mueva bien y sus reacciones sean siempre muy nobles, avisando al conductor donde están los límites. Con esto seguro que muchos indecisos podrían dar el salto al "sí quiero".

Es verdad que al volante de un SEAT León o un Alfa Romeo Giulietta podrás disfrutar mucho más en tramos con curvas pero para un conductor sin demasiada experiencia pueden ser menos accesibles a ritmos elevados. En el nuevo Cee'd sabrás en todo momento en qué punto de adherencia te encuentras. Todo esto es válido para las unidades equipadas con las llantas de aleación de 17 pulgadas, pues es la que más tiempo he podido probar. Con llanta 16 no he encontrado grandes diferencias, aunque el tipo de conducción fue muy diferente y no me atrevo a comparar, al menos por ahora.



Continuando con las impresiones, también me parece que ha mejorado y mucho en calidad de rodadura, superando incluso al Optima en cuanto a sonoridad y aislamiento. Esto último no se nota sólo en el ruido del motor, sino que el techo solar panorámico no produce los silbidos que sí se generan en su hermano mayor. Al superar baches e irregularidades importantes no me ha parecido un coche incomodo y de hacerlo en pleno apoyo, no descompone su trayectoria. No puedo decirte si circulando muy rápido por un tramo virado seguirá tan pegado al suelo, pero yendo ligerito me ha parecido satisfactorio (inclina debido a un tarado algo blando, pero apoya con solidez)

Lo mejor del nuevo Cee'd es que transmite sensación de coche "bueno". Decir de un segmento superior me parece exagerado, pero sí a la altura de los más modernos rivales europeos y japoneses. Es la primera vez que me pasa con un vehículo de una firma surcoreana, normalmente en un escalón inferior en este tipo de "sensaciones".



La dirección asistida Flex Steer en los acabados Drive y Emotion tiene tres configuraciones distintas: Confort, Normal y Deportivo. Aunque en un primer momento no se nota el cambio en la asistencia -no es inmediato- me parece que permite muy bien elegir el tipo de servoasistencia en función de las circunstancias. La normal es la más lógica, aunque a velocidades elevadas el modo deportivo aumenta la resistencia y se gana en precisión. Para ciudad lo mejor es el modo Comfort, que sin ser la "City" de Fiat, suaviza la respuesta de forma notable.



Posiblemente haya entrado tan directo al tema del comportamiento que me he saltado las impresiones nada más verlo en vivo. Sin darle demasiada importancia a esto dado que es un tema totalmente personal, he de decir que al natural me gusta bastante más que en fotos. Tiene porte, elegancia y transmite solidez. Tengo la impresión de que la pintura empleada es de mejor calidad (posiblemente más capas aunque es algo que desconozco) y esto hace que las percepción sea mucho más positiva.

El frontal, visto en marcha, es agresivo y con las luces diurnas por LEDs, también llamativo. La zaga sigue sin entrarme por los ojos y sólo según qué colores me parece más pasable, pero sigue sin ser robarme el corazón -y no creo que lo haga con el tiempo-. De perfil me recuerda mucho al Astra aunque realmente si juntas ambos modelos las distancias son enormes. Las formas generales engañan al ojo.



La misma evolución que experimenta en su exterior la encontrarás en el habitáculo. No se puede decir que hayan arriesgado en un salpicadero de líneas futuristas e innovadoras, pero dentro del clasicismo al que se han ceñido es muy correcto. Me gusta la disposición de todos los mandos y en las unidades más equipadas, con piel, navegador y freno de mano eléctrico, la presentación es extraordinaria, superando en impresión visual a rivales como el VW Golf, Citroën C4 y por supuesto, SEAT León, Fiat Bravo y Renault Mégane.

Para conseguir un resultado tan estupendo en Kia han empleado materiales muy agradables al tacto, tanto los rígidos como los blandos. Además según el acabado hay detalles en símil aluminio -Drive- o en negro lacado -Emotion-, cromados en las manillas de las puertas y cerco de la instrumentación, etc. Los tapizados también parecen de calidad, aunque el textil del acabado Drive es muy caluroso y la piel del Emotion resta mucha sujeción lateral.



