Skip to Content

Categorías: Peugeot, Pruebas, Vehiculos industriales ligeros, comerciales y Pick Ups

Prueba: Peugeot Bipper 1.4 HDI FGN (2/2)


Haz clic en la imagen para saltar a la galería

Primera parte: Habitáculo, equipamiento y precio

Si ayer analizábamos del Peugeot Bipper los aspectos relacionados con la calidad de fabricación, precio y dotación, hoy nos centramos en su comportamiento, prestaciones y la conclusión final. Aunque todavía tendrás que leer una cuantas líneas para conocer el veredicto, te adelanto que la idea desarrollada por SEVEL es muy acertada. Pero vayamos por partes.

La gama Bipper se podría dividir en versiones Furgón, enfocadas al trabajo, y las Tepée, que permiten un uso mixto. Los niveles de acabado son FGN para los primeros y Basic, Confort y Outdoor para los segundos. Los motores disponibles son dos: un 1.4 HDI con 68 CV y, ya bajo pedido dada la escasa demanda, un 1.4i 75 CV de gasolina. Sólo el diésel en combinación con la terminación Outdoor permite acoplar un cambio automático secuencial. En el resto es siempre manual de cinco velocidades.

Centrados ya en nuestra unidad, un 1.4 HDI FGN, nos ponemos en marcha. Nada más girar la llave y arrancar, el sonido del motor resulta muy elevado, fruto de una nula insonoración. En este tipo de vehículos no se cuidan estos aspectos para abaratar los costes. Se supone que son funcionales y por ello se dejan de lado algunos aspectos. Sin embargo para ese conductor que pasa muchas horas al volante mientras realiza los repartos, puede ser un auténtico engorro tener que oír constantemente el traqueteo de la mecánica. Además, el sonido del motor se suma al de la zona de carga, que se convierte en una auténtica caja de resonancia y los multiplica por diez. Continuando con los ruidos podemos añadir que al cerrar las puertas, el típico "plof" que tanto gusta en los turismos, en este Bipper se convierte en un más latoso "clooon".

Una vez sentados al volante y con el cinturón puesto, nos ponemos en marcha. Lo primero que me llama la atención positivamente es la posición del cambio, muy a mano y además bastante agradable en su manejo. No tiene recorridos largos y es precisa, algo que no esperaba en un comercial ligero. La dosificación del embrague requiere adaptación. Es sólo al final cuando nos ponemos en movimiento, y no deja casi espacio para jugar con el, especialmente en cuestas pronunciadas en las que tendemos a regularlo a nuestro antojo.

ALGUNOS DATOS

  • Cilindrada: 1.399cc
  • Potencia: 68 CV
  • Velocidad máxima: 152 km/h
  • Aceleración 0-100 km/h: 16,9 segundos
  • Cambio: Manual de cinco velocidades

Ya vistos los primeros aspectos mecánicos, me dispongo a meter primera. El sonido sigue siendo molesto, pero me centro más en la buena capacidad para subir de vueltas. Segunda, tercera y...mira, este Bipper se mueve realmente bien. Antes de darme cuenta circulo a 80 km/h, sin buscarlo ni quererlo. El escalonamiento del cambio me ha parecido muy acertado con las tres primeras velocidades tirando a cortas, lo que ayuda tanto en las incorporaciones como una vez llevemos el coche cargado. Eso sí, a partir de aquí el salto con la cuarta se nota bastante, pues ya no disponemos de una respuesta tan inmediata. En quinta más de lo mismo. Su desarrollo es muy largo, complemento ideal para circular por autopistas y vías rápidas gastando muy poco y reduciendo la sonoridad, que por cierto, a partir de 60 km/h ya no es nada molesta.

He podido circular por todo tipo de vías con el Bipper, y en general, se conduce como un polivalente. Su respuesta, la aceleración e incluso su velocidad máxima son similares, aunque la ficha técnica lo sitúe un poco por detrás. Basta decir que superar los 140 km/h no es nada difícil y habrá que tener cuidado (controlando el pié derecho), para evitar multas. Al ser un vehículo industrial, su velocidad máxima legal en autopistas se queda en 100 km/h, algo que tendremos que tener muy presente en todo momento. De todos modos no pienses que estos 68 CV van sobrados. Son capaces de mover bien su escasa masa en vacio, pero con carga puede resultar incluso escaso, especialmente en repechos y con el aire acondicionado conectado. Quizás una versión con 90 CV sería más equilibrada para un uso más global fuera de las ciudades.

