Skip to Content

Categorías: Kia, Pruebas, Utilitarios Segmento B, Hatchbacks

Prueba: Kia Rio 1.4 CRDI 90 CV WGT Drive (1/2)

Prueba: Kia Rio 1.4 CRDI 90 CV WGT Drive (1/2)
Haz clic en la imagen para saltar a la galería

Si hay algo que durante los últimos meses he repetido hasta el aburrimiento, es el increíble avance de las firmas surcoreanas en materia de calidad. Y no sólo va dirigido a los más cuidados habitáculos o al aumento de equipamiento disponible, sino que en diseño también están demostrando que las líneas insulsas y aburridas han quedado en el pasado.

Tanto en Hyundai como en Kia han sabido aprovechar los beneficios que generaban sus productos anteriores, en su último tramo fiables pero faltos de personalidad, para invertir los réditos generados en diseño, motores eficientes, equipamiento y seguridad, demostrando que también pueden estar al nivel de los mejores generalistas e incluso en algunos aspectos superarlos. Kia, de entrada, ofrece ya siete años de garantía en todos sus modelos, algo que ningún otro fabricante te da (lo normal son dos o tres años) y esto demuestra la confianza que tienen en sus vehículos.

La prueba de esta semana se centra en uno de los coches de Kia que debería despertar por fin el interés de las masas: el nuevo Rio. Respecto a las dos generaciones anteriores del modelo, la nueva no tiene absolutamente nada que ver, compartiendo sólo el nombre. Por primera vez el cliente puede elegirlo con carrocería de tres puertas, si bien el que he podido testar es uno de los que se llevará la mayor parte de las ventas: el 1.4 CRDI 90 CV con acabado Drive y cinco puertas.



MODERNO Y ATRACTIVO

Exteriormente el nuevo Rio me gusta. Su agresivo frontal es realmente llamativo y está bien proporcionado. Durante los días de la prueba he visto como peatones y conductores miraban de reojillo el coche, mostrando un interés que por ejemplo con un Clio o un Ibiza no tienen. Y es que no sólo es novedad en el mercado; también muy atractivo.



La vista lateral, posiblemente la parte más clásica, queda marcada por una línea de cintura ascendente que a la altura de las puertas posteriores queda muy elevada y reduce el tamaño de las ventanillas. Esto añade robustez al conjunto visualmente, pero en el interior puede generar cierta sensación de claustrofobia.

En cuanto a la zaga, me parece equilibrada y agradable. Los enormes pilotos posteriores dan forma a la línea de cintura, más ancha, y añade un toque dinámico. Como cinco puertas está muy conseguido y es un coche bonito, con suficiente personalidad y fácilmente reconocible.



El acabado Drive incluye de serie las llantas de aleación de 15 pulgadas. Es una medida muy coherente con las características generales de la versión probada (90 CV), y no se deja intimidar por unas más vistosas de 17 ó 18 que llevan algunos de sus rivales (las hay como accesorio de concesionario).

Y el interior, ¿ha evolucionado en la misma medida que el exterior?

Sin duda otro punto positivo de los nuevos Kia son los interiores más cuidados, con materiales resistentes y ajustes logrados. El Rio es un ejemplo de cómo un plástico rígido bien tratado puede transmitir buenas sensaciones. No es necesario recurrir a los agradables materiales acolchados si la elección del duro tiene buena calidad. El único material que trata de disimular su origen es uno pintado en la zona del climatizador, terminado en plata y que añade un toque de color a un interior demasiado sobrio.



Lo mejor del Rio, más que una calidad aceptable, es el ajuste de todas esas piezas. No sólo no han aparecido ruidos durante la prueba (también es lo mínimo que uno espera en un coche nuevo...) sino que no hay holguras, bordes cortantes o remates feos como en otros modelos. Merece la pena mencionar el excelente acabado del techo, con una moqueta agradable y de fácil limpieza.

El diseño del salpicadero me recuerda ligeramente al visto en los Civic de hace un par de generaciones. La consola central agrupa el equipo de sonido en la parte superior, dejando en la zona central los mandos para la climatización automática -de serie- y, más abajo, un pequeño hueco porta-objetos con la entrada auxiliar para iPod, de 3,5 mm y USB.



