Skip to Content

Categorías: Cupés, Deportivos

Devon GTX - Sangre nueva para un nuevo mundo


Haz clic en la foto para saltar a la galería

Un concept para el mundo real. Así podríamos describir al GTX, el primer y único modelo hasta la fecha de Devon Motorworks. Este joven constructor afincado en el sur de California pretende convertirse en la imagen de la deportividad americana con su flamante cupé V10, presentado en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach junto a otras joyas procedentes de todo el mundo.

Uniendo las formas más clásicas de los grandes GT estadounidenses con detalles mucho más modernos e incluso futuristas, el Devon GTX ofrece prestaciones de ensueño en un envoltorio tan familiar como atractivo. Su corazón es un bloque 8,4 de 10 cilindros en V, muy posiblemente derivado del mismo Dodge Viper, cuyos derechos trató de adquirir la compañía hace varios meses. A pleno rendimiento, desarrolla 650 caballos y un par motor que sólo podemos imaginar entre desmesurado e incontrolable. La transmisión es manual, y tiene seis velocidades.


Galería: Devon GTX


Como es posible que recuerdes, no hace mucho Devon Motorworks consiguió la vuelta más rápida registrada por un vehículo de producción en el circuito de Laguna Seca, superando a monstruos de la talla de Godzilla. Sin embargo, y a pesar de ello, el fabricante no ha ofrecido cifras tan importantes como la aceleración y la velocidad máxima del GTX definitivo. Sí avanza que su relación potencia-peso será bastante ventajosa, gracias a un chasis de acero con una "superestructura de fibra de carbono". Todo el coche ha sido especialmente afinado en pista, incluyendo sus frenos (con discos de 380 mm en las cuatro ruedas y seis pistones delante) y una suspensión independiente con amortiguadores neumáticos ajustables en ambos ejes.



Llegados a este punto, es necesario decir que el GTX, tan racing como avanzan sus responsables, también es una perfecta máquina para recorrer grandes distancias con la mayor comodidad. Una vez lanzado, Devon Motorworks ofrecerá un sistema de elevado hidráulico de la suspensión y un juego de amortiguadores con regulación activa con dos niveles de prestaciones diseñados por Active Shock Inc., una contratista militar poco conocida en estos ambientes. El equipo de sonido McIntosh también parece ser toda una maravilla, y se integra a la perfección en un salpicadero sencillo pero sorprendentemente bien rematado, lejos de ese aire kit-car que exhiben otros deportivos de tipo artesanal. Posiblemente el elemento más discutible es el cuadro de instrumentos, formado por una pantalla LCD con indicadores de estilo analógico (que en mi opinión personal, podría estar mejor integrado).



Bello y equilibrado, el Devon GTX se pondrá a la venta en el primer trimestre de 2010 a un precio de 500.000 dólares (350.000 euros al cambio), con la opción de montar más adelante un paquete racing de 25.000 dólares (17.500 euros). Sólo se fabricarán 36 unidades por año, así que conociendo cómo las gastan en Pebble Beach, posiblemente ya tenga lista de espera.

[Artículo en inglés]

Autoblog Español

Autoblog en español bloggers (30 días)

#BloggerPostsCmts
1Enrique Garca2059
2Guillermo Alfonsin13862
3Daniel Murias754