En carreteras de montaña se nota mucho la diferencia entre ir cargado o en vacio. En el primer caso es una maravilla por el aplomo y la seguridad que transmite. Es cierto que balancea, pero en ningún caso de forma excesiva. Quizás los neumáticos con un perfil algo menor mejorarían el resultado general, pero es que hablamos de un vehículo de trabajo, no de un turismo. Sin carga el asunto se complica y nos podemos llevar más de un susto. En dos ocasiones la zaga trató de adelantarme. Fue con suelo mojado y en curvas lentas, pero esperaba un poco más de agarre. Sin embargo el eje trasero queda como en el aire, rebotando en cualquier irregularidad. Me ha recordado en cierta manera a los antiguos Peugeot 206 XS, que tenían un comportamiento algo nervioso, con un eje posterior algo complicado de controlar en ciertas circunstancias. En el Bipper es comprensible, pues todo el peso se queda delante (de ahí la gran diferencia con carga y un reparto de pesos más equilibrado). Siendo claro y dado que es un comercial, podemos incluso alabar sus buenas maneras. Lo malo viene al comparar erroneamente al Bipper con los polivalente actuales, que juegan en otra liga.

En ciudad es todo lo bueno que uno espera, aunque algunas situaciones pueden resultar complicadas e incluso peligrosas. Me refiero a la nula visibilidad de nuestra unidad, que nos deja un buen número de ángulos ciegos. En algunas incorporaciones, al estacionar y/o dar marcha atrás, apenas podemos tomar referencias, obligándonos a estar muy alerta (con el Pack Lunas se soluciona el problema). Salvo por esto, corretea por las calles con una agilidad sensacional, con un radio de giro diminuto que nos permite realizar cambios de sentido en pocos metros. El pequeño motor 1.4 HDI no te decepcionará por su buena respuesta y, a la hora de ir a la gasolinera, tú bolsillo también lo agradecerá. En un uso mixto mezclando todo tipo de trazados y mucha ciudad, el consumo se ha quedado en unos destacables 6,0 L/100. Sólo en carretera las cifras manejadas oscilan entre los 4,6 y 4,8 L/100 reales. Son datos muy buenos, que agradecerá el pequeño comerciante al final de mes.

CONSUMOS

  • Ciclo urbano: 6,8 L/100
  • Ciclo urbano (oficial): 5,7 L/100
  • Ciclo extra-urbano: 4,7 L/100
  • Ciclo extra-urbano (oficial): 3,8 L/100
  • Media en prueba: 6,0 L/100
  • Media declarada: 4,5 L/100
  • Emisiones de CO2: 119 g/km de CO2

Como se puede comprobar a la vista de los datos, resulta un vehículo muy económico en todo tipo de circunstacias. Además al usarlo a plena carga las cifras no aumentan en proporción, lo que deja una buena autonomía a su pequeño depósito de 45 litros

A FAVOR

  • Comportamiento
  • Capacidad de carga
  • Consumos muy ajustados

EN CONTRA

  • Visibilidad posterior y lateral
  • Sonoridad elevada
  • Equipamiento de serie escaso

VALORACIÓN: 7,4

  • Habitabilidad: 7
  • Maletero: 9
  • Calidad percibida: 7
  • Sonoridad: 6
  • Comodidad: 7
  • Comportamiento: 7,5
  • Frenos: 8
  • Dirección: 7,5
  • Cambio: 8
  • Prestaciones: 7,5
  • Aceleración: 7,5
  • Recuperaciones: 7
  • Consumos: 8,5
  • Equipamiento: 5,5
  • Valor-Precio: 7,5

CONCLUSIÓN

En ocasiones es difícil expresar las sensaciones. El Bipper es un producto sensacional, bien trabajado desde su desarrollo y pensado para facilitar las cosas a los pequeños empresarios. Tiene algunos puntos flacos como una postura de conducción condicionada por la ausencia de reglajes, una sonoridad elevada y un equipamiento algo escaso. Pero claro, no es un turismo, sino un comercial. Y aquí destaca por su consumo reducido y una excelente relación tamaño-capacidad. El comportamiento dinámico, visto como un turismo, puede dejar algo que desear. Como furgón es, sin duda, de lo mejor que he visto, combinando agilidad y buenas maneras en casi todas las circunstancias. En definitiva, el Bipper es una opción muy recomendable para la clase de clientes a los que se dirige.

Reader Comments (Page 1 of 1)

Deja tu comentario

Por favor, procura que los comentarios estén relacionados con el artículo. Las direcciones de correo electrónico nunca se muestran al público, pero son necesarias para que puedas confirmar tus comentarios.

Cuando pulses el botón "Añadir comentario" recibirás un enlace para confirmar tu mensaje en la dirección de correo indicada. También encontrarás una contraseña. Para dejar otro comentario sin necesidad de confirmarlo, sólo tienes que introducir la clave proporcionada. Si utilizas Hotmail u otro servicio de correo electrónico gratuito, es posible que los filtros antispam detengan por error el mensaje de confirmación. Revisa tu buzón de correo no deseado.

Para crear un enlace, tan solo necesitas teclear la dirección URL (incluyendo http://). Puedes poner un máximo de tres direcciones por mensaje.

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1Guillermo Alfonsin14243
2Enrique Garca1137
3Antonio R. Vaquerizo717
4Daniel Murias430
5Valent Fradera263
6Nacho Villarin202