La instrumentación me gusta por el enorme tamaño de sus relojes, aunque la cantidad de información es simplemente correcta, y como es costumbre hoy día carece de indicador de temperatura del agua. El ordenador de viaje es completo y sencillo de manipular (por fin desde el volante) aunque me habría gustado que el indicador de temperatura exterior estuviese siempre visible.

Durante los días de la prueba encontré algunos detalles mejorables:
  • Los asideros de techo carecen de amortiguación y golpean el techo con fuerza al soltarlos
  • Al desconectar el encendido y sacar la llave, las luces no se desconectan
  • La recepción de señal de la radio es mala. Salir de Madrid supone perder la nitidez en el sonido (al menos los archivos por USB suenan fenomenal)
  • El reglaje en altura del asiento del conductor lo deja muy alto incluso en la posición más baja
  • El mullido de los asientos puede resultar muy duro
  • Para abrir el depósito hay que tirar de una palanca en el suelo. Esto es algo ya superado y parece una solución simplemente económica.
En cuanto a lo que más me convenció puedo mencionar:
  • El volante multifunción es muy intuitivo
  • El elevalunas eléctrico del conductor tiene función "One Touch"
  • Los asientos sujetan bien lateralmente
  • Hay muchos huecos para dejar objetos
  • Los parasoles cuentan con espejo e iluminación, incluso para el conductor
  • El climatizador es sencillo en su manejo


AMPLIO PARA CUATRO


El interior del Rio me parece amplio y cómodo para cuatro pasajeros. En las plazas delanteras hay suficiente anchura y altura, mientras que el volante tiene doble regulación para que puedas encontrar la postura correcta. Para mi gusto el reglaje en altura debería tener más recorrido, pues incluso en la posición más baja queda algo elevado. En las plazas posteriores la anchura no es generosa e incluso pierde algunos centímetros en relación al anterior. Pero por espacio longitudinal y altura va bien servido. En caso de meter a un tercer acompañante, se agradece que el túnel central sea mínimo y el mullido del asiento blando.



En cuanto al maletero, los 288 litros homologados son simplemente correctos y están en la media de la categoría. Peor me parece el escalón que queda y el borde de carga algo elevado, dificultando la introducción de objetos pesados. Si se desea ampliar la capacidad, abatiendo los asientos posteriores y quitando la bandeja se pueden alcanzar los 923 litros.



DOTACIÓN

La terminación Drive, para ser la segunda más completa sólo por detrás del Emotion, presenta algunas peculiaridades. Entre ellas me parece criticable que no cuente con control de velocidad, elevalunas eléctricos posteriores tapizado en piel para el volante y la palanca de cambios. No se entiende que para contar con ellos haya que optar directamente por el nivel superior, que además suma sensor de aparcamiento, llantas de 16 y espejos abatibles con mando eléctrico. En el lado positivo todos los Rio incluyen una dotación completa en seguridad y este Drive además presume de climatizador automático -de sencillo manejo, pero como en el Sportage, con un sensor mal calibrado y que a 21º te cuece-, faros antiniebla, sensor de lluvia, apoyabrazos central delantero, etc.



DETALLE DE EQUIPAMIENTO
  • ABS + EBD
  • ESP + TCS
  • VSM (sistema de gestión de estabilidad)
  • Airbags frontales, laterales y de cortina
  • Anclajes ISOFIX
  • Faros antiniebla
  • Hill Holder (asistente de arranque en pendientes)
  • Iluminación diurna
  • Dirección asistida eléctrica
  • Ordenador de viaje
  • Climatizador automático monozona
  • Sensor de lluvia
  • Radio CD MP3
  • Entrada auxiliar de audio
  • Puerto USB
  • Conector para iPod
  • Bluetooth
  • Volante regulable en altura y profundidad
  • Volante multifunción
  • Asiento del conductor regulable en altura
  • Asiento posterior abatible por partes
  • Reposabrazos central delantero
  • Retrovisores eléctricos y térmicos
  • Cierre centralizado con mando y llave plegable
  • Elevalunas eléctricos (2)
  • Parasoles iluminados
  • Rueda de repuesto temporal
  • Llantas de aleación de 15 pulgadas
  • Parrilla cromada
  • Tiradores y espejos pintados
  • Paragolpes pintados