Kia propone dos tipos de instrumentación según el nivel de terminación. En los Concept y Drive es convencional y dispone de la información típica de los coches de hoy día. En los Emotion la esfera central se olvida de agujas y es una pantalla TFT que simula un velocímetro. Además cuenta con un ordenador de viaje más completo y la información relativa al asistente del cambio de carril LKAS.

Otros detalles que consiguen colocar al Cee'd en muy buen término respecto a la competencia son las bases de goma para los huecos porta-objetos (evita que resbalen), amortiguador en la tapa de la guantera, cajón principal en apoyabrazos de mucha capacidad, espacio de reposo para el pie izquierdo amplio y plano (parece una tontería pero no siempre lo encuentras), climatizador automático con dos modos de funcionamiento (Soft/Fast) e ionizador integrado, cuatro elevalunas eléctricos "de un toque", etc.



Entre lo mejorable está que no puedas quitar el freno de mano eléctrico al intentar poner el coche en movimiento (no se suelta sólo como sí ocurre en otros modelos), la calidad de recepción de la radio sigue fallando más de la cuenta (esto ya es habitual en los Kia), el bluetooth no puede configurarse en marcha (si un acompañante desea hacerlo no podrá), etc.

En cuestiones de ergonomía no he encontrado muchas pegas pues incluso el tacto y tamaño de los botones es el apropiado y todos resultan muy legibles. En el volante hay muchos, pero no parecen complicados y están iluminados. Es una pena que no hayan recubierto las bolsas de las puertas con material textil y que el apoyabrazos central delantero no tenga regulación longitudinal. Con estos dos detalles -y alguno más que seguro olvido- pocos en la competencia podrían plantarle cara. Y no creas que esto lo digo sólo por la impresión que causan cuatro plásticos bonitos y un diseño correcto sino que en marcha, por vías en estado mejorable no se sienten crujidos ni ruidos parásitos -lógico en unidades nuevas- y la sensación a sus mandos es de solidez. Es más, creo que es esta palabra precisamente la que mejor define al nuevo Cee'd.



¿Y los motores?


Aquí ya las cosas van cambiando y no son tan bonitas como hasta ahora. No sé si es por el poco kilometraje de las unidades testadas, pero el caso es que ninguno me ha parecido rápido, y eso que he probado todos los motores salvo el 1.4 CVVT 100 CV y el 1.6 CRDI 128 CV con caja automática. Pero mejor ir al grano y lo vemos:

1.6 GDI 135 CV DRIVE 6v y DRIVE DCT


He tenido la posibilidad de llevarlo tanto con cambio manual como con el de doble embrague DCT. En ninguno de los dos casos este motor me ha parecido rápido, mostrándose muy perezoso por debajo de las 3.000 rpm y con poca garra hasta superar las 4.200. Si se presiona a fondo el acelerador cuando está asociado al cambio DCT, trata de ganar velocidad lo antes posible reduciendo las marchas que sean necesarias de manera muy rápida y resolutiva. Sin embargo el calificativo "rápido" sólo vale para la caja, pues el Cee`d no se mueve con la soltura que esperaba dada la potencia.



En general para poder sacarle partido a este motor hay que llevarlo muy alto de vueltas. Estas impresiones no obstante son válidas para dos unidades que en ningún caso superaban los 800 km al inicio y por tanto, están sin "rodar". El tacto del cambio manual es bueno, suficientemente preciso y de tacto agradable. El DCT es mucho mejor en todo, sobre todo en modo secuencial. Gracias a las levas en el volante se realizan las transiciones en un plis-plas y con mucha suavidad. En modo automático parece lento, pero no es culpa del cambio sino del motor. Me gustaría ver esta caja asociada a otros motores de gasolina de más potencia (tal vez el nuevo 1.6 Turbo que ha estrenado el Veloster), ya que al GDI 135 CV le queda grande.

Lo mejor de este motor son los contenidos consumos. Ya sea con el DCT o con la manual tradicional, este bloque ha sido especialmente parco en el gasto y para lograr una media de 7,2 L/100 tuvo que estar sufriendo una conducción que para nada tiene que ver con la habitual de cualquier persona en sus cabales. Dicho con cifras, lo normal por carretera es rondar los 5,5 L/100.



