Skip to Content

Categorías: Industria

Brasil sube los impuestos que gravan los vehículos importados



De nuevo la industria del automóvil se verá afectada por las medidas fiscales tomadas por el gobierno brasileño. Según la nueva normativa que ya ha confirmado el Ministro de Hacienda Guido Mantega, el IPI (Impuesto sobre Productos Industrializados) aumentará considerablemente para aquellos bienes importados. Brasil, con una población de casi 200 millones de personas y una economía a todo tren, es en estos momentos uno de los mercados más disputados a nivel global por los fabricantes de automóviles, que deberán pensar en levantar nuevas fábricas o ampliar la capacidad de las instalaciones existentes para fabricar allí otros modelos.

Hasta ahora el IPI que gravaba los automóviles oscilaba entre un 7 y un 25% dependiendo de la cilindrada de modelo. A partir de ahora este impuesto pasa a oscilar entre un 37 y un 55%, lo que elevará drásticamente los precios. Esta medida afecta a todos los vehículos importados e incluso a los que, siendo fabricados en Brasil, no cuenten con al menos un 65% de las piezas fabricadas en el territorio nacional.

A modo de ejemplo, los vehículos con una cilindrada de hasta un litro pagarán un 37%; en aquellos entre un litro y dos, oscilará entre un 41 y 43%. En términos generales el coste se encarecerá un 30%, y por ejemplo un automóvil que hoy día cuesta 30.000 reales incrementará su tarifa hasta los 37.500 reales (pasará de unos 12.665 a 15.835 €).

El gobierno piensa que con esta medida se estimulará la compra de productos nacionales, aunque realmente más que motivar lo que conseguirá es obligar, pues muchos brasileños verán como el vehículo deseado resulta mucho más caro.



Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres

Autoblog Español

Las más comentadas (últimos siete días)