OPCIONES Y ACCESORIOS ORIGINALES
  • Pintura metalizada, 300 €
  • Sensor de aparcamiento posterior, 235 €
  • Protectores barro traseros, 34 €
  • Llantas de aleación de 16 pulgadas, 728 €
  • Llantas de aleación de 17 pulgadas, 970 €
  • Sistema de navegación Navigon70 + Kit básico, 540 €
PRECIO BASE: 17.140 € (14.290 € con descuento)

PRECIO UNIDAD PROBADA: 17.140 € (14.290 € con descuento)



RIVALES


El segmento B es uno de los más reñidos del mercado y por tanto, casi todas las firmas generalistas tienen un integrante tratando de conquistar nuevos clientes. Para colmo, la versión del Rio testada entrada de lleno en el tipo de versión que la mayor parte del público adquiere. Y es que los polivalentes más demandados están equipados con motores diésel o gasolina con potencias entre los 90-100 CV y asociados a niveles de terminación intermedios (como es lógico, en algunos casos esto no se cumple, y eso sí, nos referimos a los que compran los particulares, no empresas ni compañías de alquiler que centran sus adquisiciones en variantes más sencillas).

Por tanto, a modo de ejemplo y para ver cómo queda situado el nuevo Rio 1.4 CRDI 90 CV Drive frente a sus rivales, dejo un listado con los rivales más directos y sus precios:
  • Chevrolet Aveo 1.3d 95 CV LTZ, 13.750 €
  • Citroën C3 1.6 HDI 92 CV FAP Collection, 15.050 €
  • Fiat Punto 1.3 MJT 95 CV Easy S&S, 14.800 €
  • Ford Fiesta 1.6 TDCi 95 CV Trend Pack Techno 5p, 15.080 €
  • Hyundai i20 1.4 CRDI 90 CV Style 5p, 14.470 €
  • Lancia Ypsilon 1.3 JTDm 95 CV Gold S&S 5p, 16.150 €
  • Mazda2 1.6 CRTD 95 CV Style+ 5p, 15.600 €
  • Opel Corsa 1.3 CDTI 95 CV Color Edition Pack, 14.497 €
  • Peugeot 207 1.6 HDI 92 CV FAP Active 5p, 15.001 €
  • Peugeot 208 1.6 e-HDI 92 CV FAP Active 5p, 16.100 €
  • Renault Clio 1.5 dCi 90 CV Dynamique 5p, 14.510 €
  • SEAT Ibiza 1.6 TDI CR 90 CV Reference Copa 5p, 15.203 €
  • Skoda Fabia 1.6 TDI CR 90 CV Elegance Packs 5p, 16.065 €
  • Toyota Yaris 90D Active 90 CV 5p, 16.500 €
  • VW Polo 1.6 TDI CR 90 CV Advance Packs, 15.200 €
El Dacia Sandero Laureate 1.5 dCi 90 CV por ejemplo está en un escalón por debajo en cuanto a dotación y percepción de calidad, pero es justo decir que sólo cuesta 11.340 € con todos los extras posibles (se queda fuera el ESP, que no está disponible y es una de las razones por las que yo miraría otro modelo). De entre los modelos citados hay que destacar el excelente precio del VW Polo con las promociones, que lo dejan en una posición ventajosa frente a los Fabia, Ypsilon y Yaris. En aquellos que se añade el apellido "Packs", se incluyen algunos elementos opcionales de serie en el Rio y que para hacer una comparación justa es necesario sumar (por ejemplo faros antiniebla, bluetooth, llantas de aleación o climatizador automático).

El nuevo Rio, ahora que tienes el listado con los precios promocionados de sus rivales, queda muy bien situado aunque no se desmarca con una gran diferencia. El modelo más barato, el Aveo, tampoco queda lejos por lo que serán los gustos personales, descuentos adicionales en concesionario o la propia red de distribución la que condicione la decisión final.

Y por hoy es todo. Mañana te contaré todo lo relativo al comportamiento, motor, consumos y la valoración general. Hasta ese momento, disfruta de la galería de imágenes.

Segunda parte de la prueba


Texto y fotos en vivo por Enrique García, también en
Facebook

Reader Comments (Page 1 of 1)

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1Guillermo Alfonsin13540
2Enrique Garca1168
3Antonio R. Vaquerizo726
4Daniel Murias350
5Valent Fradera253
6Nacho Villarin202