1.4 CRDI 90 WGT EMOTION


Esta combinación de motor-acabado no se comercializa en el mercado español, pero para analizar el motor nos puede valer ya que el equipo de ruedas era el mismo que llevan "nuestros Drive". El pequeño motor diesel hay que reconocer que es voluntarioso y refinado. Trata de hacer lo máximo posible para mover con soltura una carrocería de dimensiones respetables como las del Cee'd y lo consigue dignamente, aunque sin emocionar. Es tan lineal en su empuje que parece andar menos pero a modo comparativo no es mucho más lento que el 1.6 GDI, y eso que tiene 45 CV menos.

Lo mejor es que consigue mantener muy bien la velocidad y gracias a la sexta velocidad garantiza unos consumos muy bajos. Prefiero no dar cifras hasta probarlo en el circuito habitual pero mucho tendrían que cambiar las cosas para que suba por encima de los 6,0 L/100.



1.6 CRDI 128 CV EMOTION PACK EXCLUSIVE

Debería ser el motor más interesante para el público en general por su potencia y buen precio cuando va ligado al nivel de acabado Drive (unos 18.000 €). Tiene buena respuesta, es refinado y sólo por debajo de las 1.500 rpm parece no tener nada que decir.

En marcha parece querer empujar más de lo que lo hace y aunque catalogarlo de lento es excesivo, sí que parece menos rápido de lo que es debido a la linealidad con la que empuja. Lo mejor de esto motor es que no resulta ruidoso -ni en aceleraciones fuertes- y tampoco vibra. El consumo medio durante el recorrido -de unos 42 km- por los alrededores de Madrid fue de 5,1 L/100, lo que lo sitúa en un buen término pero sin sorprender.



VALORACIÓN GENERAL

Después de probar cuatro variantes tengo claro que el nuevo Cee'd hará mucho daño en el segmento C. Esta primera entrega con los cinco puertas apenas tiene puntos mejorables en cuanto a concepto y los que sí lo son, generalmente en relación al poco brío de sus motores, pueden ser mejorados más adelante con nuevas evoluciones. Lo importante es que la base convence y eso ya es mucho.



VIRTUDES
  • Calidad de acabados/presentación
  • Precio competitivo
  • Comportamiento noble
DEFECTOS
  • Motores sin garra
  • Cambio DCT exclusivo del 1.6 GDI
  • Pack EcoDynamics limitado a dos versiones


CONCLUSIÓN


El nuevo Cee'd me gusta y mucho por aspecto, presentación, equipamiento de serie y precio. Sin embargo echo de menos alguna opción mecánica más potente que sea capaz de aprovechar mejor un bastidor bien afinado y claramente infrautilizado con las propuestas actuales. Puede que me esté volviendo repetitivo con los últimos lanzamiento de Kia, pero parece que con cada novedad se lucen un poco más y presentan coches más competitivos y validos para todos los públicos. En esta ocasión creo que no me equivocaré si digo que es el Kia con mejores argumentos frente a la competencia.

Si buscas un compacto amplio, de precio contenido, cómodo, versátil y no te importan en exceso las prestaciones puras, este Cee'd podría tener mucho sentido en tu garaje. A mí desde luego me ha gustado mucho y sólo me queda probarlo durante la habitual semana para despejar algunas dudas que todavía recorren mi cabeza. Y tú, ¿qué piensas?


Texto y fotos en vivo por Enrique García, también en Facebook

Reader Comments (Page 1 of 1)

Deja tu comentario

Por favor, procura que los comentarios estén relacionados con el artículo. Las direcciones de correo electrónico nunca se muestran al público, pero son necesarias para que puedas confirmar tus comentarios.

Cuando pulses el botón "Añadir comentario" recibirás un enlace para confirmar tu mensaje en la dirección de correo indicada. También encontrarás una contraseña. Para dejar otro comentario sin necesidad de confirmarlo, sólo tienes que introducir la clave proporcionada. Si utilizas Hotmail u otro servicio de correo electrónico gratuito, es posible que los filtros antispam detengan por error el mensaje de confirmación. Revisa tu buzón de correo no deseado.

Para crear un enlace, tan solo necesitas teclear la dirección URL (incluyendo http://). Puedes poner un máximo de tres direcciones por mensaje.

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1Enrique Garca17014
2Daniel Murias1313
3Guillermo Alfonsin5636
4Valent Fradera261
5Nacho Villarin150
6Antonio R. Vaquerizo40